La sociedad novohispana es el género de sociedad resultante una vez que los españoles conquistaron el Imperio Mexica. Los procesos colonizadores convirtieron tajantemente las activas sociales, políticas y culturales de los habitantes del territorio americano. De esto procesos se derivan distintos géneros de sociedades, como la sociedad virreinal, y como nuestro caso de estudio del día de hoy: la sociedad novohispana.

En el año mil quinientos veintiuno, las tropas de Hernán Cortés tomaron el control del territorio Azteca, y en pocos años consiguieron regir la mayoría del territorio habitado por las etnias mesoamericanas.

En el marco de todo esto, se da el surgimiento de lo que el día de hoy conocemos como sociedad novohispana.

¿Qué es la sociedad novohispana?

Cuando se habla de sociedad novohispana se habla del periodo siguiente a la conquista de los españoles en territorio Mexica. El siglo XVII temporada de esplendor de lo que estimamos como sociedad novohispana se resaltó por la increíble mezcla entre razas, tradiciones y costumbres.

En un inicio el territorio estaba habitado por indígenas y españoles, mas con el tiempo y los procesos de esclavitud, el territorio se transformó en un caldero donde se mezclaron blancos, indígenas y negros dando un empuje singular a los procesos de mestizaje.

En el marco de esto, no solamente se mezclaban las pieles, sino más bien las tradiciones de los pueblos ancestrales, con las formas culturales de negros y españoles, dando sitio a procesos de hibridación y sincretismo.

Tras estos conjuntos, se da el nacimiento de los hijos de los españoles en territorio americano, a los que se llamó como criollos. Si bien en un inicio tenían determinados privilegios por su origen, no podían disfrutar de los altos puestos en la sociedad, además de esto los otros conjuntos acabaron por crear lo que conocemos como castas.

El proceso de transformación que condujo cara la sociedad novohispana, es lo que conocemos como sociedad virreinal, un periodo temporal ambientando por las guerras entre indígenas, blancos y negros.

En la mitad de estos procesos se configuraron algunos valores culturales y también ideologías un tanto barrocas, en donde se daba una división de clases, en la que los españoles dominaban y el resto conjuntos cumplían papeles secundarios en la sociedad. Estos rasgos eran bastante afines a los de la sociedad tradicional o bien feudal.

A lo largo de los 3 siglos de virreinato se dio sitio a una pirámide social determinada por las diferencias sociales. En la base se hallaban los indígenas, los negros y las mezclas producto de los procesos de mestizaje, y en los puntos superiores estaba la Iglesia y los españoles encargados de regir.

Peculiaridades primordiales de la sociedad novohispana

Con lo precedente, probablemente ya te hagas a la idea de lo que significaba vivir en la sociedad novohispana, sin embargo te encantará conocer ciertas de sus peculiaridades más importantes:

Género de gobierno

La sociedad novohispana se regía bajo el modelo de gobierno de la sociedad virreinal. Esto desea decir que si bien el territorio pertenecía al Rey de España, este tenía la figura de un virrey que era el responsable de regentar la zona.

De exactamente la misma forma, teniendo presente el tamaño del territorio conquistado, se contaba con 2 audiencias que eran las encargadas de manejar el poder judicial en los territorios en los que no tenían ocupación permanente del virrey.

Esclavitud y desigualdad social

La sociedad novohispana se resaltaba por la presencia de esclavos y fuerte desigualdad social. Los negros, debido a que estimaban que no tenían ánima, eran los encargados de hacer los peores trabajos como la producción minera y azucarera.

Los indígenas por su lado, se ocupaban de trabajar la tierra y en proyectos de todo género de construcciones. La diferencia entre unos y otros residía en el tema del ánima, y en el compromiso que habían adquirido los españoles de ilustrar a los nativos.

Ligado a lo precedente, los criollos disfrutaban de ciertos privilegios y los españoles eran los encargados de puestos de poder tanto militares, como eclesiásticos o bien gubernativos.

Pluralidad cultural

Teniendo presente la diversidad de razas que cohabitaban en un mismo territorio, se dio una mezcla de tradiciones, ritos y costumbres que se iban fijando en la configuración de la nueva sociedad. De ahí que que los historiadores estiman que esta es una de las etapas más enigmáticas de la historia de latinoamérica.

Religión

La Iglesia Católica cumplía un papel esencial en la estructura de la sociedad novohispana, teniendo presente que los españoles tenían la misión explícita de catequizar a los conjuntos locales.

El estrellato de la Iglesia no se limitaba solo al plano de la fe, sino tenían una repercusión directa en temas políticos, educativos y culturales.

Es precisamente por esto que esta temporada se resalta por lo que es conocido como “Conquista espiritual” que tenía como fin último suprimir las formas culturales de los indígenas por ser consideradas salvajes.

Riqueza y educación

Desde las reformas borbónicas se comienzan a introducir en la sociedad cambios substanciales producto de la repercusión de las ideas de la ilustración.

En esta temporada se comienzan a dar procesos de exportación, y los criollos comienzan a tener acceso a la educación de forma que se comienzan a mudar los paradigmas en lo que se refiere a los cargos a los que podían aspirar en la sociedad

Todo este fenómeno de la ilustración, impulsó en buena medida los procesos independentistas que atravesaría el continente americano.

Arte novohispano

El arte es una de las manifestaciones culturales más esenciales de todas y cada una de las sociedades. En el caso de la sociedad novohispana, el arte se centraba en las formas tradicionales y en la aplicación de ornamentos, con el objetivo de producir sensación de excitación visual y movimiento. De igual manera, en el arte de esta temporada, las emociones ocupaban un sitio central.

Ojalá hayas gozado de este viaje histórico por las peculiaridades de la sociedad novohispana.

Referencias bibliográficas

Aizpuru, P. G. (mil novecientos ochenta y dos). La repercusión de la Compañía de Jesús en la sociedad novohispana del siglo XVI. Historia mexicana, doscientos sesenta y dos-doscientos ochenta y uno.

Alberro, S., & Aizpuru, P. G. (dos mil trece). La sociedad novohispana: estereotipos y realidades. El Instituto de México AC.

Bolio, M. T. (dos mil nueve). La reciente historiografía de la vida laboral en la sociedad novohispana y en el México decimonónico. Iztapalapa, Gaceta de Ciencias Sociales y Humanidades, (sesenta y seis), ciento sesenta y cinco-ciento ochenta y cuatro.

Pastor, M. A. (dos mil). La organización corporativa de la sociedad novohispana. Formaciones religiosas en la América colonial, ochenta y uno-ciento cuarenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here