En los últimos años han ido surgiendo operadores locales de fibra, los cuales suelen dar servicio a una comarca o provincia en concreto, con unos precios muy buenos, en ocasiones mejores que los de los operadores nacionales.

Contratar la fibra óptica con ellos puede ser una buena idea, pero elegir un operador pequeño tiene ventajas y también inconvenientes que hay que conocer.

Estamos ayudando a la economía de la zona

Cuando escogemos una operadora regional estamos ayudando a la economía de la zona, lo cual es muy importante en las comarcas de España en las que hay menos trabajo.

Estas operadoras tienen que contratar a personal para atender el teléfono, a personas para llevar toda la gestión de los clientes, comerciales y a técnicos. Pueden parecer pocos puestos de trabajo, pero cada uno de ellos vale oro en las zonas rurales.

Servicio cercano

Quizá, una de las mayores ventajas de escoger una operadora de fibra local es la cercanía con el personal de la empresa.

En las operadoras que trabajan a nivel regional no es raro tener el teléfono de un comercial, con el cual poder intercambiar mensajes de WhatsApp si tenemos algún problema, dudas, etc. Todo ello de manera directa, sin tener que pasar por complicados sistemas que tratan de evitar que hablemos con alguien de la empresa, aunque sea un teleoperador sin ningún tipo de responsabilidad.

Esto hace que solucionar cualquier incidencia sea más fácil, pero estas empresas que ofrecen fibra a pequeña escala también presentan inconvenientes.

Falta de personal y respuesta lenta a las averías

El mayor problema que tendremos con la fibra de una operadora pequeña es la falta de personal, pues mientras que una empresa de telecomunicaciones a nivel nacional puede tener cientos de técnicos que trabajan 24 horas para solucionar las averías, la operadora local tendrá dos o tres que pueden tardar días en arreglar una avería, días en los que estaremos sin fibra o con unas velocidades ridículas que nos impedirán navegar.

No tener fibra en varios días ya es una “tragedia” en cualquier hogar, pero cuando teletrabajamos puede ocasionarnos un gran perjuicio y problemas laborales serios, por lo que hay que pensarlo muy bien antes de optar por una de estas empresas.

Además, y por experiencia, sus infraestructuras no son las mejores, pues no tienen tanto dinero para invertir como una empresa de telecomunicaciones nacional, de esas que vemos en los anuncios a diario.

¿Qué recomendamos nosotros?

Optar por una operadora local o no va a depender del uso que le demos a la fibra.

Si no necesitamos la fibra óptica para trabajar y una operadora local nos hace una buena oferta, podemos optar por una siempre preguntando a los vecinos por su experiencia. En el caso de teletrabajar, solo tendríamos en cuenta esta opción si nos pudieran asegurar una línea el 100 % del tiempo, con un router 4G por ejemplo.

Si teletrabajamos a diario lo mejor es elegir una operadora nacional incluso pagando más, pues el servicio técnico va a responder mejor cuando haya problemas y lo hará más rápido, algo fundamental si nuestro sustento depende de la fibra óptica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí