Los bailes propios de Chile son distintos, entre ellos hallamos, la cueca, el torito, el carnavalito y el cachimbo, entre otros muchos, puesto que en las distintas zonas del país se pueden hallar múltiples danzas que reflejan los valores tradicionales del territorio.

En las expresiones folclóricas, la danza ocupa un sitio privilegiado, pues prácticamente siempre y en todo momento son empleadas como homenaje en festividades religiosas o como parte recreativa en los distintos festivales.

Chile como la mayor parte de los países de América Latina, es bastante arraigado a sus tradiciones, es precisamente por esto que los bailes propios de Chile, se sostienen desde hace siglos y se preservan como patrimonio inmaterial del país.

Pensando en la relevancia de la danza, para la cultura de los pueblos, hoy deseamos compartir contigo, los bailes propios de Chile.

Los siete Bailes propios de Chile

Ahora vamos a hacer un recorrido por los bailes propios de Chile, conforme con la zona en la que se practican, con el fin de que puedas empaparte un tanto de tanta diversidad.

1. Cueca

El baile nacional de Chile es la Cueca, diríase que su origen data de mil ochocientos veinticuatro y se practica en todas y cada una de las zonas desde la data, con ciertas variaciones depende de la localidad y sus costumbres.

La Cueca se danza, al son de la guitarra, el harpa y tonadas alegres cantadas por los músicos. La activa de la danza es la siguiente: los hombres procuran a la mujer de su preferencia y le ofrecen el brazo, lo admite y se pasean por el espacio, por último se ponen cara a cara manteniendo un pañuelo y comienzan a bailar. En el baile de la cueca se da un juego de coquetería, en la que la mujer escapa y el hombre la alcanza, se aproximan se distancian y se da un tinte de seducción.

Bailes propios de la zona norte

dos. El carnavalito

Esta danza llegó desde Bolivia hasta el norte de Chile y se volvió un baile habitual del Carnaval. La música del carnavalito es un género musical llamado huaino, que se toca con instrumentos como la quena y el bombo.

En esta danza participa un conjunto grande de muchas parejas, quienes efectúan bailes alegres, con figuras que ya se consideran tradicionales, como el puente, las alas y las calles.

tres. Cachimbo

Esta danza se hace en parejas, y en lo que se refiere a su ejecución tiene un tinte afín al de la cueca, en donde los bailarines utilizan pañuelos y se hacen giros incesantes. Este baile asimismo tiene como tema central la conquista cariñosa, en donde la mujer se muestra distante y bivalente, mientras que el hombre hace todo lo que resulta posible por cautivarla por medio del baile.

Bailes propios de la zona centro

cuatro. La sajuriana

Este baile es propio de Ñuble en la activa zona, se resalta primordialmente por el hecho de que la música incluye coplas y estribillos pegajosos que los asistentes entonan. A este baile asimismo se le llama sajuria o secudiana y hace una parte de las danzas autóctonas del país.

A lo largo de la danza, los bailarines se mueven separados al son de las coplas, mientras que agitan animadamente sus pañuelos. El ritmo es semejante al de la cueca y se baila zapateando el suelo, además de esto uno de sus rasgos más esenciales es que se pueden improvisar los movimientos.

cinco. La mazamorra

En los bailes propios de Chile, esta danza es particular, puesto que recrea una escena en la que dos gavilanes están rodeando a una paloma. Como el aleteo de estas aves, a lo largo del baile, dos hombres se mueven continuamente con movimientos agitados, tratando de conquistar el amor de una mujer.

Si bien los movimientos de esta danza tienen sus semejanzas con el cortejo de ciertas aves, la verdad, es que no se tiene claro cuál fue el origen de este baile.

Bailes propios de la zona sur

seis. Patizamba refalosa

De la misma manera que muchos de los bailes propios de Chile, en esta danza hombres y mujeres tienen pañuelos que agitan, mientras que bailan separados. Este género de baile se desenvuelve desde lo que es conocido como danza enfrentada, en donde hombre y mujer efectúan giros simultáneos con cepillado.

Otros elementos de la danza consisten en un saludo habitual que se efectúa con el pañuelo y en el zapateado como punto para marcar los pasos de la coreografía.

siete. El Costillar

Esta danza es propia de la zona de Chillán y prácticamente siempre y en todo momento se ejecuta en las festividades, donde además de esto se efectúan diferentes competencias, lo que atrae a diferentes géneros de públicos. En contraste a los otros bailes propios de Chile, este es ejecutado solamente por los hombres, si bien en ocasiones se hace en pareja, sin embargo de forma tradicional es una danza enteramente masculina.

En el Costillar, los bailarines se mueven, brincan y zapatean cerca de una botella, la persona que tumbe la botella se debe retirar del baile o abonar algún género de penitencia, a la que se le llama “echar una prenda”.

Otros bailes propios de Chile

Estas son los bailes propios de Chile más representativos de cada zona, sin embargo, por medio del rastreo reportaje, se pueden identificar más de cincuenta bailes con diferentes peculiaridades, si bien con elementos comunes como el tema del cortejo, el uso de pañuelos y el zapateado.

Ciertos otros bailes propios de Chile son:

  • El Torito
  • Cueca nortina
  • El huachitorito
  • El trote
  • El pequén
  • El sombrero
  • La porteña
  • La sirilla
  • El rin
  • La pericona
  • La trastrasera
  • Chocolate
  • La nave
  • Bailes Mapuche: (Mazatum- Machipurrum- Kuimin- Purrum- Machitum)
  • Ranchera
  • Vals
  • Polka criolla
  • Pasodoble
  • Chamamé

Aguardamos que hayas gozado de este viaje por los bailes propios de Chile, que es otra forma de conocer las tradiciones de un país lleno de diversidad y belleza.

Si te agrada la cultura, estamos seguros de que te encantará leer: once Danzas propias de la costa peruana

Referencias bibliográficas

Cifuentes, M. J. (dos mil siete). Historia social de la danza en Chile: visiones, escuelas y alegatos mil novecientos cuarenta-mil novecientos noventa. Lom Ediciones.

Loyola, M. (mil novecientos ochenta). Bailes de tierra en Chile. Valparaiso: Ediciones Universitarias de Valparaíso.

Palacios, M. L., & Valenzuela, O. C. (dos mil catorce). cincuenta danzas tradicionales y populares en Chile. Ediciones Universitarias de Valparaíso, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí