Un genial antídoto casero para la fibromialgia es el jugo de col con naranja, como el té de yerba de san juan, ya que los dos tienen propiedades que asisten a calmar el dolor y el malestar que causa esta enfermedad. Aparte de eso, el té de ginkgo biloba y de rodiola asimismo son geniales opciones para calmar los síntomas de la fibromialgia relacionados con la depresión, ansiedad, pérdida de memoria y cansancio.

La fibromialgia es un trastorno crónico que causa dolor en múltiples unas partes del cuerpo y no tiene cura. No obstante, existen distintos tratamientos que dejan calmar los síntomas, como la realización de fisioterapia, el uso de fármacos recetados por el médico y ciertas terapias opciones alternativas. Vea con más detalles qué es la fibromialgia y de qué manera es el tratamiento.

Estos antídotos caseros pueden usarse en conjunto con las terapias indicadas por el médico para calmar los síntomas ocasionados por la fibromialgia.

1. Té de yerba de San Juan

El té de yerba de San Juan, asimismo llamado hipérico, tiene propiedades relajantes, por lo que ayuda a reducir los dolores que causa la fibromialgia, aparte de ser usada para el tratamiento de la depresión leve a moderada y para tratar la ansiedad. Su nombre científico es Hypericum perforatum.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de yerbas de San Juan;
  • quinientos ml de agua.

Modo de preparación

Poner los ingredientes en una olla y aguardar a que hiervan, al hervir se debe apagar el fuego y tapar la olla. Dejar enfriar (con la tapa puesta), colar y tomar de tres a cinco tazas por día.

dos. Jugo de col con naranja

El antídoto casero para fibromialgia con col es rico en calcio, hierro, fósforo y vitaminas A, B y C, que asisten a fortalecer los músculos, robustecer los huesos, prosperar la circulación sanguínea, acrecentar la energía y desintoxicar el organismo, siendo genial para reducir los dolores provocados por la fibromialgia.

Ingredientes

  • 1 vaso de jugo de naranja puro;
  • dos hojas de coles o repollo;
  • Azúcar al gusto.

Modo de preparación

Aguar los ingredientes y tomar ahora, sin colar. Se aconseja tomar este jugo dos veces por día, 1 en ayunas y otro al final de la tarde.

Se puede cambiar el sabor del jugo, usando otras frutas, como por ejemplo: piña, limón o manzana. Vea otros beneficios de la col para la salud.

tres. Té de gingko biloba

El Ginkgo biloba es una planta medicinal ancestral de China rica en flavonoides y terpenoides, por lo que es un potente antinflamatorio y antioxidante; ayuda a prosperar la concentración, eludir la pérdida de memoria, combate la ansiedad y la depresión (una de las primordiales causas de fibromialgia).

Ingredientes

  • cinco Hojas secas o 1 cucharada de pulpo seco de gingko biloba;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Entremezclar todos y cada uno de los ingredientes y dejar descansar a lo largo de cinco a diez minutos, colar y tomar cuatro veces al día. Asimismo es posible ingerir el gingko biloba en forma de suplemento, la dosis es de dos cápsulas por día o lo que sea indicado por el médico.

cuatro. Pimienta cayena

La pimienta cayena contiene capsaicina, del mismo modo que los chiles, guindillas y el ají picante. Este compuesto activo, conforme ciertos estudios científicos, ayuda a liberar serotonina, que está relacionada directamente con la percepción del dolor, haciendo que este reduzca.

Por esta razón, poner un pellizco de pimienta cayena en los jugos, batidos, en el agua y en las comidas podría asistir a calmar el dolor, como incluir los chiles para condimentar las comidas.

Aparte de esto, asimismo es posible adquirir en las farmacias capsaicina en crema, como por poner un ejemplo capsidol, la que se pone sobre la zona del músculo dolorida tres o cuatro veces al día, habiendo de ser utilizada de forma tópica.

cinco. Té de cúrcuma

La cúrcuma es una raíz rica en antioxidantes, cuyo primordial compuesto activo es la curcumina, la que tiene efectos antinflamatorios que podrían asistir a reducir los dolores ocasionados por la fibromialgia. Conozca otros beneficios de la cúrcuma.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de café de polvo de cúrcuma;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Poner el polvo de cúrcuma en el agua hirviendo y dejar descansar a lo largo de unos diez a quince minutos. Ahora, dejar enfriar y una vez templados, tomar hasta tres tazas al día entre las comidas.

seis. Té de rodiola

La Rhodiola rosea es una planta medicinal que puede asistir a calmar los síntomas de la fibromialgia, como ansiedad y depresión, ya que contiene compuestos que fomentan el incremento de las endorfinas, relacionadas con el bienestar. Aparte de eso, esta planta ayuda a reducir el cansancio, progresar la memoria y la calidad de sueño, que normalmente se ve perjudicado en las personas que padecen fibromialgia.

Ingredientes:

Modo de preparación: poner la raíz de rodiola en una taza de agua hirviendo, dejándolo descansar a lo largo de cuatro horas. Ahora debe colar la infusión y tomarla máximo dos veces al día.

Asimismo es posible ingerir la rodiola en forma de suplemento en cápsulas. La dosis recomendada depende del porcentaje de extracto seco contenido en el fármaco, cambiando normalmente entre cien a seiscientos mg al día, habiendo de ser consumido de preferencia a lo largo de la mañana o conforme indicación médica.

Vea ciertos ejercicios y consejos para progresar su calidad de vida:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí