Es muy común encontrar un pequeño tocador en dormitorios de cierto tamaño, incluso en el vestidor para las más afortunadas. El tocador no solo tiene una función práctica, sino que también es un elemento decorador que le va a dar un aire sofisticado al dormitorio.

Si quieres conocer todos los consejos para elegir el tocador más adecuado y ubicarlo en tu dormitorio, visita Kasas decoración.

Consejos para colocar el tocador en un dormitorio

Un tocador te puede ayudar a organizar todas tus joyas y maquillaje, dependiendo del tamaño de la habitación pueden ser más grandes o más pequeños. No te recomendamos que abuses comprando un tocador demasiado grande que vaya a ocupar mucho espacio en la habitación, tienes que tener en cuenta que a eso tendrás que añadirle una silla y un espejo.

En el caso del espejo, puedes encontrar infinidad de diseños como espejos de pared, espejos colgados o de pie. Si solo vas a utilizar el tocador para maquillarte, te recomendamos que utilices un espejo pequeño de pie o colgado.

La altura de los tocadores es la convencional para una mesa de escritorio (entre 70-80 cm). Es bueno medir muy bien la altura de la mesa y de la silla antes de comprarlas, tendrás que ajustar la mesa y la silla a una altura a la que te veas cómoda.

Las medidas de un tocador pueden depender del tamaño de la habitación, pero no es aconsejable que compres uno de menos de 80 cm de largo. Al fin y al cabo va a ser un mueble que vas a utilizar para apoyar utensilios, así que busca la máxima comodidad dentro de lo posible.

Mejores lugares de la habitación para colocar un tocador

Esto puede parecer que es a elección de cada persona, pero lo cierto es que puede influir mucho en la distribución de la habitación y la comodidad a la hora de utilizarlo. Para ubicar el tocador en un dormitorio tienes que analizar una serie de aspectos como la ubicación de las ventanas, controlar las zonas de paso para que no obstaculice, ubicar los radiadores y las tomas de luz.

Entrada de luz natural

Lo más cómodo es ubicar el tocador de manera perpendicular a la entrada de luz natural, colocarlo junto a una ventana hará que la iluminación durante el día sea mucho mejor y alargará las horas de luz natural. Disponer de luz natural también va a ser esencial para maquillarte.

Colócalo junto al enchufe más cercano

Es aconsejable colocar los tocadores junto a los enchufes de luz. Un tocador no sería lo mismo sin una lámpara o espejo que proporcione un aporte de luz artificial cuando la luz natural se haya ido. También puede ser muy cómodo para cargar el móvil o el ordenador mientras te arreglas

Vigila los radiadores

Muchas personas colocan los escritorios encima de un radiador para que no pases frío mientras estudias o trabajas, pero rompería lo estético de un tocado y un calor excesivo puede dañar los maquillajes y colonias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here