El ajo es parte de una planta, el bulbo, siendo muy empleado en la cocina para adobar y condimentar los comestibles, y como fármaco natural para complementar el tratamiento de distintas afecciones.

Esta yerba es rica en compuestos sulfurados, siendo el primordial la alicina que le da el fragancia propio al ajo, siendo los responsables por las propiedades funcionales que tiene el ajo para la salud. Aparte de esto, es rico en ciertos minerales como potasio, calcio y magnesio.

Con lo que las ventajas de consumir ajo son:

1. Combatir virus, bacterias y hongos

El ajo tiene un compuesto sulfurado llamado alicina que le proporciona acción antimicrobiana, inhibiendo el desarrollo y la proliferación de bacterias, virus y hongos. Inclusive ayuda a suprimir las toxinas y bacterias patogénicas que afectan la vegetación normal del intestino, siendo útil para tratar las parasitosis.

dos. Combatir el cáncer de colon

Merced a la acción de la alicina, de la aliina y del ajoene, que son compuestos sulfurados, son antioxidantes los que evitan la capacitación de radicales libres y resguardan las células del organismo. Además, los sulfuros de alilo asisten a alentar ciertas enzimas que desintoxican al organismo de agentes causales de esta enfermedad.

tres. Resguardar la salud del corazón

El ajo ayuda a reducir los niveles de colesterol «malo» LDL y los triglicéridos en la sangre debido a que inhiben su oxidación, reduciendo de esta manera el peligro de padecer aterosclerosis.

Además, reduce la presión arterial alta debido a que ejercita un efecto hipotensor y favorece la circulación de la sangre por ocasionar un efecto vasodilatador. Asimismo evita la capacitación de trombos debido a que inhibe la agregación plaquetaria.

cuatro. Actuar como antinflamatorio natural

Merced a la alicina y a sus antioxidantes, el ajo reduce la contestación inflamatoria en el organismo que es ocasionado por distintas enfermedades. Además, sus compuestos sulfurados le dan propiedades calmantes y modulan la contestación del sistema inmune.

cinco. Eludir inconvenientes respiratorios

El ajo estimula las funciones respiratorias merced a sus propiedades expectorantes y asépticas, facilitando la respiración, con lo que su empleo es genial para tratar la gripe, tos, constipados, ronquera, asma, bronquitis y afecciones pulmonares.

seis. Sostener la salud cerebral

Merced a su poder antioxidante y antinflamatorio, que le dan la alicina y los compuestos sulfurados, y a su contenido de selenio y colina, el consumo usual de ajo podría resguardar las células del cerebro y reducir el daño ocasionado por los radicales libres, los que están implicados en el surgimiento de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y la demencia.

Por esta razón, el ajo es un comestible con mucho potencial para progresar la memoria y favorecer el proceso de aprendizaje, mejorando la salud cerebral.

La tabla ahora señala la composición nutricional por cada cien gramos de ajo:

Cantidad en cien gramos de ajo fresco
Calorías: ciento trece kcals
Proteínas siete g Calcio catorce mg
Hidratos de carbono veintitres con nueve g Potasio quinientos treinta y cinco mg
Grasas 0,2 g Fósforo ciento cuarenta y nueve mg
Fibras cuatro,3 g Sodio diez mg
Vitamina C diecisiete mg Hierro 0,8 mg
Magnesio veintiuno mg Alicina doscientos veinticinco mg
Selenio catorce,2 mcg Colina veintitres con dos mg

Aparte del ajo fresco, asimismo existe el ajo negro, el que pasa por un proceso de fermentación que potencia sus beneficios. Conozca más sobre el ajo negro.

seis beneficios del ajo para la salud [incluye Recetas]

Para poder beneficiarse de estas propiedades, la American Dietetic Association (ADA) aconseja consumir 1 diente de ajo fresco crudo al día.

El ajo debe consumirse triturado, partido, cortado o bien amasado, debiendo dejarlo descansar a lo largo de diez minutos ya antes de usarlo. Esto es esencial debido a que a lo largo de estos procesos se liberan y se activan los componentes sulfurados del ajo, como la alicina, la aliina y el ajoene del interior de la célula, incrementando su concentración y fortaleciendo sus beneficios.

El ajo puede ser usado para condimentar carnes, pastas, ensaladas y para preparar salsas y patés. Aparte de esto, asimismo se puede preparar en forma de té o bien como agua de ajo para conseguir sus beneficios de reducir el colesterol y resguardar el corazón.

Aparte del ajo fresco, asimismo existen cápsulas con el extracto seco, que pueden ser usados como suplemento nutricional. Conozca más sobre las cápsulas de ajo.

Al instante de adquirirlo se deben preferir cabezas de ajo redondas, sin máculas, que no esté machacado, que tengan sus dientes unidos y firmes, eludiendo que estén sueltos, suaves y marchitos.

Aparte de esto, para conservar el ajo por más tiempo y eludir que le salga moho, debe guardarse en un sitio fresco, seco y un tanto aireado.

Ciertas formas en las que se puede emplear el ajo para conseguir sus beneficios son:

1. Té de ajo

seis beneficios del ajo para la salud [incluye Recetas]

El té debe prepararse con 1 diente de ajo por cada cien a doscientos ml de agua. Se debe incorporar el ajo picado o bien machacado en agua hirviendo y sostenerlo a lo largo de cinco a diez minutos. Retirar del fuego y tomar templados.

Para prosperar el sabor del té, se le puede incorporar jengibre rallado, unas gotas de limón y 1 cucharada de miel.

dos. Agua de ajo

Para preparar el agua de ajo, se debe poner 1 diente de ajo machacado en cien ml de agua. Dejar descansar la mezcla a lo largo de toda la noche.

Esta agua debe consumirse en ayunas para asistir a adecentar el intestino y reducir el colesterol, pudiendo tomarse diariamente por el tiempo que se desee.

tres. Crema de ajo para carnes

Ingredientes

  • 1 vaso de leche;
  • tres dientes de ajo;
  • 1 pizca de sal, de perejil y de orégano;
  • Aceite de oliva.

Modo de preparación

Aguar la leche, el ajo, la sal, el perejil y el orégano. Ahora, añadir el aceite poquito a poco hasta lograr el punto de crema. Esta receta se puede emplear para acompañar carnes preparadas a la plancha o bien a la barbacoa, o bien para hacer pan de ajo.

El consumo excesivo de ajo puede crear problemas digestibles, cólicos, gases, vómitos, diarrea, cefalea y mareos.

Además de esto, el consumo de ajo crudo como antídoto natural está desaconsejado para recién nacidos, a lo largo de la cicatrización en el postoperatorio de cirugías, en personas que padezcan de presión baja, dolor en el estómago, hemorragias y en individuos que usen fármacos para fluidificar la sangre.

La berenjena, la linaza y el alcachofa asimismo se pueden usar para resguardar el corazón, vea otros antídotos caseros caseros para bajar el colesterol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here