Los antídotos caseros para la infección vaginal tienen propiedades asépticas y antiinflamatorias, que asisten a quitar al microorganismo causante de la infección y calmar los síntomas.

La infección vaginal corresponde a cualquier infección o bien inflamación que alcance la vulva, vagina o bien cuello del útero, siendo ocasionada eminentemente por Candida sp., Gardnerella vaginalis y Trichomonas vaginalis, por servirnos de un ejemplo. Los síntomas más habituales de la infección vaginal, son dolor y ardor al mear, dolor pélvico, dolor a lo largo de las relaciones y flujo.

Los antídotos caseros para infecciones vaginales no deben substituir al tratamiento médico, con lo que se aconseja preguntar al médico general o bien ginecólogo ya antes de utilizarlos a fin de que oriente la dosis y el tiempo de empleo, eludiendo dificultades.

1. Té de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades calmantes y antimicrobianas, y puede ser consumida como té o bien empleada en baño de asiento para calmar los síntomas y combatir la infección vaginal.

Ingredientes

  • tres cucharaditas de flores secas de Manzanilla;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para hacer el té, basta poner las flores secas de manzanilla en la taza de agua hirviendo y dejar a lo largo de cinco minutos. Entonces colar y tomar.

Conozca otros beneficios del té de manzanilla.

dos. Té de malva

La malva es una planta medicinal que tiene propiedades antiinflamatorias, y puede emplearse para calmar los síntomas de la infección vaginal.

Ingredientes

  • dos cucharadas de hojas secas de malva;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

El té de malva se prepara poniendo las hojas de malva en el agua hirviendo y dejar cerca de diez minutos. Entonces colar y tomar por lo menos tres veces al día.

tres. Aceite de melaleuca

El aceite de melaleuca o bien árbol del té, tiene propiedades asépticas, puede ser empleado para suprimir el microorganismo responsable por la infección y reducir los síntomas. Este aceite puede ser utilizado para hacer un baño de asiento y para ello, se deben poner cinco gotas de aceite en 1 litro de agua templada en una tina de plástico y sentarse por veinte a treinta minutos.

cuatro. Té de aroeira

La aroeira, famosa asimismo como turbinto o bien pimienta rosada, cuyo nombre científico es Schinus terebinthifolius, es una planta medicinal, que puede ser utilizada para tratar la infección vaginal, pues tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, combate al microorganismo responsable de la infección y calma los síntomas. Esta planta se puede emplear interna o bien externamente en forma de lavados vaginales o bien en forma de té.

A pesar de tener beneficios en el tratamiento de infecciones vaginales, el empleo de la aroeira y de otros antídotos naturales no deben excluir la consulta al ginecólogo y no sustituir el tratamiento indicado por el médico.

Ingredientes

  • 1 litro de agua hirviendo;
  • cien g de cascarillas de aroeira.

Modo de preparación

Para realizar el té de aroeira, basta poner las cascarillas de aroeira en 1 litro de agua hirviendo y dejar descansar por unos cinco minutos. Entonces, colar y dejar enfriar un tanto. Este té puede ser usado para lavar la zona íntima y se puede consumir hasta tres veces al día.

cinco. Té de ajo y jengibre

El té de ajo con jengibre tiene propiedades antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias debido a la alicina presente en el ajo, y a los compuestos fenólicos del jengibre como el gingerol, shogaol y zingerona, que actúan calmando los síntomas de vulvovaginitis como comezón, irritación y enrojecimiento, aparte de robustecer el sistema inmune dejando al cuerpo recobrarse más veloz de la infección.

Ingredientes

  • tres dientes de ajo sin cascarilla y cortados por la mitad;
  • 1 cm de raíz de jengibre o bien  ½ cucharada de jengibre en polvo;
  • 1 litro de agua.

Hervir el agua con ajo. Retirar del fuego y añadir el jengibre. Dejar descansar por cinco a diez minutos. Colar y tomar ahora hasta tres a cuatro dosis divididas durante el día.

El jengibre está desaconsejado en personas que están en tratamiento con anticoagulantes, con lo que debe evitarse su consumo en estos casos.

seis. Baño de asiento con vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otra buena opción de antídoto casero para la infección vaginal puesto que es una substancia ácida que ayuda a suprimir hongos y bacterias que ocasionan la vulvovaginitis, aparte de tener acción antiinflamatoria, calmando los síntomas de comezón, flujo, enrojecimiento y también inflamación.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de manzana;
  • dos litros de agua.

Modo de preparación

Hervir el agua y añadir el vinagre de manzana. Aguardar que se entibie y ponerlo en un balde o bien en la tina de baño. Efectuar el baño de asiento a lo largo de veinte minutos y enjuagarse ahora.

El vinagre de manzana ha de ser siempre y en toda circunstancia diluido ya antes de tener contacto con la piel, en tanto que es una substancia ácida que puede ocasionar irritación. Este baño de asiento no ha de ser efectuado por embarazadas.

De qué forma se efectúa el tratamiento para la infección vaginal

El tratamiento va depender del microorganismo implicado, mas ha de ser efectuado bajo orientación médica y con el empleo de fármacos como el Metronidazol, Ketoconazol o bien Clindamicina, por poner un ejemplo.

Se aconseja ya antes de empezar el tratamiento farmacológico, efectuar el diagnóstico de laboratorio para identificar el agente causante y de esta forma usar el fármaco más indicado para tratar la infección. Conozca de qué manera identificar y tratar la infección vaginal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí