Para descansar no hace falta que te vayas a la otra punta del mundo, ni pasar demasiado tiempo en aviones, como tampoco planificar largos días en otro lugar. Aquí te contamos algunas ideas para que puedas ir de vacaciones sin tener que irte lejos ni gastar demasiado. 

Para organizar unas vacaciones hace falta tiempo, es cierto, muchas veces la rutina puede obstaculizar la planificación de un esperado viaje, prolongando cada vez más el tiempo de espera para tan merecido descanso. Aun así, cuando esto sucede existen dos opciones: continuar esperando u organizar un viaje rápido a algún destino cercano. A nuestro alrededor hay un gran número de lugares asombrosos que vale la pena visitar, para los que no hay que viajar durante muchas horas ni entrar en complicaciones. Con la idea de que puedas tomarte unas cortas vacaciones sin inconvenientes, aquí te brindamos algunas ideas simples y cercanas.

Recorridos en la naturaleza

Una gran idea para despejar la mente y cortar con la rutina de todos los días, puede ser planificar una actividad que te permita entrar en contacto con la naturaleza. Una excursión, una caminata o un paseo por alguna ruta conocida, puede darte esos aires de aventura que tanto necesitas. 

La Ruta del Cares, por ejemplo, es un destino muy elegido por personas de todas partes del país, para realizar senderismo y avistar hermosos paisajes. Ubicada en el norte de España, esta ruta también se puede recorrer en tours con guías interpretativos, una alternativa más que ideal para conocer también la historia del lugar. 

Además, los recorridos en tours se realizan en distintas paradas a lo largo del camino, desde las cuales se puede observar cada atracción con mayor detenimiento. Los recorridos con guía son ideales para aquellas personas que no quieren preocuparse por nada más que la ruta en sí misma, ya que de este modo, podrán estar acompañados todo el tiempo y escuchar datos poco conocidos sobre la historia de cada lugar.

Visitas a ciudades

Y si la opción de recorrer es atractiva, pero prefieres un terreno menos irregular, entonces siempre está la opción de realizar tours o visitas guiadas a ciudades cercanas. Al respecto, Sevilla es una ciudad con muchísimos atractivos y, por lo tanto, una de las elegidas por miles de turistas, tanto nacionales como extranjeros, que quieren conocer un poco más de su historia y arquitectura. 

Además, las visitas guiadas por Sevilla son realizadas por guías turísticos profesionales que tienen mucho conocimiento del lugar, como es el caso de Marta Casals, historiadora y guía oficial de Sevilla, que ofrece a través de su sitio web la posibilidad de contactar con ella misma o con colegas expertos en arte, historia y turismo, para empaparse con la mística sevillana. 

Con este tipo de visitas, podrás realizar paseos culturales, conocer barrios, monumentos y edificios simbólicos de la ciudad, tanto en grupo como de manera individual. Sin duda, una de las mejores opciones para pasear y tomarse unos días de descanso por Sevilla.

Paseo en barco

Y si la idea de los recorridos por la naturaleza te pareció buena, pero te gustaría añadir un poco de adrenalina, entonces podría interesarte la opción de alquilar un barco para pasar una jornada inolvidable cerca del agua. Puedes alquilar un barco para tu familia, para compartir con amigos o con otras personas que, igual que tú, están buscando pasar un día a lo grande. Lo mejor será que evalúes las ofertas de alquiler barco en Sitges, para fiestas, celebraciones o simplemente para pasar una velada agradable con tus seres queridos. 

El alquiler de barcos es la alternativa perfecta si tienes ganas de relajarte cerca del agua, nadar y avistar increíbles atardeceres, ya sea en velero o catamarán. Además, si recurres a una empresa de alquiler con largos años de experiencia en el mercado, podrás asegurarte de conseguir la mejor opción de alquiler según tus preferencias y necesidades.

Estancia en hotel

Quizás no puedas irte muy lejos, pero aun así quieres vivir la experiencia de sentirte como todo un turista. La mejor opción en estos casos es pasar algunos días en un bonito hotel, y para ello, no hace falta que vayas demasiado lejos. Aunque sea a unas pocas horas de tu hogar, pasar algunas noches en un hotel te dará la sensación de estar viviendo una aventura en un lugar desconocido. 

Y si el hotel no te termina de parecer la mejor alternativa, entonces siempre puedes alquilar algún piso por el tiempo que desees, para convertir tu estancia en lo más cómoda posible. La mayoría de los pisos y viviendas que se ponen en alquiler, cuentan con todas las comodidades y servicios para que no te falte nada, incluyendo aislamientos para hoteles, es decir, aislamientos térmicos para que en verano no sufras con las altas temperaturas ni pases frío durante las épocas invernales. 

Además, muchos pisos también cuentan con aislamiento acústico para evitar que el ruido de la calle entre también en la vivienda. De este modo, podrás descansar tranquilamente sin tener que escuchar las bocinas, los motores de los coches o las voces de la gente que pasa a cada rato por la calle. 

En definitiva, para poder pasar unos días de descanso, solo hace falta un poquito de inventiva y ganas de pasarlo bien. Verás que, aunque no vayas muy lejos de casa, podrás disfrutar de unas buenas vacaciones con tus seres queridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here