Crear empresa en España en el dos mil veintiuno no es una misión imposible, ni muchísimo menos una labor que te demandará un esmero enorme.

Si has decidido comenzar tu negocio, o bien transformarte en autónomo en este país europeo, has de saber que en los últimos tiempos el proceso se ha dinamizado significativamente.

Esto quiere decir que se ha reducido la burocracia y que no tienes la obligación de invertir una fortuna para emprender exitosamente.

En verdad, hoy día tienes la opción de formar tu compañía de forma telemática, con lo que ahorrarás tiempo y optimarás recursos.

Entonces, si has decidido darle vida a esa idea de negocios que tiene años rondando por tu cabeza, es preciso que te familiarices con este proceso lo antes posible.

De qué forma crear tu compañía en España:

Ahora te vamos a explicar, paso por paso, de qué manera crear empresa España de forma ordenada, satisfactoria y segura.

Con estos datos vas a saber a qué ajustarte y vas a estar más dispuesto para facilitar ciertos trámites y disminuir al mínimo los tiempos de espera.

Ten presente que emprender un negocio en este país no tiene por qué razón ser algo extenuante o bien complicado, de manera especial pues muchos trámites se concretan por Internet.

Estos son los pasos a proseguir para comenzar tu compañía en el territorio de España de forma exitosa:

1. Elige el género de empresa

El punto de inicio para crear empresa España consiste en acotar el género de empresa, conforme tu idea de negocio.

Sin ningún género de dudas, la naturaleza de tu compañía te va a ayudar a llenar este paso exitosamente, o bien de forma acuciosa y acertada.

Debes escoger la manera jurídica de tu compañía ya antes de arrancar su respectivo registro, pues de ella van a depender determinados aspectos esenciales, semejantes como:

  • Ámbito en el que se desarrollará tu negocio.
  • Género de actividad económica.
  • Necesidades y requerimientos económicos.
  • Aportación de capital.
  • Aspectos fiscales.
  • Número de asociados y sus responsabilidades.

Géneros de sociedades mercantiles:

Asimismo es esencial que estudies y entiendas los diferentes géneros de sociedades mercantiles que se pueden formar en este país. Las más populares son:

Sociedad limitada

Está constituida por una persona física cuya responsabilidad se restringe al capital aportado. Y en estos instantes solo se requieren, por lo menos, tres.000 euros para formarla, bien sea en recursos o bien en dinero.

Se trata de una sociedad con carácter mercantil en la que los asociados atienden, personalmente, a las deudas sociales.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas de España, en el dos mil diecinueve las sociedades limitadas representaban el noventa y nueve por ciento del total de las formas jurídicas.

Esto pone en patentiza su popularidad en este país, en parte pues su constitución es simple y veloz, y asimismo pues ofrecen abundantes beneficios.

Cooperativa

Crear empresa en España con esta forma jurídica implica la participación de 3 asociados en régimen de libre adhesión.

El capital no puede ser menor a mil ochocientos euros, y en verdad, se debe aportar el veinticinco por ciento al instante de la constitución.

Sociedad Anónima

En un caso así el capital mínimo ha de ser de sesenta euros, está dividido en acciones y se forma a causa de las aportaciones de cada asociado.

Además de esto, una Sociedad Anónima no responde, personalmente, a las deudas sociales que tenga la compañía.

Sociedad Civil

La Sociedad Civil no merece la aportación de capital, mas tiene la peculiaridad de que la responsabilidad de los asociados es ilimitada.

Autónomos

Los autónomos no tienen la obligación de aportar capital para acotar su forma jurídica. Además de esto, su responsabilidad es ilimitada (en el caso de que deseen formarse como una compañía).

dos. Define la denominación de la compañía

La denominación, famosa de manera coloquial como “el nombre” de la compañía, debe delimitar tanto su actividad como su filosofía.

Este trámite te deja conseguir la escritura pública de constitución de cualquier sociedad en España.

Después de efectuarlo vas a tener a mano la certificación negativa de empresa, la que acredita que no hay ninguna otra compañía con ese nombre.

Un punto esencial que debes tener en consideración al comenzar un negocio en España es que la reserva de la denominación solo dura 6 meses.

Esto es, que debes anotar tu sociedad en el Registro Mercantil una vez pasado ese tiempo, o bien en caso contrario, estará de nuevo libre y podría ser utilizado por otra compañía.

Obtén la certificación negativa:

En estos instantes existen múltiples mecanismos para conseguir la certificación negativa, semejantes como:

  • Dar la petición, de forma ordinaria o bien electrónica, en las oficinas del Registro Mercantil Central (RMC).
  • Asistir al RMC de manera directa y presentar el impreso físico de la petición.
  • Por Internet: para ello vas a deber ocupar un formulario en la propia web del RMC.

tres. Gestiona el NIF de tu compañía

Este es uno de los pasos más esenciales en el momento de crear empresa en España de forma legal y satisfactoria.

Consiste en pedir su Número de Identificación Fiscal (NIF), el que te servirá, entre otras muchas cosas, para sostenerte al día con Hacienda.

Para esto vas a deber acceder a la Sede Electrónica de la Hacienda, particularmente al apartado “Modelos treinta y seis y 037”.

El NIF identifica a tu empresa en materia fiscal y debes contar con el ya antes de efectuar entregas, adquirir recursos o bien servicios, percibir cobros o bien abonos de pago, o bien contratar personal.

Te puede interesar: treinta Fallos de un emprendedor que debes eludir al comenzar

cuatro. Crea la escritura pública

Tras pedir la certificación negativa vas a deber proceder a crear la escritura pública en la apreciaría.

Se trata de un documento que firman todos y cada uno de los asociados que conforman tu sociedad (obligatoriamente frente a un notario).

cinco. Inscripción en el Registro Mercantil

En el momento en que te den la escritura pública vas a deber aguardar un mes para dirigirte al Registro Mercantil Provincial y lograr la competencia jurídica plena.

Los asociados o bien firmantes van a deber gestionar dicha inscripción en el tiempo establecido, o bien en caso contrario, podrían retrasar todo el proceso de crear empresa España.

Si has decidido formar una Sociedad Limitada, tras delimitar la denominación social, va a deber efectuarse el depósito del capital social.

Esto quiere decir que cada asociado va a deber depositar su una parte de capital social en una cuenta que esté a nombre de la compañía.

Si bien asimismo pueden aportar derechos o bien recursos patrimoniales que puedan ser valorados a nivel económico.

Por último, van a deber firmar en la apreciaría y presentar tanto el certificado del banco que justifica la aportación de capital, como la certificación de la denominación social.

De esa forma se le va a dar el alta a la compañía y va a estar autorizada para comenzar a facturar y a producir dinero.

Trámites auxiliares en el momento de formar una compañía española:

En paralelo, hay algunos trámites auxiliares que vas a deber efectuar en el momento de crear empresa España. Estos son ciertos de ellos:

Trámites fiscales:

Acá se incluye el conocido “Modelo 036” que debes dar en Hacienda para gestionar el NIF de la compañía.

De forma adicional, está el Certificado Digital de Persona Física que emite la Factoría Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

Esta certificación no tiene costo alguno y te deja firmar, o bien cifrar documentos, por la vía electrónica o bien telemática. Además de esto, se emplea para trámites fiscales, laborales, etcétera

Trámites laborales:

Cuando se defina al administrador de la sociedad, este va a deber registrar en el Régimen Singular de Trabajadores Autónomos, bajo la figura de Autónomo Societario.

Por otro lado, tienes la obligación de registrar a la compañía en la Seguridad Social al contratar empleados o bien trabajadores para tu compañía.

Estas contrataciones asimismo suponen obligaciones formales que no puedes obviar ni desechar, como por poner un ejemplo, el respeto a las normativas laborales actuales en este país.

seis. Obligaciones o bien trámites contables

Después de crear empresa en España vas a deber hacerte cargo de las obligaciones contables, en función de lo que establece el Código de Comercio.

Por tal motivo, tienes la obligación de llevar un libro de inventarios, de cuentas anuales y un libro diario.

Y no solamente eso, asimismo vas a deber presentarlos frente al Registro Mercantil de la provincia en donde esté anotada tu empresa.

Llevar la contabilidad de un negocio requiere tiempo, dedicación y experticia. Y si no te sientes preparado lo idóneo es que contrates a un profesional a la brevedad posible.

Registra una compañía en España con facilidad:

Atrás quedaron los días en los que crear empresa España era un proceso lento, complicado y complicado.

En nuestros días, solo debes proseguir los 5 pasos que terminamos de compartirte para formar esa compañía que podría aproximarte a tu independencia financiera.

Por consiguiente, si piensas aventurarte próximamente, y darle vida a tu idea de negocio, probablemente esta información te sirva de guía y te facilite incluso más el proceso.

Seguir leyendo: De qué manera hacer un traspaso de negocios en doce pasos (con ejemplo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí