Ciertos antídotos caseros, como el baño de asiento con vinagre de manzana o bien bicarbonato, tienen acción antifúngica y antiinflamatoria, ayudando en el tratamiento de hongos genitales, en especial de la candidiasis, una infección ocasionada por la proliferación excesiva del hongo Cándida albicans que puede afectar la zona genital, la piel, la boca o bien intestino, ocasionando síntomas como comezón, enrojecimiento o bien ardor.

Además de esto, el empleo de ajo, aceite de tea tree y de coco asimismo pueden asistir a combatir la candidiasis, puesto que tienen propiedades antifúngicas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Otra forma de asistir en el tratamiento de la candidiasis es consumir comestibles probióticos, como youghourt o bien kéfir; comestibles prebióticos, como cereales integrales; y comestibles antinflamatorios, como verduras y frutas frescas, aparte de grasas buenas, que asisten a compensar la vegetación intestinal y a robustecer el sistema inmunológico. Vea otros comestibles que asisten a robustecer el sistema inmunológico.

Si bien los antídotos caseros no deban reemplazar al tratamiento médico, estos son buenas opciones y deben usarse conforme a la orientación del médico o bien fitoterapeuta para complementar el tratamiento indicado, ayudando a calmar los síntomas de la candidiasis. Vea otras formas de tratar la candidiasis.

1. Baño de asiento con té de manzanilla

El té de. manzanilla tiene acción antimicrobiana, antiinflamatoria, antifúngica, siendo una buena opción para asistir en el tratamiento y reducir los síntomas de candidiasis genital, como comezón y ardor.

Ingredientes:

  • tres cucharadas soperas de flores de manzanilla seca;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

Hervir el agua, retirar del fuego y añadirle las flores de manzanilla. Tapar y dejar descansar a lo largo de diez minutos. Colar y entremezclar con más agua hasta atestar un recipiente. Tras efectuar la higiene íntima, sentarse sobre el recipiente y hacer el baño de asiento por veinte minutos 1 vez al día. Otra alternativa es enjuagar la zona íntima 1 vez al día.

dos. Baño de asiento con vinagre de manzana

El vinagre es un comestible rico en compuestos como ácido gálico, láctico y cítrico, los que tienen propiedades antimicrobianas, siendo una buena opción para asistir en el tratamiento de la candidiasis genital.

Ingredientes

  • 1 litro de agua tibia;
  • dos cucharadas de vinagre de manzana.

Modo de preparación

Primeramente debe lavar la zona íntima con agua, ahora mezcle en un balde o bien en el bidé los 2 ingredientes y vuelva a lavarse la zona con esta mezcla de vinagre y continúe sentada a lo largo de veinte minutos 1 vez al día.

Cuidados a lo largo de su empleo

El vinagre de manzana se debe diluir siempre y en todo momento ya antes tener contacto con la piel, puesto que es una substancia ácida que puede ocasionar irritación. Este baño de asiento no debe se efectuado por embarazadas.

tres. Baño de asiento con bicarbonato

El bicarbonato de sodio es una substancia química natural con un pH alcalino, pudiendo ser utilizado en baños de asiento para asistir a reducir la acidez de la vagina, lo que complica el desarrollo y la proliferación de la Cándida, y ayuda a calmar los síntomas de comezón y también irritación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio;
  • 1 litro de agua templada hervida.

Modo de preparo

Diluir el bicarbonato de sodio en el agua templada y pasar la mezcla a un recipiente y después efectuar la higiene íntima, sentarse sobre el recipiente y hacer el baño de asiento por veinte minutos, dos veces al día hasta el momento en que se calmen los síntomas.

cuatro. Pomada de aceite de coco y tea tree

El aceite de coco es rico en ácido láurico y ácido caprílico con una potente acción antifúngica y antimicrobiana, ayudando a combatir la candidiasis genital. El aceite esencial de tea tree, asimismo conocido como melaleuca, es una planta con potente acción antibacteriana y antifúngica, que reduce la proliferación de los hongos, ayudando en el tratamiento de la candidiasis.

Ingredientes:

  • 1 cucharada sopera de aceite de coco;
  • dos gotas de aceite esencial de tea tree.

Modo de preparación:

Lavarse bien las manos. En un recipiente, entremezclar el aceite de coco y el aceite esencia del tea tree con una cuchase y aplicar en los genitales 1 vez al día, por hasta cinco días.

cinco. Aceite esencial de orégano

El aceite esencial de orégano tiene un potente acción antimicrobiana y fungicida, siendo una buena opción para asistir en el tratamiento de la candidiasis de la piel, inhibiendo el desarrollo de la Cándida albicans.

Ingredientes:

  • dos gotas de aceite esencia del orégano;
  • 1 cucharada sopera de aceite vegetal (coco, aceite de oliva o bien almendras)

Modo de preparación:

En un recipiente, entremezclar bien el aceite esencial de orégano con el aceite vegetal. En la piel limpia, aplicar la mezcla, masajeando la zona.

Cuidados a lo largo de su empleo: el aceite esencial de orégano está desaconsejado en personas con alergia al tomillo, albaca, menta o bien salvia, puesto que la familia de plantas es exactamente la misma. Además de esto, este aceite tampoco ha de ser utilizado en pequeños, embarazadas o bien que estén lactando.

seis. Probióticos vaginales

Los probióticos vaginales no se usan como tratamiento único de la infección por Cándida albicans, siendo indicados como adyuvante al tratamiento antibiótico tradicional, con metronidazol o bien clindamicina.

El empleo de probióticos ha probado un número menor de reinfecciones aparte de la prevención de la infección. La dosis va a depender del género de probióticos y laboratorio que los generen, con lo que el ginecólogo debe orientar la dosis conveniente.

El tiempo de utilización es por norma general de siete días, debiendo acabar el tratamiento pese a ya no presentar síntomas, puesto que de este modo se garantiza una mayor probabilidad de cura de la infección.

siete. Té de uva ursi

El té de uva ursi es un genial antídoto casero para la candidiasis perianal por el hecho de que reduce la reproducción de la Candida Albicans, que es el microorganismo causante de la candidiasis. Esté té asimismo puede ser empleado en mujeres.

​Ingredientes

  • 1 taza de agua caliente;
  • dos cucharadas de té de hojas de uva ursi.

Modo de preparación

Añadir al agua caliente las hojas y dejar descansar por cinco minutos. Cuando esté tibia debe colarla y después tomarla. Es recomendado hacer este té tres veces al día.

ocho. Té de menta poleo

El té de menta poleo es genial para tratar la candidiasis oral pues tiene propiedades que reducen la proliferación de los hongos, y es precisamente por esto que puede asistirnos a luchar contra la enfermedad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores o bien de las hojas de Menta Poleo;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Picar las hojas o bien las flores de la menta poleo, ponerlas en una taza y cubrir con agua hirviendo. Deje descansar por quince minutos y después ha de ser colado. Remoja un algodón con el té y humecta la boca, ha de ser efectuado tres a cuatro veces al día.

Qué comer a lo largo de la candidiasis

Para tratar la candidiasis, es esencial priorizar comestibles prebióticos, como cereales integrales y ajo, aparte de probióticos como iogur, kombucha y kéfir, los que asisten a robustecer la vegetación intestinal, luchando contra candidiasis.

Además de esto, se deben consumir asimismo vegetales y frutas frescas, yerbas naturales y semillas con una potente acción antiinflamatoria, robusteciendo el sistema inmunológico. Vea más detalles de de qué forma ha de ser la nutrición en la candidiasis.

A lo largo de la candidiasis es esencial eludir todo género de dulces, como helados, pasteles, galletas y cereales refinados, como pan blanco, puesto que estos comestibles ocasionan desequilibrio de la vegetación intestinal, pudiendo empeorar el cuadro de la candidiasis.

Vea ahora los comestibles a los que se les debe dar prioridad:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí