El dolor de garganta es un síntoma parcialmente común que puede surgir sin aparente motivo, mas que con frecuencia está relacionado con el desarrollo de un constipado o bien gripe.

Si bien es fundamental reposar y sostener una hidratación conveniente, asimismo hay algunos antídotos caseros y absolutamente naturales que se pueden emplear para calmar las molestias, singularmente en los casos más leves.

No obstante, si el dolor de garganta no mejora con estos antídotos caseros o bien si es intensísimo, dura más de 1 semana o bien impide que la persona coma, se aconseja preguntar a un médico de familia a fin de que valore la necesidad de empezar tratamiento con fármacos, como antinflamatorios, calmantes e inclusive antibióticos, si hay una infección en la garganta. Vea las primordiales causas de dolor de garganta y qué hacer en todos y cada caso.

Ciertos tés que pueden ser empleados para calmar el dolor de garganta son:

1. Té de menta

El té de menta es un antídoto natural popularmente usado en el tratamiento de gripes y constipados, primordialmente por se capaz de calmar el dolor de garganta. Conforme ciertos estudios científicos, esta planta contiene una buena concentración de mentol, un género de substancia que ayuda a fluidificar el moco y aliviar la irritación de la garganta.

Ingredientes

  • 1 tallo de menta;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Añadir las hojas de menta en el agua hirviendo, dejar descansar entre cinco a diez minutos. Ahora, colar el té y tomarlo cuando esté templados. Este té puede ingerirse dos a tres veces al día.

dos. Gárgaras con limón

El limón es un ingrediente común en la preparación de antídotos caseros para tratar el malestar en la garganta, gripes y constipados. Esto ocurre debido a su composición y también vitamina C y antioxidantes, los que le dan una fuerte acción antiinflamatoria.

Con lo que hacer gárgaras con agua de limón concentrada, puede asistir a reducir el malestar y la inflamación de la garganta.

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua tibia;
  • 1 limón.

Modo de preparación

Entremezclar el jugo del limón en 1/2 taza de agua templada y efectuar gárgaras. Estas pueden efectuarse hasta tres veces al día. Conozca otros antídotos caseros para efectuar gárgaras.

tres. Té de manzanilla con miel

El té de manzanilla con miel es una mezcla muy eficiente contra el dolor de garganta, en tanto que aparte de la miel que ayuda a hidratar los tejidos irritados, la manzanilla tiene una fuerte acción antiinflamatoria y astringente que ayuda a aliviar el dolor de garganta.

Además de esto, ciertas investigaciones asimismo semejan señalar que la manzanilla puede alentar el sistema inmunológico, ayudando a combatir los constipados y la gripe.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores secas de manzanilla;
  • 1 cucharadita de miel;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Poner las flores de manzanilla en la taza de agua hirviendo, cubrir y dejar descansar de cinco a diez minutos. Por último, añadir la cucharada de miel, colar y toma dos a tres veces al día.

En el caso de bebés menores de dos años, solo se debe ofrecer té de manzanilla sin miel, puesto que el consumo de miel en los primeros años de vida puede provocar una grave infección intestinal, famosa como botulismo.

cuatro. Gárgaras de agua templada con sal

Este es otro de los antídotos caseros más populares para el tratamiento del dolor de garganta, ejercitando un efecto veloz y potente contra el dolor. Este efecto se debe a la presencia de sal, que ayuda a disolver la mucosidad y las secreciones que pueden estar en la garganta provocando molestias, aparte de tener efecto antibacteriano, ayudando a quitar las posibles bacterias que están contribuyendo al dolor de garganta.

Ingredientes

  • 1 taza de agua tibia;
  • 1 cucharada (de sopa) de sal.

Modo de preparación

Entremezclar los ingredientes hasta el momento en que la sal se disuelva por completo en al agua. Después efectuar gárgaras con la mezcla tibia y reiterar tres a cuatro veces al día, o bien conforme la necesidad.

cinco. Chocolate con menta

Conoce de qué manera aprovechar estos ingredientes, y aprende otras recetas naturales, en este vídeo con la dietista Tatiana Zanin, donde explica de qué manera el chocolate ayuda a calmar el malestar:

seis. Té de jengibre

La raíz de jengibre es un potente antinflamatorio natural que puede ser empleado para calmar el dolor de múltiples inconvenientes inflamatorios, incluyendo el dolor de garganta. El jengibre tiene compuestos bioactivos como gingerol y shogaol, que dismuyen la inflamación y suprimen microorganismos que puedan ocasionar infección y empeorar el dolor. Conozca otros beneficios del jengibre.

Ingredientes

  • 1 cm de raíz de jengibre;
  • 1 vaso de agua hirviendo.

Modo de preparación

Descascar la raíz de jengibre y efectuar pequeños cortes. Después añadir el jengibre en el agua hirviendo, tapar y dejar descansar a lo largo de cinco a diez minutos. Finalmente, colar y tomar templados. Tomar este té tres veces al día.

siete. Jugo de toronja

Otro buen antídoto casero para el dolor de garganta es tomar jugo de toronja, en tanto que es rico en Vitamina C y actúa como antinflamatorio, reduciendo de esta manera los síntomas de la gripe y el constipado común.

Ingredientes

Modo de preparación

Lavar las toronjas, cortarlas por la mitad, eliminar las semillas y ponerlas en el procesador de comestibles. El jugo preparado así es más mantecoso y tiene más nutrientes. Debe tomar jugo de toronja por lo menos tres veces al día.

Este jugo no debe ingerirse cuando se está tomando algún fármaco, en tanto que puede interferir con su funcionamiento, anulando el efecto. Por consiguiente, siempre y en toda circunstancia es mejor informar al médico para saber de ser posible tomar jugo de toronja mientras que se toman otros fármacos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here