Variación es un término que se emplea para referirse a las perturbaciones genéticas que se han identificado en un determinado agente infeccioso, las que pueden hacer que tenga mayor capacidad de infección y/o transmisión, como una mayor resistencia a la acción del sistema inmunológico, por poner un ejemplo.

Los síntomas de infección por las variaciones son exactamente los mismos presentes en las infección por el virus «original» de COVID-diecinueve, pudiendo haber tos seca y persistente, cansancio excesivo, cefalea, dolor muscular y diarrea, en ciertos casos. Pese a esto, es esencial que la variación sea identificada, puesto que ciertas están relacionadas con infecciones graves, siendo esencial que el tratamiento de soporte se comience tras el comienzo de los síntomas.

De forma general, lo que se sabe hasta el momento es que las variaciones del COVID-diecinueve son, en verdad, más simples de trasmitir y de ocasionar infección debido a la presencia de mutaciones en la proteína S, que es aquella presente en la superficie del virus. No obstante, todavía son precisos más estudios que valoren el comportamiento de estas variaciones y sus efectos en el organismo.

Las variaciones de preocupación son aquellas que semejan contagiarse sencillamente, son más resistentes a las medidas de control y prevención adoptadas, y presentan mayor potencial para ocasionar infecciones graves debido a las mutaciones en la proteína S, que es aquella presente en la superficie del virus que deja la unión a las células humanas.

En esta categoría están presentes cinco variantes:

Variación Local de identificação Peculiaridades
Delta
(B.1.617.2/ AY.1/ AY.2)
India

Mayor capacidad de contagio + capaz de burlar la acción del sistema inmune, incrementando el peligro de infección.

Alfa
(B.1.1.7)
R. Unido

Mayor capacidad de contagio + capaz de unirse con más fuerza a las células humanas, complicando la acción del sistema inmune y incrementando el peligro de infección.

Beta
(B.1.351/B.1.351.2/B.1.351.3)
Suráfrica

Mayor capacidad de contagio + capaz de reducir la acción de los anticuerpos complicando el tratamiento y la restauración.

Gama
(P.1/P.1.1/P.1.2)
Brasil

Mayor capacidad de contagio + capaz de anular y escapar de la actividad de los anticuerpos circulantes, incrementando el peligro de infección.

Ómicron (B.1.1.529; BA.1/ BA.2)

Múltiples países, eminentemente en Suráfrica

Mayor capacidad de transmisión.

Las variaciones de interés son aquellas que asimismo fueron identificadas mas que todavía no semejan presentar exactamente la misma sencillez de contagio o bien de gravedad de las variaciones de preocupación. En esta categoría están presentes las próximas variantes:

  • Variación Lambda (C.37): identificada primero en Perú;
  • Variación Mu (B.1.6621): identificada primero en Colombia;

Todas y cada una de las variaciones de interés, como las de preocupación están en incesante monitorización y evaluación, pudiendo reclasificarse cuando no representan peligro elevado para la población.

Las variaciones en monitoreo son aquellas que tienen perturbaciones genéticas que podrían presentar un peligro en el futuro, con lo que sus peculiaridades y también impacto epidemiológico todavía son estudiados. Las variaciones en monitoreo consideradas por la OMS hasta el instante son:

  • Variación C.1.2: identificada primordialmente en Sudáfrica;
  • Variación B.1.640: identificada en múltiples países;
  • Variación B.1.1.318: identificada en múltiples países.

Las variaciones en monitoreo son continuamente estudiadas, de manera que su clasificación puede cambiar a lo largo del tiempo.

Hasta el instante no fueron identificadas diferencias en concepto de síntomas entre las variaciones, con lo que la única forma de identificar el género de variación responsable de la infección es a través del examen de laboratorio molecular, en que se hace la identificación de las mutaciones que son peculiaridades de cada variación.

Los síntomas de la infección de las variaciones siguen siendo exactamente los mismos de la infección por el virus «original», siendo estos:

  • Tos seca persistente;
  • Cansancio excesivo;
  • Fiebre superior a 38º C;
  • Dolor muscular;
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor de garganta;
  • Pérdida de gusto y/o del olfato;
  • Diarrea, en ciertos casos;
  • Náuseas o bien vómito;
  • Complejidad para respirar, en los casos más graves.

Realice nuestro test on line para saber si podría estar inficionado con COVID-diecinueve.

La identificación de la variación es esencial para la epidemiología, puesto que al conocer las peculiaridades del virus más circulante en la zona, es posible establecer medidas más eficientes de identificación del virus, vigilancia, prevención y control de la infección más eficientes que dejen reducir el número de casos e inclusive facilitar el tratamiento. Pese a que generan el desarrollo de exactamente los mismos síntomas, la infección de la variación alfa y delta ha sido asociada a infecciones más graves y muerte.

Vea qué hacer para prevenir la infección por el SARS-CoV-dos.

Hasta el instante, todas y cada una de las vacunas libres son eficientes contra las variaciones circulantes, se ha comprobado que la administración de la vacuna es capaz de alentar de forma eficiente la contestación inmune, reducir la transmisión del virus y la incidencia de infección. No obstante, se están efectuando nuevos estudios para valorar la duración de la inmunidad en frente de estas variaciones, como el efecto sobre nuevas posibles mutaciones del virus.

En una investigación efectuado en el R. Unido con la meta de valorar la eficiencia de las vacunas Pfizer y AstraZeneca contra la variación Delta [1], se halló que la inmunidad conferida por la vacuna Pfizer pasó de noventa y dos por ciento a setenta y ocho por ciento tras noventa días de la administración de la segunda dosis, al tiempo que la eficiencia de AstraZeneca pasó de sesenta y nueve por ciento a sesenta y uno por ciento tras noventa días

Estas reducciones se consideran normales y las vacunas siguen siendo enormemente recomendadas para prevenir el desarrollo de la enfermedad, puesto que todavía muestran gran actividad contra el SARS-CoV-dos. En ciertos países se ha estudiado la posibilidad de la administración de una tercera dosis de la vacuna a personas con el sistema inmunitario más enclenque, con el propósito de fomentar todavía más protección en frente de la variación Delta.

Conozca más sobre las vacunas para el COVID-diecinueve.

Si bien se considera una situación exageradamente extraña, es posible inficionarse con 2 variaciones del COVID-diecinueve al tiempo. Hasta el instante, pocos son los casos registrados, sin embargo, ya se ha identificado polución por 2 variaciones en simultáneo en pacientes de Brasil y de Bélgica. Conforme con los informes, la infección por 2 variaciones no semeja generar síntomas más graves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí