La nutrición de la madre es un factor fundamental que altera la composición de la leche materna. De ahí que, a lo largo de la lactancia se aconseja tener ciertos cuidados con la dieta, en especial para eludir que ciertas substancias pasen al bebé por medio de la leche o bien que el sabor se vea perturbado, complicando el proceso de lactancia.

Ciertos ejemplos de comestibles que deben evitarse son aquellos con un sabor intensísimo, como el ajo o bien los espárragos, como los comestibles que poseen cafeína, como chocolate, café o bien té negro. Además de esto, el consumo de tés asimismo ha de ser con cautela, en tanto que múltiples plantas pueden provocar efectos secundarios en la madre y en el bebé. Vea los tés que son seguros a lo largo de la lactancia y cuáles eludir.

Ciertos estudios asimismo señalan que el surgimiento de cólicos en el bebé puede, en ocasiones, estar relacionado con la nutrición de la madre, singularmente debido al consumo de comestibles como leche y derivados, cacahuates y camarón, que pueden generar substancias que se liberan en la leche materna y acaban por irritar el intestino del bebé, provocando cólicos.

Los comestibles que han de ser eludidos a lo largo de la lactancia materna son:

1. Alcohol

El alcohol es una bebida que pasa velozmente a la leche materna, con lo que tras treinta a sesenta minutos la leche materna alcanza exactamente la misma cantidad de alcohol que el organismo.

La presencia del alcohol en la leche materna puede afectar el sistema inquieto del bebé, ocasionando somnolencia y también irritabilidad, comprometiendo su desarrollo neurológico y psicomotor, e inclusive ocasionar retraso o bien complejidad para aprender a charlar y pasear. Aparte de esto, el organismo de un bebé no suprime tan de manera fácil el alcohol del organismo como lo hace un adulto, pudiendo ocasionar intoxicación al hígado.

La ingesta de bebidas alcohólicas asimismo puede reducir la absorción de nutrientes en el intestino de la madre que son precisos para el desarrollo y desarrollo del bebé. Por esta razón, es esencial eludir su ingesta a lo largo de la lactancia.

En caso que la mujer desee consumirlo, se aconseja sacarse la leche que se le va a dar al bebé y guardarla. Sin embargo, si se toma alguna bebida alcohólica en pequeña cantidad, como 1 vaso de cerveza o bien 1 copa de vino, se debe aguardar en torno a dos a tres horas para regresar a darle pecho al bebé.

dos. Chocolate

El chocolate es rico en teobromina que tiene un efecto afín a la cafeína y ciertos estudios muestran que ciento trece g de chocolate aporta doscientos cuarenta mg de teobromina más o menos, detectándose en la leche materna dos horas y media tras la ingestión, lo que puede ocasionar irritación en el bebé y complejidad para dormir. Por consiguiente, se debe eludir comer grandes cantidades de chocolate o bien consumirlo todos y cada uno de los días.

En el caso de consumirlo, se aconsejan 2 cuadrados de chocolate (28g), lo que corresponde más o menos a seis mg de teobromina, y no le causa inconvenientes al bebé.

tres. Cafeína

Los comestibles ricos en cafeína como café, refrescos de cola, energéticos, té verde, té mate y té negro han de ser consumidos en pequeñas cantidades a lo largo de la lactancia materna, debido a que el bebé no logra digerir la cafeína de igual forma en que lo hacen los adultos.

Además de esto, la cafeína es un estimulante que puede ocasionarle al bebé complejidad para dormir y también irritabilidad. Además, la ingesta de grandes cantidades de cafeína puedes reducir los niveles de hierro en la leche, reduciendo por su parte los niveles de hemoglobina en el bebé, pudiéndole causar una anemia.

La recomendación es ingerir como máximo dos tazas de café al día que equivalen a doscientos mg o bien asimismo se puede procurar decantarse por y también tomar café descafeinado

¿Qué no se debe comer a lo largo de la lactancia materna?

cuatro. Comestibles con sabor intenso

Los comestibles con sabor intenso, como el ajo, espárragos, cebolla o bien los condimentos más fuertes, pueden ocasionar perturbación en el sabor y fragancia de la leche materna, primordialmente cuando se consumen diario o bien en grandes cantidades. Esto puede hacer que el bebé rechace la leche materna, complicando la lactancia.

cinco. Comestibles procesados

Los comestibles procesados ​​son por norma general ricos en calorías, grasas no saludables y azúcares, aparte de ser bajos en nutrientes como fibra, vitaminas y minerales, lo que puede afectar la producción y calidad de la leche materna. Por esta razón, se aconseja limitar al límite su ingesta y dar preferencia a los comestibles frescos y naturales, efectuando una dieta equilibrada que dé todos y cada uno de los nutrientes precisos para la salud de la mujer y la producción de leche de calidad para el bebé.

Estos comestibles incluyen salchichas, patatas fritas y snacks, fruta confitada o bien en almíbar, galletas y galletas rellenas, refrescos, pizzas, lasaña y hamburguesas, por poner un ejemplo.

seis. Comestibles crudos

Los comestibles como el pescado crudo que se emplea en la cocina nipona, las ostras o bien la leche no pasterizada, por poner un ejemplo, son una fuente potencial de intoxicación alimenticia, que puede provocar una infección gastrointestinal con síntomas de diarrea o bien vómitos, por servirnos de un ejemplo.

Si bien no causa ningún inconveniente al bebé, la intoxicación alimenticia puede provocar deshidratación en la mujer, lo que daña la producción de leche. Por ende, los comestibles crudos deben evitarse o bien consumirse solo en restaurants de confianza.

¿Qué no se debe comer a lo largo de la lactancia materna?

siete. Ciertos géneros de té

Ciertos géneros de té pueden afectar la producción de leche o bien ocasionar efectos colaterales en el bebé como en el caso del toronjil, orégano, perejil, menta piperita, ginseng, kava-kava o bien anís estrellado, por poner un ejemplo. De ahí que, deben evitarse siempre y cuando resulte posible o bien consumirse solo bajo orientación médica.

ocho. Comestibles que ocasionan alergia

Ciertas mujeres pueden tener alergia a determinados comestibles y el bebé asimismo puede desarrollar alergia a los comestibles que la madre ingiere a lo largo de la lactancia.

Es esencial que la mujer esté atenta primordialmente al consumir alguno de los próximos alimentos:

  • Leche y derivados;
  • Soya;
  • Harina de trigo;
  • Huevos;
  • Frutos secos, cacahuates y castañas;
  • Maíz y jarabe de maíz, siendo este último encontrado con ingrediente de productos industrializados, pudiendo ser identificado en la etiqueta.

Estos comestibles tienden a ocasionar más alergia y pueden provocar síntomas en el bebé como enrojecimiento en la piel, comezón, eccema, estreñimiento o bien diarrea, con lo que es esencial rememorar lo que se comió seis a ocho horas ya antes de amamantar al bebé y la presencia de síntomas.

En el caso de sospechar que alguno de estos comestibles esté ocasionando alergia, se debe quitar de la dieta y llevar al bebé con el pediatra para una evaluación, puesto que hay múltiples motivos que pueden ocasionar alergia en la piel del bebé aparte de los comestibles.

Vea de qué forma identificar la alergia a las proteínas de la leche de vaca y qué hacer.

nueve. Aspartame

El aspartame es un edulcorante artificial que cuando se ingiere se descompone de forma rápida formando fenilalanina, un género de aminoácido que puede pasar a la leche materna, con lo que su consumo ha de ser eludido primordialmente en los casos en que el bebé padezca de una enfermedad metabólica llamada fenilcetonuria, que puede advertirse tras el nacimiento por medio de la prueba del tamiz neonatal.

La opción mejor para substituir el azúcar es emplear un edulcorante natural que procede de una planta llamada estevia, siendo tolerado en todas y cada una de las fases de la vida.

Qué debe comer a lo largo de la lactancia materna

Para conseguir todos y cada uno de los nutrientes que el cuerpo precisa a lo largo de la lactancia, es esencial llevar una dieta equilibrada que contenga proteínas como carnes magras, pollo sin piel, pescado, semillas y legumbres, hidratos de carbono como pan integral, pasta, arroz y papas cocidas, y grasas buenas como aceite de oliva extra virgen o bien aceite de canola.

Vea de qué forma ha de ser la nutrición de la madre a lo largo de la lactancia materna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here