La sinovitis es la inflamación de la membrana sinovial, un tejido que recubre la parte interna de las articulaciones y que es quien se encarga de generar el líquido sinovial que sirve para lubrificar la articulación y prevenir el desgaste de los cartílagos. Esta inflamación puede afectar articulaciones como la del pie, tobillo, rodilla, cadera, mano, codo y hombro, generando síntomas como inflamación, dolor o bien complejidad para desplazar la zona perjudicada.

La sinovitis puede acontecer debido a un traumatismo, como caídas o bien accidentes, o bien debido a alguna enfermedad crónica, como artritis reumatoide, gota o bien lupus. Además de esto, los sacrificios repetitivos de las articulaciones, como en ciertos deportes o bien profesiones, asimismo pueden ocasionar inflamación de la membrana sinovial y llevar al desarrollo de sinovitis.

El diagnóstico de la sinovitis ha de ser efectuado por un ortopedista o bien reumatólogo, el que puede apuntar el tratamiento con fármacos antinflamatorios, inyección de corticoides, fisioterapia o bien, en ciertos casos, cirugía.

Primordiales síntomas

La sinovitis puede suceder en cualquier articulación, siendo que los primordiales síntomas son:

  • Dolor en la articulación que empeora con el movimiento;
  • Complejidad para efectuar movimientos;
  • Rigidez en la articulación;
  • Inflamación o bien enrojecimiento en la articulación;
  • Incremento de temperatura en la articulación;

La sinovitis puede afectar más de una articulación al tiempo, siendo esencial preguntar a un ortopedista o bien reumatólogo a fin de que sea diagnosticada la causa y se comience el tratamiento conveniente.

De qué manera confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la sinovitis es indicado por el ortopedista o bien reumatólogo a través de la evaluación de los síntomas presentados y de los exámenes de imagen, como radiografías, resonancia imantada o bien ultrasonido de la articulación.

Además de esto, el médico puede pedir un análisis del líquido sinovial para identificar la causa de la inflamación y del dolor en la articulación. Este análisis es efectuado por medio de la obtención de una pequeña muestra del líquido de la articulación que va a ser valorada en el laboratorio.

Posibles causas

La sinovitis es ocasionada por una inflamación en la membrana sinovial que recubre la articulación, lo que por norma general es ocasionado por situaciones como:

  • Trauma en la articulación, como golpes, accidentes, caídas o bien fracturas;
  • Sacrificio repetitivo con la articulación, como en el caso de atletas;
  • Cargar peso en demasía, como en el caso de personas que trabajan en la construcción civil, mecánicos o bien enfermeros;
  • Enfermedades inflamatorias crónicas, como artritis reumatoide, artritis reumatoide juvenil, artrosis, gota o bien lupus.

Estas condiciones pueden llevar a la inflamación de la membrana sinovial, que se hace más gruesa y con más vasos sanguíneos, aparte de que hay mayor producción de líquido sinovial, pudiendo llevar a un derrame en la articulación.

Cuando hay un incremento del líquido sinovial en la rodilla hay más posibilidades de desarrollar sinovitis en esta articulación, situación popularmente conocida como «agua en la rodilla», ocasionando dolor, malestar y también inflamación de la articulación. Conozca más sobre los síntomas y tratamiento del agua en la rodilla.

Géneros de sinovitis

La sinovitis se clasifica conforme a su origen, siendo los primordiales tipos:

  • Sinovitis innata: brota desde el nacimiento y ocurre cuando hay un pequeño tejido llamado «plica», que forma un pliegue en la rodilla;
  • Sinovitis traumática:ocurre tras una caída, accidente, luxación, fractura o bien cirugía;
  • Sinovitis reumatoide: está relacionada con la artritis reumatoide o bien otras enfermedades como sinovitis vilonodular pigmentada, sinovitis cristalina, hemofilia o bien condromatosis sinovial;
  • Sinovitis infecciosa: ocurre debido a la presencia de hongos o bien bacterias en la articulación.

La sinovitis asimismo puede clasificarse como sinovitis aguda, cuando los síntomas brotan al poco tiempo, o bien crónica, cuando los síntomas continúan durante más de doce semanas.

De qué forma se efectúa el tratamiento

El tratamiento de la sinovitis ha de ser efectuado bajo la orientación de un ortopedista o bien reumatólogo, que puede apuntar reposo de la articulación perjudicada, empleo de antinflamatorios o bien fisioterapia, por poner un ejemplo.

Los primordiales tratamientos par ala sinovitis incluyen:

1. Reposo

La primera opción de tratamiento para una sinovitis es el reposo de la articulación perjudicada, y no en todos y cada uno de los casos es precisa, siendo esencial llevar cuidado de desplazar la articulación perjudicada, eludiendo efectuar sacrificios.

El reposo de la articulación perjudicada ayuda en la restauración y calma el dolor y malestar que brotan al efectuar movimientos.

dos. Compresa fría

Poner una compresa de agua fría o bien hielo sobre la articulación perjudicada es buena opción para reducir la hinchazón y el dolor, en tanto que calma la inflamación en la membrana sinovial.

Para hacer una compresa fría se debe poner hielo en una bolsa térmica o bien poner una bolsa de gel en el congelador, más tarde envolver la bolsa térmica o bien de gel en una toalla limpia y seca, y aplicar en la zona perjudicada, dejando actuar a lo largo de quince a veinte minutos, de dos a tres veces al día.

tres. Fármacos

Los fármacos para la sinovitis que pueden ser indicados por el médico son antinflamatorios como el ácido acetilsalicílico, ibuprofeno o bien corticoides para combatir la inflamación de la membrana sinovial y calmar el dolor de la sinovitis.

Otros fármacos que el médico puede apuntar son calmantes, como paracetamol o bien el empleo de pomadas antinflamatorios en la articulación perjudicada, como el diclofenaco, por poner un ejemplo.

Además de esto, en dependencia de la causa de la sinovitis, el médico puede señalar tratamiento con fármacos pero concretos, como inmunosupresores o bien agentes biológicos, que son comunes en casos asociados a artritis reumatoide, por poner un ejemplo. Vea de qué manera se efectúa el tratamiento de la artritis reumatoide.

cuatro. Fisioterapia

La fisioterapia puede ser indicada por el médico y ha de ser efectuada con orientación de un fisioterapeuta, con ejercicios de estiramiento para acrecentar la flexibilidad y progresar la estabilidad de la articulación perjudicada.

El tratamiento fisioterapéutico ha de ser escogido por el propio fisioterapeuta de forma personalizada, pudiendo aun indicarse crioterapia o bien el empleo de equipos como ultrasonido, electroestimulación, láser o bien ondas cortas, por poner un ejemplo. En la fase final de la restauración se aconsejan ejercicios de fortalecimiento muscular cerca de la articulación.

cinco. Punción

El médico puede efectuar una punción para retirar parte del líquido sinovial con el propósito de desinflamar la articulación, lo que calma los síntomas y facilita la restauración.

No obstante, este género de tratamiento solo se señala en casos más graves, cuando la articulación está muy perjudicada y también inflamada.

seis. Aplicación de corticoides

Aparte de la retirada de líquido sinovial, el médico asimismo puede aplicar una inyección de corticoides de manera directa en la articulación perjudicada. Normalmente se usa la cortisona, un género de antinflamatorio fuerte que ayuda a combatir la inflamación y calmar los síntomas rapidamente.

siete. Cirugía

La cirugía, llamada sinovectomía, está indicada en casos en que ninguna otra alternativa de tratamiento fue eficiente, y el dolor todavía persiste.

Esta cirugía, llamada sinovectomía, es efectuada por el médico retirando la membrana sinovial de la articulación perjudicada. En general, es preciso hacer sesiones de fisioterapia tras la cirugía para apresurar la restauración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí