El rambután es un fruto exótico rico en nutrientes, que además de esto tiene esenciales beneficios para la salud, como asistir a combatir infecciones, supervisar la diabetes, reducir el colesterol sanguíneo y prevenir el cáncer.

Las ventajas de este fruto se deben a que tiene compuestos bioactivos muy potentes, en especial en su cascarilla y semillas, con propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres, previniendo el daño de las células. Aparte de eso, el rambután, al ser un fruto bajo en calorías, con gran contenido de agua y fibra, ayuda a reducir el peso anatómico.

El rambután, conocido asimismo como lichi y cuyo nombre científico es Nephelium lappaceum L., está constituido por la pulpa, las semillas y la cascarilla, siendo esta última muy empleada para la preparación de productos alimentarios, productos cosméticos y farmacéuticos, debido a que sus propiedades medicinales. Esta fruta tiene un aroma agradable y refrescante y puede consumirse al natural, o como ingrediente de ensaladas o batidos.

Por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antidiabéticas, antibacterianas, antivirales y anticancerígenas, el rambután presenta los próximos beneficios para la salud:

1. Acrecentar el sistema inmunitario

Este fruto es rico en vitamina C, una vitamina que aumenta las defensas del organismo, resguardando contra las gripes, constipados e infecciones.

Además, los extractos de la cascarilla y semillas del rambután presentan actividad antibacteriana contra las bacterias de la especie pseudomonas aeruginosa, vibrio cholerae, enterococcus faecalis, staphylococcus aureus y staphylococcus epidermidis, organismos capaces de ocasionar infecciones en diferentes órganos del cuerpo, siendo una fruta eficiente para asistir a combatir estos patógenos. Además de esto, este fruto contiene geranina, un elagitanino que es eficiente contra la cepa del virus del dengue tipo dos (DENV-dos).

dos. Fomentar el perder peso

El rambután es una fruta que puede favorecer el perder peso, ya que es rica en fibras que forman una substancia gelatinosa en el intestino, incrementando el tiempo de digestión de los comestibles y absorción de los nutrientes, provocando la reducción del hambre y una mayor sensación de saciedad entre las comidas.

Aparte de eso, esta fruta es rica en agua y baja en calorías, siendo una buena aliada para emplear en los regímenes para perder peso.

Si desea conocer su IMC y su peso ideal, ponga los datos en la calculadora a continuación:

tres. Prevenir la oxidación de las células

Los extractos de la pulpa y de la cascarilla de esta fruta, tienen compuestos con potentes propiedades antioxidantes, los que combaten los radicales libres, resguardando a las células del daño oxidativo, previendo todo género de enfermedades ocasionadas por procesos de oxidación celular, como la esclerodermia, demencia senil, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, isquemia cerebral, insuficiencia cardiaca, cataratas, entre otras muchas.

cuatro. Supervisar la diabetes

Los extractos de la cascarilla y semilla del rambután tienen un efecto inhibitorio de la substancia α-glucosidasa, una enzima que es parte del metabolismo de la glucosa, fomentando la reducción de azúcar en sangre, siendo de mucha ayuda para supervisar la glucemia en personas que padecen de diabetes tipo dos.

No obstante, la pulpa de la fruta es rica en azúcares, por lo que ha de ser consumida con cautela en personas con diabetes.

cinco. Reducir el colesterol

Por sus propiedades antioxidantes, este fruto fomenta la reducción de grasas en el organismo, reduciendo el colesterol y los triglicéridos en la sangre, previniendo enfermedades de origen cardiovascular, como aterosclerosis, infarto de miocardio y derrame cerebral.

seis. Prevenir el desarrollo del cáncer

El rambután es rico en compuestos llamados elagitaninos, los que tienen actividad anticancerígena y antiproliferativa, previendo el desarrollo de las células cancerígenas, en especial las que producen el carcinoma en la boca, cáncer de cuello de útero y osteosarcoma.

siete. Progresar la salud intestinal

El rambután puede contribuir a una digestión saludable merced a su contenido en fibras, siendo que una parte pasa por el intestino sin ser digerida, agregando volumen a las heces y ayudando a apresurar el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento.

Aparte de eso, estas fibras tienen efecto prebiótico, ya que favorecen el desarrollo de las bacterias intestinales que son ventajosa para la salud, las que generan ácidos grasos de cadena corta, ayudando a prosperar la salud intestinal, reduciendo la inflamación y los trastornos intestinales, como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Conozca más beneficios de los prebióticos.

ocho. Progresar la apariencia de la piel

El extracto de la cascarilla y semillas del rambután, tienen propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres, previniendo el daño de las células de la piel. Por eso, este fruto es usado en la industria cosmética para la preparación de cremas para progresar la apariencia de la piel, con propiedades que previenen el envejecimiento, inclusive para arreglar el daño producido por los rayos UV del sol.

La próxima tabla muestra la información nutricional de cien g de la fruta rambután:

Componentes Cantidad cada cien g de rambután fresco (porción comible)
Calorías sesenta y seis kcal.
Agua ochenta y uno con setenta y seis por ciento
Fibra uno con treinta gr
Proteína cero con ochenta y tres gr
Hidratos de carbono dieciseis con cincuenta y tres gr
Grasas cero con cuarenta y cuatro gr
Vitamina C setenta y dos mg
Potasio ciento setenta y uno mg
Magnesio diez mg

Es esencial mentar, que para conseguir las ventajas del rambután, ha de ser consumido al lado de una dieta equilibrada y saludable, aparte de hacer actividad física con regularidad.

Su sabor dulce y su pulpa jugosa hace que el rambután sea un fruto muy polivalente para emplear en múltiples preparaciones, como, ensaladas, iogur, batidos, postres, mermeladas o en la manera de conserva en almíbar.

Para consumir esta fruta se debe abrir rasgando la piel, o, cortando al medio y extrayendo el interior que no se aferra a la piel y después retirar la semilla del centro con mucho cuidado.

Por su alto contenido en fibra, este fruto puede ocasionar diarrea, gases o hinchazón abdominal, cuando es consumida en grandes cantidades.

La pulpa de esta fruta es segura para su consumo. No obstante, la semilla, al ser consumida cruda, tiene efectos narcóticos y calmantes, ocasionando somnolencia y en casos más graves el coma e inclusive la muerte. El proceso de torrado puede contrarrestar sus propiedades narcóticas, mas aún no está clarísimo si consumir la semilla así puede ser segura. Por eso, hasta el instante es mejor eludir el consumo de la semilla de rambután.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí