Ciertos beneficios del té de menta son prosperar la digestión y reducir las náuseas, el que puede ser preparado usando 2 especies diferentes de esta planta, una famosa como hierbabuena, cuyo nombre científico es Mentha spicata, y otra famosa como toronjil de menta o bien menta piperita, cuyo nombre científico es Mentha piperita. Vea todos las ventajas de la hierbabuena.

La menta es una yerba aromatizada que puede ser utilizada en la culinaria y para fines medicinales por el hecho de que tiene acción calmante, antiespasmódica, aséptica, antiinflamatoria, y estimulante, siendo un enorme té para ingerirlo tras las comidas pues ayuda en la digestión.

Además de esto, esta planta asimismo tiene acción antiparasitaria, siendo útil para calmar los síntomas y combatir la infección por parásitos, como amebiasis y giardiasis, por servirnos de un ejemplo.

La menta contiene polifenoles y un nivel alto de aceites esenciales, como el mentol, que le proporcionan la mayoría de su actividad medicinal, con lo que aporta diferentes beneficios para la salud, como se señala a continuación:

1. Tratar inconvenientes digestibles

Debido a que el té de menta actúa como relajante del músculo llano gastrointestinal, ayuda a reducir los espasmos que ocasionan calambres y dolores digestibles. Asimismo esta yerba puede reducir las náuseas, los vómitos, la hinchazón abdominal y los eructos excesivos.

Aparte de esto, el té de menta tiene un efecto estimulante sobre la secreción biliar, mejorando la digestión de los comestibles.

Además, existen estudios que prueban que la menta podría calmar los síntomas atribuibles al intestino irritable, controlando las diarreas en adultos y en pequeños. [1] [2]

dos.  Calmar el cefalea

El consumo de té de menta es recomendado para la terapia del cefalea y para las jaquecas, en tanto que tiene propiedades anestésicas, que pueden asistir a reducir el dolor.  Aparte de esto, el té de menta puede reducir la tensión inquieta y muscular que influye en esta clase de dolores.

tres. Tratar la gripe y constipados

La menta tiene propiedades antiinflamatorias, antivirales, antibacterianas y vasodilatadoras que pueden asistir a calmar el constipado o bien una gripe, dolores de garganta e incluso emplearse como complemento del tratamiento en la rinitis alérgica y en la bronquitis.

Está probado en ciertos estudios, que la menta podría asistir a reducir la tos y las congestiones nasales al prosperar el flujo nasal, en tanto que tiene un efecto estimulante sobre el nervio palatino.[3] [4]

cuatro.  Calmar los síntomas menstruales

Se ha confirmado que la menta tiene efectos positivos en el tratamiento de los dolores menstruales, puesto que  tiene propiedades  calmantes y  antiinflamatorias.

En una investigación los resultados mostraron que la menta puede reducir la duración y la gravedad de los cólicos menstruales. Aunque el efecto de la menta puede ser menor que un analgesico, se puede emplear para acompañar el tratamiento.[5]

cinco.  Prevenir el desarrollo del cáncer

En ciertas investigaciones, se ha comprobado que la menta presenta propiedades anticancerígenas en las células humanas, que asisten a reducir el peligro de desarrollo de ciertos géneros de cáncer.

En una investigación donde se efectuaron pruebas con los extractos de las hojas de la menta, se pudo revisar su efecto inhibidor del desarrollo en ciertos géneros de cáncer humano, como el cáncer de colon, de mama, de pulmón y en la leucemia. [6]

seis. Tratar infecciones

La menta contiene óxido de piperitona, un compuesto que tiene propiedades antiparasitarias, actuando con eficacia como complemento para el tratamiento de ciertas infecciones generadas por los parásitos, como la ameba y la giardia.

Aparte de esto, la menta tiene acción antibacteriana, actuando contra ciertas bacterias, como las estafilococos, y acción antifúngica, ayudando a quitar ciertos hongos como la candida.

siete. Prosperar el cansancio mental y los nervios

La menta contiene mentol y mentona, que ejercitan actividad sobre ciertos receptores y componentes del sistema nervioso, ayudando a reducir los nervios,  la fatiga mental y a progresar el desempeño en labores cognitivas exigentes, como por poner un ejemplo en el estudio.

Vea más sobre las ventajas de la menta para la salud en el vídeo a continuación:

Los tés pueden ser preparados usando los 2 géneros de menta, conforme con las ventajas que se pretendan, ciertas recetas son:

1. Té de menta común para la fiebre

El té de hojas de menta con naranjo amargo, produce una mezcla que puede ser utilizada en el tratamiento de la fiebre, puesto que fomenta el incremento del sudor.  Aparte de esto, asimismo es bueno para inconvenientes respiratorios, como tos, asma, gripe, ronquera, coriza y congestión nasal.

Ingredientes

  • quince g de hojas de menta;
  • cinco g de naranjo amargo.

Modo de preparación

En una taza de té añadir 1 cucharada de la mezcla de plantas y añadir ciento cincuenta ml de agua hirviendo. Dejar descansar a lo largo de diez minutos y colar. Este té debe tomarse múltiples veces al día y de preferencia siempre y en toda circunstancia ya antes de acostarse, para favorecer la sudoración y reducir la fiebre.

dos. Té de menta para el dolor estomacal

El té de menta cuando es conjuntado con la raíz regaliz (orozuz machacada) y flores de manzanilla, produce una mezcla que puede ser utilizada en el tratamiento de inflamaciones en el estómago, como gastritis o bien en casos de úlcera gástrica. Esto por el hecho de que la manzanilla tiene propiedades calmantes que asisten a calmar los síntomas y a fomentar el bienestar.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de menta frescas o bien secas;
  • 1 cucharadita de regaliz machacada;
  • 1/2 cucharadita de flores de manzanilla.

Modo de preparación

Entremezclar todas y cada una de las plantas en una taza de té y añadir ciento cincuenta ml de agua hirviendo. Dejar descansar a lo largo de cinco a diez minutos y colar. Este té debe tomarse tres a cuatro veces al día, para asistir a aliviar el estómago. Vea otros beneficios de la manzanilla.

tres. Té de menta piperita para cólicos o bien gases

El té de hojas secas de menta piperita, puede ser utilizado en el calmar los cólicos menstruales y los gases intestinales. Conozca más sobre las propiedades de la menta piperita.

Ingredientes

  • dos cucharaditas de hojas secas enteras o bien desmenuzadas de menta piperita o bien dos a tres hojas frescas;
  • ciento cincuenta mL de agua hirviendo.

Modo de preparación

Poner las hojas de menta en una taza de té y llenarla con agua hirviendo. Dejar la infusión descansar a lo largo de cinco a siete minutos y colar. Este té ha de ser bebido tres a cuatro veces al día y preferentemente tras las comidas.

cuatro. Té de toronjil para prosperar la digestión

El té de menta piperita cuando es conjuntado con semillas secas de hinojo o bien anís y hojas de toronjil, puede ser utilizado para el alivio de los dolores estomacales y de los espasmos. Vea otros beneficios del toronjil para la salud.

Ingredientes

  • dos cucharadita de hojas secas de menta piperita;
  • dos cucharaditas de semillas de hinojo o bien anís;
  • dos cucharaditas de hojas de toronjil.

Modo de preparación

Poner 1 cucharada de la mezcla precedente en una taza y atestar con agua hirviendo. Dejar la infusión descansar a lo largo de diez minutos y colar. Este té puede tomarse  dos a tres veces al día, y preferentemente después o bien entre las comidas.

cinco. Té de menta  y tormentila contra la diarrea

El té de hojas de menta así como hojas tormentila, es bueno para asistir en la digestión, para reducir las náuseas y los vómitos, aliviar los cólicos intestinales y la diarrea.

Ingredientes

  • dos a tres cucharadas de hojas frescas secas o bien desmenuzadas de menta;
  • dos a tres cucharadas de raíces secas o bien frescas de tormentila;
  • ciento cincuenta ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

En una taza añadir dos a tres cucharadas de menta y ciento cincuenta ml de agua hirviendo. Tapar y dejar descansar a lo largo de diez minutos. Este té debe tomarse tres a cuatro veces al día, y de preferencia después o bien entre las comidas.

seis. Té de menta con tilo y valeriana para los nervios

Ingredientes

  • dos  cucharadas de hojas frescas secas o bien desmenuzadas de menta;
  • dos cucharadas de hojas secas de tilo;
  • dos cucharadas de hojas secas de valeriana
  • ciento cincuenta ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Poner 1 cucharada de la mezcla precedente en una taza y completar con agua hirviendo. Dejar la infusión descansar a lo largo de diez minutos y colar. Este té debe tomarse preferiblemente por la noche para prosperar la ansiedad y los nervios.

Hasta el instante, no hay estudios de toxicidad con el consumo de té de menta y tampoco se han reportado efectos secundarios que conminen la salud, con lo que es supuestamente segura cuando se ingiere en las dosis recomendadas.

El té de menta ha de ser usado con extrema cautela en pequeños menores de dos años, en mujeres embarazadas o bien en periodo de lactancia, siendo recomendado su consumo solo bajo autorización médica.

Asimismo la menta se halla desaconsejada en personas que presentan cálculos biliares, oclusión de los conductos biliares y también inflamación de la vesícula biliar, debido al efecto colerético de la menta.

La menta tampoco se aconseja en los casos de reflujo gastroesofágico, hernia de hiato, trastornos del hígado y cálculos nefríticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí