Tras ser rechazado en un trabajo para KFC y más de diez veces en la Universidad de Harvard, hasta transformarse en uno de los empresarios chinos más triunfantes de todos y cada uno de los tiempo, Jack Ma tiene mucho para enseñarte, tanto profesional como en tu vida personal.

Aunque este es el consejo menos aguardado de uno de los líderes más influyentes de China, y del planeta entero, cuando comprendes el trasfondo de su recomendación, comienzas a ver el rol de líder de forma diferente.

Generalmente, cuando deseamos transformarnos en grandes líderes, la primera cosa que se viene a nuestra psique son todos las ventajas o bien ganancias de tener este rol.

Sin embargo, acostumbramos a pasar por alto aquellas responsabilidades que implica ser un líder. Con lo que, si sueñas transformarte en un enorme líder, la recomendación es que tengas presente estas realidades que plantea uno de los hombres más ricos del planeta.

Las realidades que debes tener muy presente al instante de liderar:

Si hay alguien que sabe de liderazgo es Jack Ma, puesto que con sus conglomerados ha estado al cargo de miles y miles de decenas y decenas de personas.

Lo más particular es que, cuando escuchas a Jack Ma, alén de aprender los principios básicos del liderazgo, adquieres una perspectiva considerablemente más humana para impactar la vida del resto personas a través de tu trabajo.

En un artículo para el medio Inc, se hallan  3 grandes reflexiones de uno de los hombres más triunfantes de China y el planeta entero.

Lo más curioso es que, cuando le preguntaron qué consejo le daría a alguien su contestación fue que contundente: «si deseas que tu vida sea fácil, no seas un líder»

1. Debes aprender a querer

Conforme Jack Ma, existen 3 géneros de inteligencia que precisas tener como líder: Las más conocidas IQ (factor intelectual) y EQ (inteligencia sensible), pero asimismo CA (el cociente del amor).

Debes querer auténticamente a tu equipo de trabajo y la que están efectuando, por el hecho de que conforme vas medrando, el planeta se marcha haciendo más intenso y precisas tener un objetivo más grande que sencillamente ir a la oficina de ocho a cinco todos y cada uno de los días.

Y en un sentido práctico, deberás querer a tu equipo pues como líder que eres, sus vidas están en tus manos.

Acá es donde debes comprender que el liderazgo no se trata de manejar tu tiempo y hacer lo que se te de la gana; es precisamente lo contrario:

Un líder ha de ser un humilde servidor de aquellas personas talentosas, que se asegura que tengan lo que precisan y comprende cara dónde deben moverse.

dos. Ser un directivo no es un trabajo entretenido

Jack Ma fue el director de miles y miles de empleados. Y aunque hace ver su trabajo como algo simple, su vida no lo es. Aun confesó:

Si deseas que tu vida sea fácil, no habrías de ser un líder: Jack Ma

Comparte en Twitter

No es el hecho de tener miles y miles de personas a cargo. Una situación de líder demanda estar siempre y en todo momento libre, sin importar un mínimo si es lunes, miércoles o bien domingo; las personas confían en ti y en tu capacidad de solventar inconvenientes.

Libros recomendados:

Tienes la presión de tener una visión optimista del futuro y hacer hasta lo imposible pues esta se vuelva realidad; además de esto, debes ocuparte de los detalles más pequeños cuando apenas estás comenzando.

Mejor dicho, debes gozar lo que haces por el hecho de que de otra forma renunciarás frente a la primera complejidad.

tres. Vas a deber presionar a las personas

Cuando encares una situación bastante difícil recuerda la oración inspiradora de Jack Ma:

«Hoy va a ser bastante difícil y mañana va a ser peor. Mas el día después va a ser hermoso»

Recuerda que como líder debes inspirar a el resto personas, y más cuando atraviesan un instante bastante difícil. Y la mejor forma de conseguirlo es por medio del ejemplo, superando los descalabros, los instantes de inseguridad y tus dudas.

Cuando lideras con el ejemplo, vas a poder presionar a el resto a que entreguen su mejor versión, obligándolos a salir de su zona de confort y hacer cosas que acostumbraban a meditar que eran imposibles.

En suma, no hay una fórmula precisa para transformarte en líder inusual. Cada escenario tiene sus peculiaridades y tu trabajo es identificarlas y saber amoldarte a ellas.

Ser un líder no es algo simple, del mismo modo que las grandes cosas en la vida requiere esmero, sacrificio y gran dedicación. No obstante, el resultado de inspirar a el resto, sacar su mejor versión y también impactar la vida de otros con tus actos, es una cosa que merece la pena procurar.

Seguir leyendo: Si a los treinta y cinco años eres pobre, lo mereces: Jack Ma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here