Las piernas hinchadas normalmente son provocadas por la acumulación de líquido a consecuencia de una mala circulación, resultado de estar bastante tiempo sentado, uso de ciertos fármacos o el sufrimiento de enfermedades crónicas, por servirnos de un ejemplo.

No obstante, las piernas hinchadas asimismo pueden ser provocadas por inflamaciones debido a golpes o enfermedades, mas, en estos casos generalmente la hinchazón está acompañada de otros síntomas como dolor intenso y complejidad para desplazar la pierna.

Por esta razón, es esencial preguntar a un médico general toda vez que la hinchazón en las piernas no mejore de la noche a la mañana, o cuando provoque dolor realmente fuerte, debido a que puede ser un signo de un problema médico que debe tratarse apropiadamente.

Las primordiales causas de piernas hinchadas son:

1. Quedarse bastante tiempo de pie o sentado

Estar bastante tiempo de pie a lo largo del día o pasar múltiples horas sentado, en especial con las piernas cruzadas, complica el trabajo de las venas de las piernas para transportar la sangre de vuelta al corazón y, por esto, la sangre se amontona en las piernas, incrementando la hinchazón durante el día.

Qué hacer: debe eludir quedarse más de dos horas de pie o sentado, haciendo pequeños intervalos para efectuar estiramientos y desplazar las piernas. Aparte de eso, al final del día, se puede hacer un masaje en las piernas o elevarlas sobre el nivel del corazón para facilitar la circulación.

dos. Embarazo

El embarazo es una de las primordiales causas de las piernas hinchadas en mujeres entre los veinte y cuarenta años, ya que en esta etapa de la vida de la mujer, hay incremento de la cantidad de sangre en el organismo. Aparte de esto, el desarrollo del útero asimismo complica la circulación sanguínea de las piernas, fomentando su acumulación, en especial tras 5º mes de gestación.

Qué hacer: se aconseja emplear medias de reposo y efectuar travesías leves a lo largo del día para fomentar la circulación sanguínea. Además de esto, toda vez que la mujer se halle sentada o acostada, debe elevar las piernas con ayuda de una almohada o un banco, por servirnos de un ejemplo.

Vea otros consejos para eludir la hinchazón de las piernas y pies a lo largo del embarazo.

tres. Envejecimiento

La hinchazón en las piernas es más usual en personas de la tercera edad, esto ocurre por el hecho de que conforme la edad avanza las válvulas presentes en las venas de las piernas, y que asisten la sangre a circular, se van desgastando, complicando el retorno de la sangre para el corazón y provocando su acumulación en las piernas.

Qué hacer: eludir estar bastante tiempo sentado o de pie, haciendo pequeños intervalos a lo largo del día para elevar las piernas. Aparte de esto, cuando la hinchazón es muy grande puede ser preciso preguntar al médico general e investigar otras causas de este inconveniente, como hipertensión, y así tomar fármacos que asistan a suprimir el exceso de líquidos, como es el caso de los diuréticos.

cuatro. Uso de fármacos

Ciertos fármacos como las pastillas anticonceptivas, fármacos empleados para el tratamiento de la diabetes, hipertensión o antídotos para calmar situaciones dolorosas o fármacos empleados en la terapia de reposición hormonal, pueden provocar retención de líquidos y, como consecuencia, ocasionar la acumulación de líquidos en las piernas, incrementando la hinchazón.

Qué hacer: se debe preguntar al médico que prescribió el fármaco para intentar comprender si la hinchazón es provocada por el tratamiento y, en caso se justifique y las ventajas compensen el cambio de medicación, el médico va a poder tomar esta resolución. Si la hinchazón continua, debe preguntar a su medico de nuevo.

cinco. Enfermedades crónicas

Ciertas enfermedades crónicas como insuficiencia cardiaca, inconvenientes nefríticos y enfermedades del hígado pueden tener como consecuencia perturbación en la circulación sanguínea, favoreciendo la hinchazón en las piernas.

Qué hacer: se debe preguntar a un médico general en caso broten otros síntomas como cansancio excesivo, perturbaciones en la orina o dolor abdominal, por poner un ejemplo, a fin de que haga el diagnóstico y se comience el tratamiento conveniente.

En el vídeo ahora están ciertas estrategias que pueden asistir a deshinchar las piernas naturalmente como efectuar un shock térmico, acostarse con las piernas elevadas y percibir un masaje. Vea de qué manera ejecutar cada técnica de forma correcta:

seis. Trombosis Venosa Profunda (TVP)

La trombosis de los miembros inferiores puede acontecer a cualquier edad, siendo más frecuente en personas mayores y con antecedentes familiares, pudiendo desencadenarse por otros factores como inconvenientes de coagulación, pasar un buen tiempo con un miembro inmóvil, fumar, estar encinta o por el uso de anticonceptivos, singularmente en mujeres que padecen de inconvenientes de coagulación.

Aparte de la inflamación en una pierna, que empieza de manera rápida, la TVP asimismo puede ocasionar dolor intenso, complejidad para desplazar la pierna y enrojecimiento. Vea de qué manera identificar una trombosis venosa profunda.

Qué hacer: se debe asistir a la urgencia hospitalaria para ser evaluado y que se pidan exámenes para saber la causa de trombosis y ser medicado lo más pronto posible, eludiendo que el inconveniente evolucione y se agrave.

siete. Golpes

Golpes fuertes como por servirnos de un ejemplo desplomarse o percibir una patada a lo largo de un juego de futbol, pueden provocar el rompimiento de pequeños vasos sanguíneos e inflamación de la pierna. En estos casos, la hinchazón está acompañada de dolor intenso en la zona donde fue ocasionado el golpe, puede aparecer una mácula negra, enrojecimiento y calor.

Qué hacer: se debe aplicar una compresa fría sobre la zona para reducir la hinchazón y calmar el dolor y, en el caso de que el dolor no mejore o desaparezca tras 1 semana se debe preguntar a un traumatólogo.

Vea ciertos antídotos caseros para tratar los golpes.

ocho. Artritis

La artritis es una inflamación de las articulaciones, más habitual en ancianos, que puede provocar hinchazón en las piernas, primordialmente en sitios con articulación como rodillas, tobillos o cadera. Se acompaña de síntomas como dolor, deformidad y complejidad para ejecutar movimientos. Vea más sobre los síntomas de artritis.

Qué hacer: se puede aplicar una pomada antiinflamatoria para calmar la hinchazón y el dolor, mas lo más recomendado es preguntar a un reumatólogo para diagnosticar el inconveniente e empezar el tratamiento conveniente, que puede ser efectuado con fármacos, fisioterapia y, en casos más severos, puede ser precisa la cirugía.

nueve. Celulitis infecciosa

La celulitis es una inflamación de las células de las capas más profundas de la piel y, generalmente, brotan cuando se tiene una herida en la pierna que se inficiona. Los síntomas más frecuentes aparte de la hinchazón incluyen: enrojecimiento intenso, fiebre sobre treinta y ocho grados y dolor realmente fuerte. Vea más sobre qué es la celulitis infecciosa y de qué manera identificarla.

Qué hacer: se debe asistir a la urgencia hospitalaria caso de que los síntomas se sostengan por más de veinticuatro horas, para hacer el diagnóstico del inconveniente e empezar el tratamiento más conveniente, que en general se efectúa con antibióticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí