Los pilotos profesionales, antes de obtener su correspondiente certificación como aviador, deben pasar por una estricta formación para lograr asimilar todas las competencias que deben cumplir durante el ejercicio de sus funciones. Y una de las principales herramientas para lograr la mejor capacitación, es la utilización de los simuladores de vuelo.

Todo piloto en formación, obligatoriamente, debe adquirir ciertas habilidades especiales para poder cumplir de forma eficiente con todas sus funciones al frente de un avión. Eso es esencial, porque si no, simplemente no obtendrá su certificación.

Para lograr una excelente capacitación, recurren a una serie de herramientas e instrumentos especiales que ayudan significativamente a que el cuerpo y la mente del estudiante se adapte a la conducción eficiente y segura de una aeronave.

Entre los recursos de formación que provee la tecnología, resalta el simulador de vuelo, que en la actualidad, es una máquina bastante avanzada, esencial en toda academia y programa de instrucción de vuelo. Los hay en distintos modelos y tipos, desde la tradicional cabina de mando que simula a las de un avión real, hasta los modernos software que se pueden utilizar en cualquier ordenador.

El equipo elegido dependerá de la función que se le vaya a dar y del nivel de formación que se desee: los hay profesionales, portátiles y online, para satisfacer todo tipo de necesidades.

Lo importante es que todo estudiante de aviación debe hacer sus prácticas previas en un simulador homologado que tenga los programas de las aeronaves que le corresponderá pilotar durante su ejercicio profesional. 

En la medida que los aspirantes a aviador practiquen en un buen simulador, estarán más capacitados y tendrán más posibilidades de pasar los exámenes para obtener la correspondiente certificación que emiten los organismos competentes.

Un simulador para cada necesidad

Toda academia de instrucción de vuelo debe tener simuladores adaptados a las necesidades reales del mercado, es decir, máquinas que simulan el pilotaje en los aviones más utilizados en la aeronáutica comercial. Las empresas que proveen estos equipos están en constante actualización, para mantener al día todos sus productos y ofrecer siempre lo mejor.

Son equipos esenciales en la formación de los futuros pilotos aviadores, quienes también tienen la posibilidad de adquirir versiones más personales para continuar con la preparación en sus hogares, gracias a la variedad de productos, bastante asequibles, que ofrecen las compañías distribuidoras, para que cada persona tenga su propio simulador en casa.

Las empresas que ofrecen estos avanzados equipos, brindan distintas posibilidades para cubrir diversas necesidades. Básicamente, son tres opciones las que se pueden elegir.

Simuladores profesionales autorizados: son las máquinas más avanzadas, orientadas fundamentalmente al uso formativo en las academias de aviación. 

Cumplen con todos los estándares de la Administración Federal de Aviación (FAA) y cuentan con la autorización de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) para que los centros de entrenamiento puedan reducir los tiempos y costes de entrenamiento, y así mantener a sus pilotos siempre capacitados.

Simuladores profesionales personales: son modelos portátiles que se pueden llevar allá donde sea, con todas las capacidades de un simulador profesional, pero con la versatilidad que ofrece la movilidad.

Son programados con distintas versiones de aviones, dependiendo de la elección que haga previamente el usuario. El equipo se recibe preparado para volar, con sistemas ‘plug & play’ para sus componentes.

Simuladores online: es un sistema remoto que se puede utilizar desde cualquier ordenador, al que se accede gracias a las claves que ofrece la empresa proveedora. Es muy práctico y útil, por cuanto no hay que cargar con los equipos habituales que se utilizan para la simulación de vuelos. Solo hay que incorporar los componentes portátiles a través de su ventajoso sistema ‘plug & play’.

Todas estas modalidades de simuladores se pueden utilizar con los aviones que se deseen, los cuales solo se precargan, para que el usuario no tenga que ocuparse de difíciles configuraciones, ni desconcentrarse de lo que tiene que hacer, que es volar bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here