Cuando creas una compañía, acostumbras a asimismo acotar una marca o bien un nombre comercial a fin de que en el futuro tus clientes del servicio potenciales asocien tus servicios o bien productos con un nombre. Para eludir que otros negocios se aprovechen de tu éxito, es conveniente resguardar tu marca. La manera más eficaz es a través de el registro de exactamente la misma. De ahí que, el día de hoy veremos por qué razón, y de qué forma patentar una marca para estar sosegado.

¿Por qué razón resguardar tu marca con un registro?

Si consideras que no pasa nada por no patentar tu nombre comercial, te confundes. Por el hecho de que, si comienzas a lograr el éxito en tu estrategia empresarial, la gente va a hacer una asociación positiva entre tu marca y los productos o bien servicios que vendes. Eso podría estimular a otras empresas a aprovecharse de tu imagen, para vender sus productos tal y como si fuesen los tuyos.

Si no registraste tu marca, no vas a poder hacer nada contra ello. Aun, podría darse el caso extremo que otra empresa patente tu nombre comercial, y se quede con el derecho a utilizarlo. Pues esa es la enorme ventaja del registro. Otorga a la compañía un derecho exclusivo sobre la marca, impidiendo que otras compañías comercialicen productos idénticos o bien afines con exactamente el mismo nombre. Y la protección va más allí, pues asimismo impide que los terceros utilicen una marca tan afín que pueda crear confusión a los clientes del servicio.

¿Quién se hace cargo de patentar las marcas?

En España, el organismo encargado de administrar el registro de marcas, y muchos otros aspectos de la propiedad industrial, como las patentes, es la OEPM. La Oficina De España de Patentes y Marcas se define en la Wikipedia como “un organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que efectúa las funciones de recepción, estudio y concesión de las distintas modalidades de propiedad industrial que se conceden en España, salvo las variedades vegetales y denominaciones de origen”.

Mas asimismo puedes pedir los servicios de alguna empresa especializada en administración de patentes y marcas. Y esa empresa te va a ayudar con los trámites, pues estar en contacto directo con el organismo público en ocasiones puede ser un tanto complicado para personas que no estén familiarizadas con el ámbito.

¿Qué formatos de marca puedes resguardar con el registro?

Cuando pensamos en una marca, la primera cosa que se nos viene a la cabeza es seguramente el nombre. Y, evidentemente, el propio denominativo es uno de los formatos de marca que puedes resguardar con una patente. Mas no es el único. Asimismo puedes registrar un logo, o bien propio figurativo.

En verdad, la OEPM deja resguardar una enorme pluralidad de propios para tu marca, incluyendo tridimensional, de situación, patrón, color, sonoro, de movimiento, multimedia y hasta holograma.

Registrar una marca pasito a pasito

Si deseas patentar tu marca, lo puedes hacer en exactamente la misma página del organismo público, siguiendo unos pasos fáciles.

  1. Acceder a la aplicación de registro (petición de marca o bien nombre comercial).
  2. Introducir tus datos de identificación como demandante.
  3. Introducir los datos del signo propio (marca) que deseas resguardar.
  4. Realizar la lista de productos, servicios o bien actividades para los que deseas que tu marca esté protegida. Allá entra en juego el término de clases de productos y servicios.
  5. Anexar documentación. Por norma general para los representantes legales.
  6. Comprobar el boceto de tu solicitud, para revisar que está todo bien.
  7. Abonar la tasa. Sobre el tema económico vamos a hablar después.
  8. Sacar un justificante de petición.

Como ves, teóricamente es bastante fácil.

¿Qué coste tiene resguardar una marca?

Para calcular las tasas a abonar, entran en cuenta 3 factores esenciales, que van a tener un impacto notable sobre el costo total que te va a tocar pagar.

  1. El número de propios que deseas patentar. No es exactamente lo mismo registrar solo tu nombre de marca, que asimismo agregar el logo y otros propios. Pagas por cada uno de ellos de ellos.
  2. Las clases de productos y servicios para las que registras tu marca. Se paga por cada clase, conque, cuanto más extensa sea la protección que desees para tu nombre comercial, más tasas deberás abonar.
  3. El aspecto geográfico. Sale considerablemente más económico resguardar tu marca solo en España que hacerlo al nivel internacional.

Asimismo puedes patentar tus productos y también inventos

Si la base de tu negocio es la innovación a través de un producto, entonces te resulta interesante resguardar tu invento con un registro en la OEPM. En concreto, puedes decantarse por registrar una patente, unos modelos útil o bien aun un diseño industrial.

Ten presente que no se puede registrar una simple idea, mas si su diseño técnico. Por poner un ejemplo, si quisiese registrar mañana la idea de turismo volador, no me dejarían. No obstante, si aportara los planos de un prototipo de turismo volador, sí que podría resguardarlo con patentes a través de un registro. De esa forma, si un contendiente inventa un vehículo volador que utiliza una tecnología plenamente diferente, va a estar en su derecho. Mas si emplea una tecnología que he patentado, entonces va a haber un pleito y voy a tener derecho a compensaciones.

Para registrar esa clase de documentación técnica, es conveniente contar con alguna empresa especializada, que va a saber como preparar y presentar las patentes. Es una actividad muy técnica, y es esencial no cometer fallos para lograr la protección deseada para tus activos industriales.

Lo ves, vale la pena resguardar tu marca y tus inventos. Piénsatelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here