Es posible que no representen un porcentaje muy grande de las nuevas creaciones de empresas con respecto a los negocios más tradicionales, mas los start-ups captan mucha atención mediática. Seguramente se deba a que acostumbran a ser conceptos renovadores, y, por tanto, más atractivos desde determinado punto de vista de comunicación. Mas ¿Qué es un start-up? ¿Qué caracteriza a una compañía emergente? Te lo explico en el artículo.

¿Qué es un start-up? Definición del término

Un start-up es una compañía joven e renovadora que opera en el ámbito de las nuevas tecnologías. En particular, muchas de ellas se desarrollan en actividades de tecnologías de la información, en especial en Internet. Mas asimismo existen muchas empresas emergentes en otros ámbitos, como las biotecnologías, por servirnos de un ejemplo.

En castellano, se aconseja el uso de empresa emergente en vez del término anglosajón, mas hay que reconocer que la palabra “startup” tiene un uso considerablemente más usual que su traducción en español.

Si nos fijamos en el significado de la palabra en su idioma original, se compone de dos partes:

Ecwid
  • Start: que se refiere al arranque de una nueva empresa.
  • Up: que hace referencia al potencial de desarrollo del negocio.

Startup: un estado que es temporal por definición

Es esencial apreciar que hablamos solo de una fase en las etapas de una nueva empresa con base tecnológica. Cuando brota un start-up, puede acontecer dos cosas.

  • Si la compañía emergente tiene éxito y se afianza, pasa a ser una compañía más, con base tecnológica. Google, Amazon o Microsoft fueron start-ups en sus comienzos. Aportaron innovación, medraron mucho, mas hoy no se pueden llamar así. Tienen decenas, sino más bien centenares de miles de empleados, facturaciones millonarias. Prosiguen medrando, ciertas a un ritmo muy envidiable, mas no guarda relación con sus primeras fases. Se transformaron en empresas tecnológicas triunfantes.
  • Cuando el término no tiene éxito, la compañía jamás llega a superar la fase de start-up, y termina cerrando tras unos meses o años de aventura.

Primordiales peculiaridades de los start-ups

Una base renovadora y tecnológica

Es en ocasiones bastante difícil distinguir si una nueva empresa se puede estimar emergente o no. Puede haber alguna subjetividad a este respecto, aun para valorar el grado de innovación del proyecto. Por servirnos de un ejemplo, un restorán con servicio de entrega a domicilio, no se habría considerado un start-up. Mas, un término como Glovo, con una aplicación que deja conseguir la entrega a domicilio de múltiples restoranes merced a un servicio de repartidores, sí que era una innovación basada en tecnología.

Startup: un proyecto que es más peligroso

Empezar una compañía tradicional ya tiene sus peligros e incertidumbres. Por más que abras un restaurant en un buen lugar y tengas preparado una estrategia realmente bien pensada, siempre y en toda circunstancia pueden pasar cosas. En el caso de una compañía emergente, a esos peligros inherentes a cualquier negocio debes sumar la alta inseguridad. Crear significa plantear algo diferente al mercado. Por buenísima que sea la propuesta de valor, no hay garantía de que el público la adopte.

Una compañía emergente es escalable

Un punto en común que acostumbran a tener muchos start-ups es que requieren una inversión inicial esencial, registran pérdidas a lo largo de meses o años, mas entonces los ingresos medran considerablemente más veloz que los gastos. Habitualmente, el costo marginal es prácticamente nulo, singularmente en un ambiente digital.

Pongamos el ejemplo de una compañía que crea un nuevo software. Cuesta desarrollarlo, y va a haber que trabajar para aportarle mejoras. Mas, una vez que lo tienes, vender diez o vender un millón te cuesta prácticamente lo mismo. Evidentemente, precisarás más infraestructuras, mas está clarísimo que los ingresos medran considerablemente más veloz que los gastos.

Ser un negocio escalable es una de las peculiaridades primordiales de un start-up. En verdad, es lo que corresponde al “up” de la palabra.

Un start-up acostumbra a precisar mucha financiación

Inmediatamente antes explicaba que la mayor parte de los proyectos de empresas emergentes precisan una inversión esencial. La consecuencia obvia es que la financiación de esos proyectos es clave.

En el caso de los start-ups se acostumbra a charlar de rondas de financiación.

En la primera fase, la primera financiación, que se acostumbra a llamar capital semilla, por norma general es aportado por los propios emprendedores, o por lo que es conocido como Love Money. Me refiero al dinero aportado por familiares y amigos (Family, Friends and Fools). Esa aportación de dinero sirve primordialmente a arrancar el proyecto y comenzar a trabajar en él.

Ahora, acostumbra a ser muy frecuente persuadir a un Business Angel, un especialista en start-ups que aporta capital y experiencia al proyecto. Ten presente que al comienzo una compañía no produce prácticamente ingresos, mas precisa reclutar y desarrollar sus productos o servicios.

Cuando la compañía ya está en marcha y logra tracción, precisa más financiación para poder medrar veloz. Se acostumbran a cerrar distintas rondas de financiación con empresas de capital peligro, que entran al capital a cambio de financiar ese desarrollo. Más adelante, cuando la compañía se haya afianzado, esos inversores van a salir del capital, con una plusvalía esencial.

La compañía emergente: una estructura muy flexible

En un ambiente tan dudoso, la clave del éxito de un start-up no es tanto hallar una gran idea de negocio desde el comienzo, sino más bien saber amoldarse a la contestación del mercado para progresar el término.

En muchas ocasiones, no se sabe cuál puede ser el modelo de explotación comercial que pueda marchar, y se va probando. En el weblog conté hace cierto tiempo la historia de Blablacar. Me semeja interesante, por el hecho de que exactamente procuraron múltiples iteraciones, ya antes de decantarse por cobrar una comisión por cada viajante.

La filosofía Lean Start-up, pivotando desde una idea inicial, acostumbra a ser fundamental para el éxito de una compañía emergente.

Espero que con este artículo te haya quedado claro qué es un start-up. No vaciles en descubrir más artículos y en compartir los contenidos que más te agradan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here