Llevo utilizando TherapyChat desde hace cierto tiempo y por fin me atrevo a dar una opinión con más fundamento sobre la plataforma. Al comienzo era reticente a asistir a terapia en modalidad on line pues jamás he sido amiguísima de las tecnologías y menos tratándose de algo tan serio y privado como es la terapia. Además de esto, ya asistí en algún instante del pasado, mas solo en modalidad presencial, y no estaba segura de que la terapia on-line estuviera hecha para mí.

Comencé a ver anuncios en diferentes canales sobre la plataforma y a causa de eso estudié. En ese instante no tenía clarísimo qué aguardar de la terapia on-line ni estaba muy familiarizada con ella, mas conforme pasaba el tiempo fui leyendo más información y procuré recensiones sobre el servicio. Leí comentarios positivísimos y fue por eso que me animé a dar el paso e comenzar mi proceso terapéutico con TherapyChat, si bien al comienzo sencillamente tenía curiosidad por ver de qué manera sería y si se ajustaría a mis necesidades.

Debo decir que la primera toma de contacto y el proceso de subscripción fueron definitivos para proseguir, ya que al ser fáciles y clarísimos no supusieron ningún obstáculo que me desmotivara en el comienzo de mi interacción con la herramienta. El paso inicial consiste en sostener una charla con Cloe, una asistente virtual, para poder conocer mejor tu perfil y los motivos por los cuales accedes a la plataforma, y poder asignarte así al profesional más conveniente a tus necesidades. Consideré particularmente útil el hecho de poder contar con de motivos de consulta tan variados entre aquéllos que ubicarte, ya que los sicólogos que usan TherapyChat cubren múltiples especialidades.

La charla con la asistente virtual es detallada para poder darte un servicio lo más adaptado posible. Aparte de ajustarse a tus necesidades y disponibilidad, en toda la charla Cloe te va explicando de qué manera marcha la plataforma y te comenta que existe la opción de solicitar un cambio de sicólogo caso de que exista algún inconveniente o desajuste de horario con el que te han asignado.

Una vez Cloe te ha mostrado los diferentes planes y sus costos, te da la opción de hacer una primera sesión gratis de sesenta minutos, que puedes fijar a lo largo de los próximos siete días, y te recuerda que esta sesión no acarrea ningún compromiso y así puedes sentirte libre para valorar si el servicio es lo que verdaderamente buscas. El hecho de que existiese esta alternativa me dio confianza para poder asistir a esa primera sesión gratis, a sabiendas de que, si no me sentía a gusto con el proceso, podría abandonarlo sin inconveniente. Mas el hecho es que, una vez charlé con mi sicóloga asignada (Laura) para fijar una hora para esa primera sesión y la probé, quedé muy satisfecha con el servicio.

La sesión transcurrió como cualquier primera sesión de terapia presencial, mi sicóloga me hizo ciertas preguntas iniciales para poder hacerse una idea de qué me había traído a terapia y me sentí cómoda para expresarme de forma libre, pese a la poquedad inicial que siempre y en toda circunstancia acostumbra a existir al asistir a terapia. Mas el hecho de hallarme en mi casa al hacer la sesión (un espacio seguro para mí) me asistió a relajarme y a dejar que fluyese la charla. Al finalizar la sesión, salí más calmada, ya que tanto el funcionamiento de la aplicación como la sesión me habían sorprendido muy agradablemente.

A día de hoy, llevo usando la plataforma a lo largo de un mes y puedo decir que mi opinión es positivísima, tanto sobre mi sicóloga como sobre la administración de TherapyChat.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí