El procedimiento Montessori es un modelo educativo que tiene como propósito que los pequeños puedan aprender y desarrollarse por sí solos en un entorno de libertad en un ambiente en el que cada cosa tenga su razón de ser, cumpliendo con el propósito de alentar los procesos de desarrollo y desarrollo de los menores.

¿Qué es el Procedimiento Montessori?

El Procedimiento Montessori brotó a fines del siglo XIX y principios del XX, y fue elaborado por la Médica y Educadora italiana María Montessori quien procuraba producir opciones alternativas educativas diferentes, pensadas particularmente para las necesidades de los pequeños conforme con su etapa educativa.

La libertad de experimentación es la columna vertebral de este procedimiento, y su éxito ha sido tal, que desde su surgimiento se ha incorporado en diferentes instituciones educativas en el mundo entero y además de esto se ha extendido a los hogares, con el fin de que los bebés desde su nacimiento tengan una estimulación conveniente que les deje desarrollarse ciertamente.

¿De qué manera incorporar el Procedimiento Montessori en Casa?

Teniendo presente los múltiples beneficios que tiene el Procedimiento Montessori de cara al desarrollo de bebés y pequeños, incorporarlo en casa es apostar por su desarrollo.

Para comenzar a utilizar el Procedimiento Montessori en casa, la primera cosa que has de saber es que debes preparar un entorno estético, simple y ordenado, en donde los bebés puedan explorar a sus anchas y conseguir la estimulación conveniente.

Desde las primeras etapas es ideal utilizar Camas Montessori que están diseñadas a fin de que el pequeño desarrolle su autonomía. Estas se resaltan por estar a ras del suelo de tal modo que tus hijos se puedan subir y bajar de manera fácil sin la ayuda de absolutamente nadie, lo que estimula la toma de resoluciones y la libertad de movimiento, además de esto evita accidentes. Todo esto sin contar que sus diseños son diferentes a los tradicionales, característica ideal para promover su imaginación

De la misma forma, asimismo es ideal escoger un moblaje comprendido por Muebles Montessori que se resaltan por estar creados particularmente para reemplazar las necesidades de aprendizaje e independencia que tienen los pequeños. Este género de moblaje aparte de tener diseños súper seguros que evitan accidentes, robustecen las habilidades de creación, movimiento y exploración, por lo que son ideales de cara al desarrollo de los menores.

De igual forma, debes escoger decoraciones simples y dotar el cuarto de elementos que produzcan curiosidad y dejen un desarrollo efectivo del bebé con el planeta.

Aparte de la adecuación de los espacios, es esencial que las madres y progenitores se vinculen ciertamente en el proceso formativo de los pequeños por medio del amor y la entendimiento, elementos precisos a fin de que el pequeño pueda desarrollar su potencial y tener un equilibrio físico, mental y sensible. Las pautas de crianza respetuosa, el uso de expresiones positivas son ciertas cosas que contribuyen a que los menores se sientan valorados e incluídos en el planeta.

Es preciso eludir la hostilidad y las riñas, y apostar por un trato positivo en el que el pequeño se sienta valorado. Esto implica, eludir protestas y comentarios que lo puedan hacer sentir inseguro, y por contra recurrir a expresiones y encomios que lo hagan sentir valioso y robustecer su seguridad.

Uno de los factores más esenciales es dejar que el bebé interaccione con su ambiente, a fin de que aprenda a relacionarse con el planeta. Así que en vez de sobreproteger, es esencial dejar que realice las actividades que puede hacer solo. Para finalizar, no olvides que el ejemplo es el mejor educador, así que tus actitudes y comportamientos van a ser la guía para tus hijos.

Como ves, el Procedimiento Montessori es una opción alternativa amoldada a la necesidades reales de los pequeños, que tiene como fin no obligarlos a amoldarse a un planeta de adultos, sino más bien brindarles la ocasión de que exploren la vida con sus ojos de pequeños. En las ventajas más grandes que se pueden conseguir es alentar un desarrollo intelectual, sensible y físico en los menores, aparte de robustecer valores tan esenciales como la autoestima, la independencia, la autonomía, la libertad y la dicha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí