Comenzar un proyecto de decoración, dar un nuevo aire a la casa cambiando el color de las paredes o restaurar un viejo mueble para darle otra oportunidad, puede ser muy motivante. Independientemente de si es para hacer la selección de materiales, colores y acabados, lo mejor es ponernos en manos de un profesional que lo lleve a cabo.

Para conseguir los objetivos que queremos a la hora de emprender una tarea de este tipo, es una buena idea acudir a una fábrica de pinturas para dejarnos aconsejar por su experiencia; en el caso de las pinturas, barnices o resinas, es importante tener en cuenta muchos factores, ya que existe gran variedad de productos y es fundamental tener información sobre sus componentes, sus formas de aplicación y cuidados para un correcto mantenimiento. 

Productos específicos para cada proyecto

Hoy en día existen multitud de productos que se adaptan a nuestras necesidades; además de pinturas o barnices, más conocidos hasta ahora, las resinas son una buena opción a tener en cuenta para proyectos de diseño de interiores y decoración.

Resinas

Su cualidad principal es que son líquidos clasificados dentro de los termoestables, es decir, una vez que se han endurecido por la acción de los catalizadores, no pueden volver al estado original y se convierten, por tanto, en sólidos insolubles. Son una opción ideal para crear materiales con muy buenas propiedades mecánicas y bajo peso, perfectos para fabricar platos de ducha, encimeras o pavimentos, o incluso para la construcción de silos o embarcaciones. 

Barnices

Otro de los productos estrella para los proyectos de diseño y decoración son los barnices al aguaideales si tenemos en cuenta el cuidado del medioambiente, ya que desde el punto de vista ecológico, es de los productos más recomendados. Además de esta, cuentan con otras ventajas:

  • Prácticamente inodoro
  • Secado rápido
  • Permite mantener el color natural de la madera
  • Muy poca emisión de solventes al ambiente (hasta nulas en algunos casos)
  • Fácil limpieza de equipos y utensilios
  • Uso sencillo, apto para personas no profesionales

Los barnices con bases al agua utilizan como diluyente base el agua, que es el vehículo utilizado para transportar las resinas y resto de componentes del barniz y soporte a aplicar. Se pueden aplicar sobre diversos materiales, como madera, metal, PVC, vidrio, piedra, cemento impreso, microcemento decorativo. Además, dependiendo del material y el diseño que elijamos, este producto nos ofrece diferentes acabados (brillo, mate…).

Para su aplicación, los barnices en base agua se aplican mediante los sistemas industriales habituales, tales como la proyección con los distintos tipos de pistola, pero también pueden ser aplicados a cortina o rodillo. Si queremos aplicarlo sin acudir a un profesional, podemos hacerlo con brochas, paletinas y rodillos manuales.

Una vez conocida la importancia de elegir un buen producto para conseguir el objetivo que tenemos en el proyecto, estaremos más seguros a la hora de dejarnos asesorar y elegir el que más nos conviene, y conseguir así el acabado esperado y los mejores resultados para nuestros trabajos y proyectos de decoración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí