Los préstamos en línea son un producto financiero cuyo objetivo consiste en la financiación de un asunto personal o cubrir un gasto o consumo inesperado de manera rápida. Representan una estupenda alternativa para todo aquel que requiere respuestas urgentes y no logran reunir los requisitos exigidos por las entidades bancarias.

Obtener financiamiento a través de préstamos online, cada día toma más fuerza debido a las numerosas facilidades y ventajas que ofrece.

En este post conoceremos la información necesaria para comprender de qué tratan estos préstamos y cómo acceder a ellos.

Tipos de préstamos en línea

Podemos encontrar diversos tipos de préstamos online, con condiciones particulares que se pueden adaptar a cada cliente, de manera de cubrir sus necesidades:

1. Préstamos personales

Los préstamos personales tienen como finalidad ofrecer una solución rápida para resolver un consumo generalmente asociado a la compra de un producto o servicio, el cual puede ser desde un viaje hasta la adquisición de un electrodoméstico, así como la cancelación de cuotas relacionadas a estudios, entre otros.

Lo que se pretende es solventar de manera inmediata la situación generada en forma inesperada, estableciendo un vínculo entre solicitante y prestamista a través de un contrato donde se establecen las condiciones de la negociación.

2. Préstamos urgentes

Se trata de préstamos online que se aprueban a particulares de forma muy rápida debido a la inmediatez de la necesidad.

No se exigen gran cantidad de información para la aprobación que podría retrasar el proceso, además no se requiere demostrar la posesión de inmuebles o avales que respalden la solicitud.

Se les considera préstamos inmediatos que son aprobados durante los quince minutos posteriores a la solicitud, donde se recibe en la cuenta bancaria suministrada la cantidad acordada.

3. Préstamo de dinero rápido sin aval

Los préstamos de dinero rápido sin aval, se orientan a satisfacer necesidades ocasionadas por cualquier contratiempo y que no dan ocasión para esperas por procesos engorrosos, ofreciendo un proceso de solicitud sencillo y de rápida aprobación.

No se exige al solicitante contar con el respaldo de una nómina o pensión, así como ningún tipo de aval para el préstamo. Tampoco se solicitan explicaciones sobre qué hará la persona con el dinero.

Pueden solicitar entre 100 y 750 euros, para ser pagados entre 61 y 90 días.

4. Préstamos con ASNEF

Este tipo de préstamos online está dirigido a todos aquellos solicitantes que han sido rechazados por las entidades bancarias, debido a que se encuentran en los listados de morosos de ASNEF.

Se otorgan en forma rápida, las cantidades no suelen superar los 3000 euros los cuales generalmente cuentan con un plazo de devolución inferior a 30 días.

Requisitos básicos para solicitar un préstamo online

Dependiendo del tipo de préstamo online solicitado, los requisitos podrán incluir lo siguiente:

  • Ser mayor de 18 años.
  • DNI.
  • Poseer una cuenta bancaria en España.
  • Residir en el país.
  • Dirección personal de correo.
  • Número de móvil personal.
  • En algunos casos, pasaporte y foto.

Ventajas de los préstamos en línea

  1. Los préstamos online ofrecen comodidad y rapidez para alcanzar la financiación que permita cubrir una necesidad puntual sin que se requieran procesos complejos y lentos.
  2. La rapidez de respuesta tanto para su aprobación como para obtenerlos.
  3. No existe discriminación para consumidores con historial crediticio negativo, cualquier persona puede acceder a gestionar y recibir un crédito online.
  4. No se requiere explicar las razones para la solicitud del préstamo

En un sitio como Credy podrás encontrar las mejores soluciones para acceder de forma rápida y segura con prestamistas verificados que gozan de buena reputación, sólo se requiere ingresar a su portal, llenar el formulario y evaluar las opciones para seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Desventajas de los préstamos online

También poseen aspectos relevantes que deben ser considerados antes de recurrir a estos productos financieros, de manera de no verse afectado por intereses sumamente altos a consecuencia de retrasos en el pago.

  1. Altos intereses: la velocidad para su aprobación conlleva un alto coste en el cobro de intereses lo que implica pagar un alto precio por un producto o servicio a cambio de la rapidez con la que se consigue el dinero. 
  2. Cantidades limitados: la cantidad de dinero aprobada no puede compararse con el que se pudiese conseguir a través de una entidad bancaria.
  3. Plazos de pagos: entre 30 y máximo 90 días.

A pesar de estas escasas desventajas, los préstamos en línea representan una excelente solución para aquellas personas que necesitan un crédito o préstamo lo antes posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here