La soldadura es el proceso de fijación a través de el que se unen 2 o bien más piezas de un material, generalmente metales o bien termoplásticos. Los procesos de soldadura son muy populares en nuestros días, y su origen se remonta a tiempos lejanísimos. Hace unos dos mil años, en la Edad de Bronce, ya se edificaban pequeñas cajas de oro, con piezas unidas por presión. A lo largo de la Edad de Hierro, los egipcios aprendieron a soldar pedazos de hierro, y en la Edad Media se desarrolló el arte de la herrería, con lo que se generaron muchos artículos unidos a través de procesos de percusión. Mas no bien fue hasta el siglo XIX cuando se desarrolló la soldadura tal y como la conocemos el día de hoy.

Desde ese momento se han desarrollado técnicas nuevas y herramientas, como la soldadura láser. Debido a su enorme potencia y fuerza es de los procesos más utilizados en nuestros días. Con la compañía Láser Comercial vas a poder acceder a este género de tecnología, ideal para todo género de industrias y comercios. ¿Deseas conocer más? Prosigue leyendo.

¿Qué es la soldadura láser?

El láser se desarrolló en los laboratorios Bell Telephone como un dispositivo de comunicaciones. Desde ahí, se efectuaron ensayos que probaron su potente concentración de energía. Toda esta potencia se amontonaba en un espacio pequeñísimo, con lo que representaba una poderosa fuente de calor. Debido a esta propiedad, se decidió emplear como procedimiento de soldadura. En resumen, la soldadura láser es un proceso que, mediante un haz de láser, puede derretir y recristalizar un material para unir y soldar. Se emplea sobre todo en operaciones de metalurgia automotriz, en las que se requiere una enorme precisión y resultados enormemente controlados.

Las máquinas para soldar por láser de nueva generación son simples de emplear y cuentan con una línea de soldadura fina, de gran velocidad y con la posibilidad de no usar consumibles. Además de esto, cuentan con un sistema interactivo de control. Pueden cambiar el rango, el ángulo y la anchura de la soldadura, conforme el trabajo a efectuar y dependiendo de la superficie a soldar. La soldadura láser se puede emplear en superficies de todo tipo; como acero inoxidable, acero al carbono o bien planchas galvanizadas, entre otros muchos materiales.

Por otro lado, puede efectuarse de 2 maneras: soldadura por conducción de calor y soldadura de ojo de cerradura. Con la primera, la superficie del metal se calienta sobre el punto de fusión, mas sin que se evapore. Este proceso se usa para las soldaduras que no requieren una alta resistencia. El resultado final va a ser suavísima y estético. Para la soldadura por conducción de calor, se usa un láser de baja potencia. En este proceso, el láser calienta el metal de forma que la superficie se vaporiza y excava de manera profunda en el metal.

¿Por qué razón emplearla en tu taller?

ventajas de la soldadura laser

En nuestros días muchas son las empresas y negocios que han optado por la soldadura láser. Esto se debe primordialmente a que se puede emplear tanto en soldaduras pequeñas y detalladas, como en grandes estructuras metálicas. Además de esto, resulta realmente útil y eficiente para diferentes procesos de fabricación y diseño de una extensa gama de productos. Por tales razones y considerablemente más, es ideal que cuentes con esta tecnología en tu taller. Ahora, te compartimos ciertos motivos con lo que contar con ella.

1. Alta potencia y precisión

Una de las primordiales ventajas de la soldadura láser es la alta densidad de potencia y precisión. Hay una extensa pluralidad de máquinas láser, con diferentes potencias, con lo que vas a deber valorar cuál de ellas se amolda mejor a tus necesidades. Con independencia de los diferentes requerimientos, la soldadura láser deja acabados precisos y de calidad. Del mismo modo, las máquinas de soldadura láser, dejan un enorme control. De este modo, dejan efectuar trabajos pequeñísimos y detallados sin ocasionar daños y consiguiendo soldaduras resistentes. Por su parte, deja manejar soldaduras difíciles.

dos. Mayor Velocidad

Incuestionablemente, los equipos de soldadura láser dejan un ritmo de producción más veloz. Esto no solo facilita el trabajo de la compañía, asimismo garantiza que el volumen va a aumentar de forma positiva. Por otro lado, en dependencia del grosor de la soldadura, se requerirán velocidades diferentes. Con los equipos de soldadura láser, se puede trabajar con un extenso rango de velocidades. Otro factor que fortalece la enorme productividad de estos equipos, es que no usa materiales de relleno que se utilizarían en otros géneros de soldadura, fortaleciendo el ahorro de otros costos.

banner-ebook-como-comenzar-no-una-sino más bien-cien-ideas-negocios-interior

tres. Penetración y resistencia

La penetración de la soldadura láser puede ser ventajosa para aplicaciones como el sellado de recipientes o bien la soldadura de piezas de gran grosor. El hecho de poder tener una enorme penetración deja soldaduras de una sola pasada. De igual forma, la soldadura láser tiene una genial resistencia y no presenta ningún género de deformaciones. Aun, se ha determinado que cierto género de materiales, marchan mejor con esta clase de soldadura. Cabe incorporar que esto no limita los materiales que pueden utilizarse con el láser; este marcha de forma eficaz sobre cualquier superficie.

cuatro. Sencillez de empleo

Es posible que todas y cada una de las comodidades y ventajas de la soldadura láser te hagan meditar que son máquinas complejas. ¡Mas no es de este modo! Lo mejor de este género de tecnología es que es muy simple de emplear. Aun, en la compañía Láser Comercial, cuentan con múltiples tutoriales y servicios técnicos que dejan que siempre y en toda circunstancia estés a la par con los profesionales del campo. ¡No aguardes más y accede de una vez a la tecnología de la soldadura láser!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here