La proliferación de la oferta del juego por Internet en el mercado de España ha experimentado un notable desarrollo a lo largo del último quinquenio. La legalización del ámbito, el incremento en el consumo y la consecuente confianza de la industria en este territorio ha permitido la instalación creciente de nuevas empresas, que ven en España un espacio ideal para desarrollar su actividad. El ejemplo más reciente lo hallamos en la propuesta de Casiopea Francesa en riguroso directo, un término que ha entrado entre el público nacional bajo la firma de Mansion Casino y que patentiza la buena salud del ámbito en este país.

La regulación de dos mil once asentó las bases para la regulación del juego en España y once años después, el resultado es la consolidación de cerca de ochenta empresas que disponen de la pertinente licencia para operar la actividad de juegos de casino y apuestas deportivas por Internet en el marco de actuación de España. En el mes de julio de dos mil veintidos hay un total de setenta y ocho compañías del juego que disponen de la acreditación para operar; y todas y cada una ofrecen más de cien portales en los que los usuarios que se conectan a Internet desde cualquier territorio nacional pueden acceder para consumir y gozar de esta actividad. Se trata de un espacio protegido legislativamente y de garantías, tanto para la compañía que efectúa la inversión para el consumidor.

Todas las compañías de juego on-line desean entrar en este mercado. Las cantidades acreditan este interés, puesto que en España hay más de un millón y medio de jugadores activos, que cada semana se conectan para efectuar sus pronósticos deportivos o escoger entre la abundante oferta de modalidades de casino libres de forma en línea. El informe más reciente de la Ordenación General del Juego, publicado en el último mes del año del pasado año, señala que esta actividad supone unos márgenes para las compañías de unos setecientos cincuenta millones de euros; en un contexto de progresivo desarrollo, por lo que esta cantidad podría acrecentar a lo largo de los próximos años. En diez años, el porcentaje de beneficios del campo ha experimentado una subida de un cuatrocientos por ciento, lo que patentiza la buena situación de esta actividad.

Las apuestas lideran la actividad

Las apuestas deportivas se han afianzado como el segmento que más beneficios aporta a las compañías, prácticamente la mitad del total. La angosta relación del público de España con el deporte, singularmente el futbol, y la alta oferta de acontecimientos deportivos que se generan cada semana a nivel del mundo, y que son ofertados en las plataformas de apuestas, explican esta situación. La oferta de casino engloba un cuarto de las ventajas para las compañías. El público se conecta a cualquier hora del día, ya sea por medio de un móvil (que es el dispositivo más utilizado para este fin), una tablet o un ordenador; y escoge entre una enorme oferta de modalidades. El consumo del póker es mucho menor, probablemente por la propia idiosincrasia de este juego, que precisa de una mayor inversión de tiempo; al tiempo que el bingo ofrece unos beneficios económicos para la industria de unos trece millones. Todos suman para lograr que el juego on line sea una buena inversión empresarial en España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí