Conocemos como cóctel aquella combinación que surge de la mezcla de distintas bebidas y otros ingredientes, en su mayoría líquidos. Suelen resultar especialmente agradables, dando un toque de elegancia y distinción, tanto en el consumo como en la preparación. Sin embargo, esta pequeña obra de arte para el paladar, necesita de cierta maestría para su elaboración..

Desde glassandservice te ofrecen algunos consejos para servir un cóctel con estilo. ¿Quieres conocerlos?

El cóctel, una bebida con historia

Aunque nos pudiera parecer una bebida de reciente creación, el cóctel se remonta a algunos siglos atrás. Según algunos vestigios, fue a finales del siglo XVIII cuando aparece en Inglaterra. Sin embargo, todo su esplendor se produjo en la famosa década de los años 20, en Estados Unidos, quizá para hacer más agradable las bebidas alcohólicas, de mala calidad, que se conseguían con el contrabando durante la ley seca.

Desde entonces, hasta nuestros días, los cócteles han originado un universo en el que la creatividad ha jugado un gran papel, convirtiéndose en los grandes protagonistas de las mejores fiestas y eventos.

Las herramientas para preparar un buen cóctel

Como toda obra de arte que se precie, el cóctel necesita de una serie de herramientas para que el resultado sea el perfecto. No todas son imprescindibles pero ayudarán en la tarea. 

Una de las imprescindibles es la coctelera, también conocida como vaso Boston. Suele ser de vidrio o acero inoxidable. Se compone de dos vasos y un colador que van unidos y nos permiten agitar los ingredientes para su perfecta fusión.

También se utilizan los exprimidores, con los que agregar ciertos jugos de frutas naturales; los coladores; vasos medidores, ya que el cóctel requiere de una gran precisión en el volumen de sus ingredientes; y para rematar y todo quede perfecto, un vaso o copa especial que añada elegancia y glamour a nuestro preparado.

Algunos consejos para el cóctel perfecto

  • Es importante seguir un orden a la hora de incluir los ingredientes en la coctelera: primero los zumos y el azúcar. Después el resto de ingredientes para finalizar con el hielo. Evitar incluir bebidas gaseosas. Agitar haciendo movimientos suaves y elegantes durante 15 o 20 segundos.
  • Si se va a utilizar un vaso mezclador, poner primero el hielo y remover, con la cucharilla especial para cócteles, durante unos segundos. Añadir las bebidas de mayor a menor densidad.
  • Elegir los vasos y copas adecuadas para cada cóctel es imprescindible para dar un toque más elegante. En la actualidad podemos encontrarnos con auténticas delicias del menaje. Muy importante: al verter el líquido de la coctelera, no llenar hasta el borde, además de dar un aspecto poco agradable puede derramarse, tanto al servir como al beber.
  • Dependiendo del tipo de combinado que vayamos a preparar así puede ir acompañado de una serie de elementos decorativos: unas hojitas frescas de alguna hierba, azúcar impregnado en el borde de la copa, trozos de frutas o algunas pequeñas golosinas. 
  • Importante es la elección del hielo ya que debemos evitar que nuestra bebida acabe aguada. Debe ser firme y compacto, aunque podemos elegirlo en dados, granizado o picado.

Aunque el sabor es imprescindible para un buen cóctel, la presentación aporta un toque de estilo que lo convierte en el manjar perfecto, ayudando a que esa explosión de creatividad vaya mucho más allá del paladar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here