Al momento de acudir a una fiesta, ya sea con la pareja o con las amigas, bien sea que se trate de un evento sencillo o algo más formal, es importante saber elegir el vestido de fiesta perfecto, de esta manera será posible verse increíble y atraer todas las miradas.

Claves para elegir el vestido perfecto

La posibilidad de comprar un vestido de fiesta es más alta en la actualidad, dado que hay tiendas de vestidos de fiesta de moda como Hinsomnia.com, dedicadas a la venta de diversos vestidos, con varios diseños, estilos, colores y acabados.

El problema de una amplia variedad de personas lo tienen al momento de elegir, lo cual es un proceso tedioso si no se sabe qué aspectos tener en cuenta. Al considerar estas claves, las mujeres pueden elegir con mayor facilidad el vestido de fiesta perfecto para deslumbrar a todos.

El tipo de evento

El vestido de fiesta perfecto es el indicado para el tipo de evento al que se vaya a asistir. Se debe considerar la hora del día del evento para poder elegir un vestido adecuado, dado que no será lo mismo acudir a un evento por la tarde que por la noche, o bien, si es una boda o una graduación.

De igual manera, hay excepciones en las que un tipo de vestido, tanto por su estilo como por el color, no debe usarse, como el color blanco en una boda, por ejemplo. Para los eventos de trabajo, son recomendables los vestidos negros y uniformes con diseños simples, para así poder alcanzar la mayor elegancia sin esfuerzo.

Otro factor a tener en cuenta, es el tipo de vestimenta indicado para el evento, si es formal o informal, de esta manera será más fácil tener una base a partir de la cual poder elegir el vestido de fiesta perfecto.

Características del espacio

Al momento de buscar el vestido de fiesta, tener en cuenta las características del espacio donde se vaya a celebrar el evento puede ser de mucha utilidad, dado que puede ayudar a descartar opciones, por lo que será más fácil encontrar el indicado.

Si el evento es en la playa, un vestido bohemio con tejidos livianos puede ser una buena opción; mientras que si es en el campo, se debe evitar un vestido largo, siendo la mejor opción un vestido que no pueda tocar el suelo.

Si hace calor o frío, o bien, si es en interior o exterior, o de acuerdo con la época del año, unos vestidos pueden ser mejores que otros.

Color y silueta

Por último, el vestido de fiesta perfecto debe adaptarse al color de piel y a la silueta de cada mujer. Hay colores que permiten mejorar los atributos de las mujeres, sin embargo, se deben considerar varios aspectos antes de decidirse por uno, como el color de la piel y del cabello, por lo que se deben elegir las tonalidades que más favorezcan.

Por ejemplo, las mujeres de piel morena pueden usar tonos intensos, como el rojo, el granate o el azul oscuro; mientras que las mujeres rubias y de tez pálida, los colores como azul cielo, rosado o rojo cereza, pueden ser una buena opción. En caso de tener la tez clara y el pelo rojizo, los tonos verdes y pasteles, serán una buena opción.

No hay que olvidar el cuerpo

El cuerpo es un factor esencial a la hora de elegir el vestido de fiesta, es importante tener en cuenta la figura para poder acertar con la elección, y ahorrar tiempo en el proceso. Si las mujeres cuentan con mucho busto, un vestido con escote o uno de mangas cortas o tirantes anchos, pueden ser buenas opciones. Por otro lado, si el busto es pequeño, un escote pronunciado con forma de pico o un vestido cerrado será lo más recomendable. 

Para las mujeres que tienen brazos gruesos o muy delgados, un vestido de manga larga francesa puede ser el indicado para poder mejorar la apariencia. En caso de querer resaltar las curvas, un vestido de satén o de seda, será el mejor. Por otra parte, si se desea un atuendo menos llamativo, hay varias opciones que no son ajustadas a la cintura.

Al tener en cuenta todas estas claves, las mujeres podrán elegir con mayor facilidad y acierto, gracias a esto se podrán ver increíbles el día del evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here