Las opiniones personales determinan la calidad de nuestra vida. Estas son el paso inicial que precede a nuestras acciones, definen de qué forma encaramos las situaciones que vivimos día tras día y también influyen, sin ningún género de dudas, en la forma de qué manera observamos nuestro porvenir.

Con lo que, si deseamos mudar nuestra vida, la primera cosa que debemos repasar son nuestras opiniones personales.

No importa cuál aspecto desees mejorar; bien sea tu vida romántica, tu carrera o bien tus finanzas personales, todo una parte de la calidad y del género de opiniones que tienes en frente de un determinado aspecto de tu vida.

Por poner un ejemplo, si deseas prosperar tus finanzas personales, primero debes comprobar a consciencia cuáles son los pensamientos que tienes frente al dinero y tu forma de relacionarte con él.

Opiniones personales poderosas para mudar tu vida:

Después de leer el libro La sanación espontánea de las opiniones de Gregg Braden, comprendes que las opiniones que tienes son la base de tu vida; definen de qué manera actúas diariamente, determinan tu estado de salud, tu condición mental y tu porvenir.

Por medio de sus páginas, este autor revela no únicamente identificar tus opiniones limitantes, sino más bien asimismo de qué forma liberarse de los faltos límites que te impiden vivir a tu máximo potencial.

Tal como plantea Gregg Braden, «a través de tus acciones pruebas de qué forma cuidas de la vida misma, de tal modo que te recomiendo trabajar con tus opiniones. En conjunto, esta pueden transformarse en tu programa de conciencia para mudarte y para mudar tu mundo»

Ahora te comparto más de treinta opiniones poderosas que te van a llevar a romper tus falsos límites, y puedas empezar a vivir una vida diferente, la que te deje aumentar al máximo tus habilidades.

1. Los ensayos muestran que enfocar nuestra atención cambia la realidad misma, y sugieren que vivimos en un cosmos interactivo.

dos. Vivimos nuestras vidas basándonos en lo que creemos respecto a nuestro planeta, a nosotros mismos, a nuestras capacidades y a nuestros límites.

tres. La ciencia es un lenguaje, uno de los múltiples que describen al cosmos, a nosotros mismos y a nuestros cuerpos, y de qué manera marchan las cosas.

cuatro. Si las partículas de las que estamos hechos pueden estar en comunicación instantánea unas con otras, encontrarse en 2 lugares al unísono e inclusive mudar el pasado a través de elecciones efectuadas en el presente, asimismo podemos.

cinco. Nuestras opiniones personales tienen el poder de mudar el flujo de los acontecimientos del cosmos, literalmente de interrumpir y redirigir el tiempo, la materia, el espacio, y lo que ocurre dentro de ellos.

seis. Tal y como podemos hacer marchar un programa de simulación que semeja y se siente real, ciertos estudios sugieren que el cosmos mismo puede ser el producto de una gran y vieja simulación —un programa informático— que se puso en marcha hace un buen tiempo.

Si es de esta manera, conocer el código del inconveniente es conocer las reglas de la realidad misma.

siete. Cuando pensamos en el cosmos como un programa, los átomos representan los «bits» de información que marchan igual que los bits de nuestros ordenadores. O están «conectados» y son materia física o están «desconectados» y son ondas invisibles.

ocho. La naturaleza utiliza unas pocas pautas simples, afines y repetitivas —fractales— para edificar con átomos las estructuras que nos resultan familiares en todo género de cosas, desde los elementos y moléculas hasta las rocas, los árboles y mismos.

nueve. Si el cosmos está hecho de pautas repetitivas, comprender algo a pequeña escala nos deja extrapolarlo para entender formas afines a una escala mayor.

diez. La creencia es el «programa» que crea pautas en la realidad.

once. Lo que pensamos que es cierto en la vida puede ser más poderoso que lo que otros admiten como verdad.

doce. Debemos admitir el poder de la creencia personal para conectar con él en nuestra vida.

trece. La creencia personal se define como la certidumbre derivada de admitir lo que consideramos que es cierto en nuestra psique y sentimos que es cierto en nuestro corazón

catorce. La creencia se expresa en el corazón, donde nuestras experiencias se traducen en ondas eléctricas y imantadas que interaccionan con el planeta físico.

quince. Las opiniones, y los sentimientos que tenemos con respecto a ellas, son el lenguaje que «habla» a la substancia cuántica que conforma nuestra realidad.

dieciseis. La psique subconsciente es más grande y veloz que la psique consciente, y es quien se encarga de hasta el noventa por ciento de nuestra actividad diaria.

diecisiete. Muchas de nuestras opiniones más profundas son subconscientes, y empiezan cuando nuestro estado cerebral nos deja absorber las ideas de otros ya antes de cumplir los 7 años.

dieciocho. Cuando encaramos los grandes desafíos de nuestra vida, descubrimos que nuestras opiniones quedan expuestas y pueden ser sanadas.

diecinueve. Nuestras opiniones personales respecto a las heridas sensibles no resueltas pueden generar efectos físicos que pueden hacernos daño e inclusive pueden matarnos.

veinte. En el momento en que nos duele el ánima, nuestro dolor se transmite al cuerpo a través de la cualidad espiritual de la fuerza de vida con que nutrimos cada célula.

veintiuno. Exactamente los mismos principios de vida que nos dejan herirnos a nosotros mismos hasta fallecer asimismo marchan al contrario, dejando nuestra sanación y vuelta a la vida.

veintidos. Nuestra creencia de que solo hay una fuerza tras todo lo que sucede en el planeta, o bien de que hay 2 fuerzas opuestas —bien y mal—, se plasma en nuestra experiencia de la vida, en nuestra salud, relaciones y exuberancia.

veintitres. Podemos descubrir que la solución de la vieja batalla entre la luz y la obscuridad no tiene tanto que ver con que se derroten una a la otra como con el modo perfecto en que nos relacionamos con las dos.

veinticuatro. Un milagro que es posible para alguien es posible para todos.

veinticinco. En una realidad participativa, creamos nuestra experiencia, aparte de probar lo que creamos.

veintiseis. En mil novecientos noventa y ocho, los científicos confirmaron que influimos en los fotones por el mero hecho de «observarlos», y descubrieron que cuanto más intensa es la observación, mayor es la repercusión del observador en su conducta.

veintisiete. La primera regla de la realidad es que debemos transformarnos (en nuestra vida) en aquello que escogemos probar en el planeta.

Te puede interesar: veinte Lecciones para tu vida de la biografía de Leonardo da Vinci

veintiocho. En la vida tendemos a probar aquellas opiniones personales con las que nos identificamos.

veintinueve. Por diferentes razones que reflejan las diferencias en nuestra forma de aprender, tanto la lógica como los milagros nos ofrecen un modo de meditar en los recesos más profundos de nuestras opiniones personales.

Libros recomendados:

treinta. Para mudar nuestras opiniones personales a través de la lógica de nuestras psiques, debemos persuadirnos de la existencia de nuevas posibilidades, presentándoles hechos incontrovertibles que conduzcan a una conclusión inevitable.

treinta y uno. Lo esencial del milagro es que no debemos comprender por qué razón marcha. Mas hemos de estar prestos a admitir lo que trae a nuestras vidas.

Si deseas aprender más de este tema, te recomiendo que adquieras el libro de Gregg Braden y entiendas mejor de qué manera marchan las opiniones en tu vida.

Como conclusión, cada una de estas opiniones personales están cargadas de sabiduría, con la capacidad de convertir tu vida, siempre que, estés presto a opinar y mudar la manera de qué manera vives tu vida.

Proseguir leyendo: cuarenta Mantras poderosos para los instantes bastante difíciles en tu vida


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here