En el contexto actual, la implicación de las compañías en materia de sostenibilidad cada vez es más esencial. No obstante, el cuarenta y seis por ciento de las pequeñas y medianas empresas españolas reconocen que no tiene una estrategia de sostenibilidad, conforme especifica Hiscox, compañía de seguros internacional experta en empresas, en su I Informe Hiscox de pequeñas y medianas empresas y autónomos en España.

Esta falta de previsión en materia de sostenibilidad asimismo se explica por el hecho de que solo el quince con siete por ciento de las Pymes encuestadas estima que el cambio climático sea un peligro sistémico que les vaya a afectar con seriedad.

Solo el treinta y uno con tres por ciento de las pequeñas y medianas empresas hace prácticas sustentables

No solamente se trata de que pocas empresas diseñen una estrategia de actuación en materia de sostenibilidad, sino además de esto tampoco muchas son las que realizan prácticas sustentables en su día a día. Específicamente, solo el treinta y uno con tres por ciento de las pequeñas y medianas empresas hace prácticas sustentables y otro dieciocho por ciento afirma que lo va a hacer en el futuro, lo que deja un cincuenta por ciento del tejido empresarial de las pequeñas y medianas empresas que ni ha incorporado ni tiene previsto hacerlo este género de prácticas.

Entre aquéllas que sí realizan prácticas sustentables, el medio ambiente se concreta como el área en la que más actúan las compañías y el setenta por ciento efectúa alguna medida destinada a repercutir de forma positiva en su cuidado. Otro cuarenta y uno con cinco por ciento actúa en el área de la sociedad y el treinta y uno con nueve por ciento en el de la gobernanza.

Advertencia, desplázate para seguir leyendo

El sesenta y cuatro por ciento de las pequeñas y medianas empresas que efectúan prácticas sustentables no las comunican

En el momento de contar las ventajas que reporta la adopción de prácticas y políticas sustentables, la moral empresarial se posiciona primeramente (cuarenta por ciento ), seguida de la mejora de la reputación (veintisiete con veintiuno por ciento ) y el incremento de la satisfacción de los clientes del servicio (veinticinco con siete por ciento ). Pese a reconocer la relevancia que tiene la sostenibilidad en la identidad corporativa, el sesenta y cuatro por ciento de las pequeñas y medianas empresas que efectúan prácticas sustentables no las comunican.

De manera adicional, el setenta y seis con cinco por ciento de las compañías no tienen indicadores para medir el éxito de sus prácticas, por lo que no tienen la capacidad real de medir cuáles si marchan, cuáles no, cuáles es preciso fortalecer, etc.

“En el contexto actual, aceptar la sostenibilidad como un pilar de las estrategias empresariales es esencial para las compañías, sin importar lo más mínimo su tamaño. Resulta obvio que aún falta mucho camino por recorrer a la luz de estos datos, y es que específicamente en las Pymes están ahora centradas en hacer en frente de los múltiples retos económicos actuales. No obstante, no deben dejar a un lado sus actuaciones en concepto de sostenibilidad, que asimismo puede repercutir en una mejora del negocio a largo plazo”, explica Carolina Morato, directiva de marketing y comunicación de Hiscox Iberia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí