La piscina siempre tiene que estar limpia para que nos podamos bañar, pero el fondo que no es nada fácil de limpiar, puesto que no es posible vaciar el vaso cada vez que queramos hacerlo.

Aquí es donde entran los limpiafondos, donde en tiendas como Manteysa podemos encontrar diversos tipos dependiendo de nuestras necesidades. Si quieres ver los diferentes modelos y sus precios visita ya Manteysa para encontrar el que mejor se adapta a ti.

Robots limpiafondos

Se trata de lo mejor que vamos a encontrar a la hora de dejar limpia la piscina, ya que el robot se encarga de todo por nosotros.

Podemos optar por modelos más económicos como el LP75 de PQS o irnos a robots más caros como el Vortex RV 5480iQ Zodiac, lo cual depende mucho del tamaño de la piscina y de la suciedad que suela acumular.

Estas máquinas funcionan con energía eléctrica y vienen con un cable muy largo, ya que la idea es que los metamos en la piscina y nos despreocupemos por completo de ellos, recogiéndolos de nuevo en la superficie cuando terminan su ciclo de limpieza.

En ese momento, vaciamos su depósito y quedan listos para ser usados de nuevo, dejando el vaso impoluto, porque, además de pasar por el fondo, también hacen lo mismo por las paredes, gracias a unos cepillos de PVC.

Algunos traen app propia y nos ayudan a ahorrar mucho dinero

Los más avanzados, como el ALPHA RA 6500iQ Zodiac es uno de ellos, incluso son capaces de mapear la piscina al contar con navegador inteligente. Con una app los podemos dirigir desde el smartphone, por ejemplo, para llevarlos a zonas más sucias.

Son los que mejor limpian, alrededor de cuatro veces más que el resto de limpiafondos, lo que nos permite ahorrar una gran cantidad de dinero en productos de desinfección, por lo que se puede decir que son una inversión, ya que no gastan agua al no necesitarla para impulsarse

Limpiafondos eléctricos

Además de los robots, también hay otras máquinas que funcionan con electricidad como son los limpiafondos eléctricos. Su principal ventaja frente a los anteriores es su precio, puesto que pueden costar hasta ocho veces menos, pero a cambio tendremos que hacer cierto esfuerzo físico para moverlos, pues seremos nosotros los que los impulsaremos.

Si los vemos por fuera, parecen aspiradoras inalámbricas de las que usamos en casa y es que eso es lo que son en realidad, aunque adaptadas a los entornos acuáticos.

Son simples y están destinados a piscinas con poco fondo

Hablamos de máquinas muy simples, lo que es otra de sus ventajas, que van muy bien en piscinas de pequeño tamaño, como las desmontables, y también en las de obra sin demasiada profundidad.

De todas formas, muchos de ellos vienen con alargadores, de manera que se pueden pasar por piscinas convencionales desde el borde, aunque hemos de tener en cuenta que si hay bastante fondo pueden requerir de un esfuerzo físico notable.

Así, para las piscinas pequeñas y poco profundas son una de las mejores soluciones por su sencillez y su precio, ya que en estos casos un robot limpiafondos no tiene demasiado sentido por su coste y todas las funciones que trae, las cuales no vamos a utilizar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí