Si te preguntas para qué valen los derechos humanos, tienes que saber que estos son estándares internacionales que apuestan por la calidad de vida de todos y cada uno de los habitantes del planeta. En ellos se consagran todas y cada una de las condiciones precisas para vivir en sociedad y que cada persona tenga la ocasión de tener una vida digna.

Los derechos son reglas pactadas internacionalmente, que abogan por sostener la armonía entre los individuos que viven en una sociedad, para regular sus relaciones y las relaciones que tienen con el estado.

Para ahondar un tanto en torno al tema y entender a totalidad para qué valen los derechos humanos, comencemos por el principio.

¿Qué son los derechos humanos?

Los derechos humanos son definidos como condiciones instrumentales que le dejan a una persona adquirir su realización plena. En estos derechos se enmarca la garantía de libertades y facultades relativas a los recursos básicos que debe tener un humano.

En la dignidad humana se enmarca la protección de diferentes esferas que han de ser protegidas en miras de permitir el desarrollo integral de todos y cada uno de los humanos, sin importar un mínimo su sexo, religión, idioma, ideología, origen o bien condición económica, entre otras muchas peculiaridades, que no deben dar sitio a transgresiones de ningún género.

A rasgos generales, los derechos humanos fueron fijados como condiciones esenciales que dejen una integración plena entre el individuo y la sociedad.

Los derechos humanos hacen parte esencial de los postulados de derecho interno de distintos países, estados y tratados internacionales. Sin embargo, alén de la postura ligada particularmente al derecho, estos se consideran como postulados éticos y morales que dejan regular las condiciones de geopolíticas en miras de apostar por el bien colectivo.

En los debates históricos y políticos, se cree que alén del relativismo cultural, los derechos humanos han de ser protegidos internacionalmente, sin importar lo más mínimo las condiciones sociopolíticas de un territorio determinado.

¿Para qué valen los derechos humanos?

En general, los derechos humanos sirven para proteger la dignidad y las condiciones de vida justas para todos y cada uno de los humanos. Esta clase de derechos son básicos para resguardar el equilibrio de las relaciones sociales, de ahí que son básicos para asegurar la libertad, la democracia y la paz.

Es verdad que filosóficamente hay una serie de postulados que relativizan los conceptos de “justicia” o bien “dignidad”, sin embargo, alén de los estándares territoriales, hay cosas que trascienden las fronteras y se relacionan particularmente con el bien común, como todo lo que está asociado a la vida y el libre desarrollo del ser.

Es por esto, que los derechos humanos se instituyen para velar por la defensa de las condiciones básicas para la vida digna, la definición y protección de los valores básicos, la defensa de la igualdad, el respeto, la tolerancia, la aceptación a la diversidad y los estándares de justicias y obligaciones de cada uno de ellos de los miembros de la sociedad.

Derechos humanos esenciales

La primera cosa que debemos decir es que todos y cada uno de los derechos humanos son sumamente esenciales puesto que defienden la dignidad humana. Sin embargo, acá te vamos a mostrar alguno de ellos a fin de que comprendas qué son y para qué valen los derechos humanos.

1. Todo individuo está en su derecho a la vida, a la libertad y a su seguridad personal.

Esto implica que toda persona sin importar lo más mínimo su nacionalidad, está en su derecho a que su vida sea protegida como un bien sagrado y absolutamente nadie debe atentar contra ella, o bien encararlo a situaciones que vulneran su libertad o bien seguridad.

dos. Absolutamente nadie va a poder ser sometido a esclavitud o bien servidumbre.

Ligado al derecho a la libertad, hallamos que todas y cada una de las personas han de ser respetadas y bajo concepto alguno van a poder ser víctimas de esclavitud. Sin importar lo más mínimo el territorio en el que se hallen, su trabajo ha de ser retribuido y debe contar con horarios y condiciones dignas.

tres. Todas y cada una de las personas son iguales sin importar un mínimo su origen, color, sexo, etnia, idioma, religión o bien opinión política.

Lo precedente implica que, todas y cada una de las personas están en su derecho a ser tratadas en condiciones de igualdad sin importar lo más mínimo su nacionalidad, opiniones, ideologías o bien peculiaridades físicas, sin ser víctimas de discriminación de ningún género.

cuatro. Absolutamente nadie va a ser sometido a torturas o bien tratos atroces o bien inhumanos.

En los derechos humanos se contempla la defensa de la integridad personal en la que se entiende que absolutamente nadie ha de ser expuesto a violencia de ningún género, ni física, ni sexual, ni económica, ni mental, ni sensible.

cinco. Todos somos iguales frente a la ley.

Aparte de que todas y cada una de las personas tienen derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica a nivel nacional y también internacional. De exactamente la misma forma, cada persona sin distinción alguna ha de ser protegida por la ley.

seis. Todas y cada una de las personas están en su derecho a ser protegida en todo caso de discriminación.

La discriminación ha de ser afianzada como una transgresión de los derechos humanos, sin importar lo más mínimo si es de clase de género, económico, racial o bien ideológica. Todo esto con el objetivo de proteger la autonomía y el derecho a la libertad.

siete. Absolutamente nadie va a poder ser detenido o bien alejado arbitrariamente.

Sin importar lo más mínimo exactamente en qué sitio se halle la persona, bajo concepto alguno ha de ser detenida o bien alejada de su territorio de modo arbitrario por la parte de las instituciones del estado o bien de los conjuntos al lado de la ley.

ocho. Toda persona está en su derecho a ser escuchada en público y con justicia por un tribunal ecuánime en el caso de cualquier acusación contra ella.

En todo caso de acusación a una persona, esta tiene derecho de expresarse en frente de los tribunales que deben actuar en un marco de ecuanimidad y justicia para proteger los derechos de los acusados.

nueve. Toda persona acusada de cualquier delito está en su derecho a la presunción de inocencia.

La presunción de inocencia consiste en que todas y cada una de las personas no pueden ser procesadas judicialmente sin pruebas en el marco de un proceso. Esto quiere decir que absolutamente nadie puede ser puesto a predisposición de la ley si no hay pruebas que prueben que es culpable.

diez. Toda persona está en su derecho a la libre circulación y a escoger su vivienda en su Estado pertinente.

Todas y cada una de las personas están en su derecho a recorrer con libertad en su país de nacimiento, y de igual forma, va a poder seleccionar el sitio donde desee radicar en exactamente la misma jurisdicción.

Estos son grosso modo ciertos derechos humanos esenciales. Aguardamos que tras leer esto tengas mayor claridad sobre para qué valen los derechos humanos.

Si te agradó este artículo, quizá desees continuar leyendo: ¿Conoces tus diez derechos afirmativos?

Referencias bibliográficas

de los Derechos Humanos, D. O bien. (mil novecientos noventa y uno). Derechos humanos. Reunión General de las Naciones Unidas. Recuperado de http://www. un. org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web. pdf.

de Derechos Humanos, D. O bien. (mil novecientos cuarenta y ocho). Derechos Humanos. París: Universitaria Ramón Areces.

Herrera Flores, J. (dos mil ocho). La reinvención de los derechos humanos. Andalucía: Atrapasueños.

Humanos, D. (mil novecientos cuarenta y ocho). Declaración Universal de los Derechos humanos. La Convención Internacional de los Derechos del Pequeño. Naciones Unidas. Declaración sobre la Protección de todas y cada una de las personas contra la tortura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí