La infección urinaria es la enfermedad que está más asociada al sistema o aparato mingitorio, la que puede acontecer tanto en hombres como en mujeres, con independencia de la edad. No obstante, otras enfermedades pueden afectar dicho sistema, como insuficiencia nefrítico, enfermedad nefrítico crónica, cálculos nefríticos y cáncer de vejiga y de riñón, por servirnos de un ejemplo.

Estas afecciones pueden generar síntomas como dolor o ardor al mear, orina con espuma o con fragancia realmente fuerte, presencia de sangre en la orina, ganas usuales de mear o salida de secreción por la uretra, por poner un ejemplo, en dependencia de la enfermedad.

Es esencial que sea consultado un nefrólogo o urólogo siempre y cuando exista algún signo o síntoma de perturbación del sistema mingitorio, con el propósito de que sean efectuados exámenes que puedan señalar la causa de los síntomas y, de este modo, pueda iniciarse el tratamiento más conveniente.

Entre las primordiales enfermedades que afectan el sistema meadero se incluyen las siguientes:

1. Infección urinaria

La infección urinaria corresponde a la proliferación de una bacteria u hongo en cualquier una parte del sistema mingitorio, lo que causa síntomas como dolor, molestias y sensación de ardor al mear, por servirnos de un ejemplo. En la mayoría de los casos, los síntomas de infección brotan debido al desbalance de la microbiota de la zona genital, merced al agobio o a la carencia de higiene, por servirnos de un ejemplo.

La infección urinaria puede clasificarse conforme con la estructura del sistema mingitorio involucrada:

  • Uretritis: ocurre cuando la bacteria u hongo alcanza la uretra, ocasionando inflamación y el surgimiento de síntomas como ganas usuales de mear, dolor o ardor al mear y secreción amarillenta;
  • Cistitis: es el género de infección urinaria más usual, la que ocurre cuando microorganismos alcanzan la vejiga, ocasionando orina turbia, dolor abdominal, sensación de peso en la parte baja del abdomen, fiebre baja y persistente y sensación de ardor al orinar;
  • Nefritis: es la infección más grave, esta ocurre cuando el agente infeccioso alcanza los riñones, ocasionando inflamación y el surgimiento de síntomas como ganas urgentes de mear, mas en poca cantidad; orina turbia y con fragancia fuerte, presencia de sangre en la orina, dolor abdominal y fiebre.

De qué manera tratar: el tratamiento para la infección urinaria ha de ser recomendado por el urólogo conforme con los signos y síntomas presentados por la persona, y con el resultado de los exámenes de orina pedidos, indicándose generalmente el uso del antibiótico ciprofloxacino. En los casos donde no son observados síntomas, no acostumbra a ser recomendado el uso de antibióticos, mas sí el seguimiento de la persona, con la meta de contrastar si hubo incremento de la cantidad de bacterias. Conozca otros fármacos para infección urinaria.

Vea en el próximo vídeo de qué forma ha de ser la dieta para sanar y eludir la infección urinaria:

dos. Insuficiencia nefrítico

La insuficiencia nefrítico se identifica por la complejidad del riñón para filtrar la sangre adecuadamente y fomentar la supresión de substancias dañinas para el organismo, acumulándose en la sangre, lo que puede dar como resultado el surgimiento de afecciones como incremento de la presión arterial y acidosis sanguínea, que causa ciertos signos y síntomas propios, como falta de aire, palpitaciones y desorientación, por poner un ejemplo.

De qué manera tratar: cuando la insuficiencia nefrítico es identificada después de que brotan los primeros síntomas, es posible revertirla a través de el uso de fármacos indicados por el urólogo o nefrólogo y a través de cambios en los hábitos alimenticios, con la meta de eludir la sobrecarga nefrítico. Además, en determinadas ocasiones puede aconsejarse la realización de hemodiálisis a fin de que la sangre sea filtrada y las substancias amontonadas sean removidas.

Vea cuáles son las causas de la insuficiencia nefrítico.

tres. Enfermedad nefrítico crónica

La enfermedad nefrítico crónica, asimismo llamada ERC o insuficiencia nefrítico crónica, es la pérdida progresiva de las funciones del riñón, la que no causa el surgimiento de signos ni síntomas que señalen la minoración de exactamente las mismas, siendo apreciada solo cuando el riñón ya se halla prácticamente sin función.

Los síntomas de ERC son más usuales en personas de edad avanzada, hipertensas, diabéticas o con antecedentes familiares de ERC, brotando cuando la enfermedad ya se halla en una fase adelantada. La persona puede presentar hinchazón en los pies, debilidad, orina con espuma, comezón en el cuerpo, calambres y pérdida del hambre sin causa aparente, por poner un ejemplo. Vea de qué forma identificar la enfermedad nefrítico crónica.

De qué forma tratar: el tratamiento de la ERC es efectuado, en los casos más graves, a través de hemodiálisis, con la meta de remover substancias que se hallan en demasía en la sangre y que no fueron correctamente eliminadas por los riñones. Además de esto, puede aconsejarse por el médico el uso de determinados fármacos y cambios en la dieta para eludir la sobrecarga nefrítico.

cuatro. Cálculos nefríticos

Los cálculos nefríticos son conocidos popularmente como piedra en los riñones y brotan de forma repentina, pudiendo ser eliminados por medio de la orina o atascarse en la uretra, lo que causa bastante dolor, eminentemente en la zona lumbar, y puede causar complejidad para moverse y presencia de sangre en la orina. Las piedras en los riñones pueden tener diferentes composiciones y su capacitación está íntimamente relacionada con los hábitos vitales, como falta de actividad física, nutrición incorrecta y poco consumo de agua a lo largo del día, y asimismo puede estar de manera estrecha ligada a factores genéticos.

De qué manera tratar: el tratamiento para los cálculos nefríticos puede cambiar conforme con la intensidad de los síntomas y el tamaño y la ubicación de las piedras, lo que es verificado a través de un examen de imagen. En ciertos casos, el médico puede aconsejar el uso de fármacos para calmar los dolores y facilitar la supresión de la piedra. Sin embargo, cuando la piedra es grande o está obstruyendo la uretra o el uréter, por poner un ejemplo, puede aconsejarse la realización de una pequeña cirugía a fin de que exactamente la misma sea eliminada.

En todos y cada uno de los casos, es esencial tomar bastante agua y tener algunos cuidados con la nutrición, puesto que de esa forma, aparte de tratar la piedra ya existente, previene el surgimiento de otras.

Vea más detalles sobre el tratamiento de los cálculos nefríticos.

cinco. Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria se identifica por la pérdida involuntaria de la orina, que puede acontecer tanto en hombres como en mujeres, con independencia de la edad. La incontinencia urinaria puede surgir debido al incremento de la presión en la vejiga, lo que es más usual en el embarazo, o debido a perturbaciones en las estructuras musculares que sostienen el suelo pélvico.

De qué forma tratar: en esos caos, la recomendación es que sean efectuados ejercicios para robustecer la musculatura pélvica y eludir la pérdida involuntaria de la orina. También, en los casos más graves puede ser indicado el uso de fármacos o cirugía.

Conozca de qué manera han de ser efectuados los ejercicios para la incontinencia urinaria.

seis. Cáncer

Algunos géneros de cáncer pueden afectar el sistema mingitorio, como ocurre en el cáncer de vejiga y de riñones, los que pueden surgir cuando se desarrollan células malignas en esos órganos o cuando exactamente los mismos son focos de metástasis. De forma general, el cáncer de vejiga y de riñón causa síntomas como dolor y ardor al mear, incremento de las ganas de mear, cansancio excesivo, pérdida de hambre, presencia de sangre en la orina, surgimiento de masa en la zona abdominal y pérdida de peso sin aparente razón.

De qué manera tratar: el tratamiento ha de ser indicado después de identificado el tipo y el grado del cáncer, pudiendo ser indicada por el nefrólogo u oncólogo la realización de cirugía para remover el tumor, seguida de quimio, radio o inmunoterapia. En ciertos casos, cuando el riñón se halla muy perjudicado, asimismo puede ser preciso realizar un trasplante nefrítico.

De qué manera es efectuado el diagnóstico

El diagnóstico de enfermedades del sistema mingitorio ha de ser efectuado por el urólogo o nefrólogo conforme con los signos y síntomas presentados por la persona. En general, es indicada la realización de exámenes de orina y urocultivo, para contrastar si existe alguna perturbación en tales valores y si hay infecciones.

También, se aconseja hacer exámenes bioquímicos que valoren la función nefrítico, como los niveles de urea y creatinina en la sangre. Asimismo puede ser indicada la medición de ciertos marcadores bioquímicos de cáncer, como BTA, CEA y NPM22, que acostumbran a estar perturbados en el cáncer de vejiga, aparte de exámenes de imagen que dejen la visualización del sistema meadero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí