Hoy vamos a descubrir unos datos sobre uno de los pilares de la economía mundial actual, el transporte marítimo. Es uno de los negocios menos conocidos, mas es indispensable en nuestro planeta globalizado. Asimismo vamos a ver ciertas ocasiones de negocio asociadas al campo, desde nichos muy concretos hasta empresas más generalistas. ¿Listos para embarcar? ¡Vamos allí!

¿Cuánto mueve el transporte marítimo?

Se calcula que alrededor del ochenta por ciento del comercio internacional se mueve por océanos y mares, haciendo del transporte marítimo una pieza indispensable de la interconexión económica entre los países del planeta.

El volumen transportado ha crecido exponencialmente. En mil novecientos setenta, se transportaron dos mil seiscientos millones de Tm. En dos mil diecinueve, esa cantidad había crecido hasta los once millones de Tm. Y todo eso con una flota internacional de navíos que no llegaba a los cien barcos. Mas, claro, cuando sabes que el portacontenedor más grande del planeta puede llevar veinticuatro contenedores a la vez, te haces una idea del tamaño de cada uno de ellos de esos navíos.

Por determinado, acá tienes la fotografía del tráfico marítimo en el instante en el que escribo esas líneas, la saque de Marinetraffic.com:

Tráfico marítimo

Ocasiones de negocio variadísimas

Como afirmé ya antes, no se acostumbra a charlar mucho del campo del transporte marítimo, a pesar de su relevancia estratégica y económica. Y, no obstante, contiene muchas ocasiones de negocio. Te citaré múltiples, desde las soluciones de empresas como es.endress.com para aplicaciones industriales muy especializadas, hasta los negocios más tradicionales del transporte marítimo.

Asegurar la precisión del bunkering

Todos esos navíos que se desplazan por nuestros mares precisan comburente, y, como lo hacen los turismos y los camiones, asimismo repostan en ocasiones. Al repostaje en el mar se lo conoce como bunkering, y se puede hacer de diferentes formas: desde una estación fija en un muelle, desde otro navío, o aun desde un camión cisterna. Mas, lo más frecuente es el repostaje de navío a navío, que deja a los navíos no desviarse de su senda y optimar el tiempo.

Como puedes imaginar, en el momento en que un navío reposta no se le echan cuarenta litros como en tu vehículo personal, por lo que es fundamental que la medición de las cantidades servidas sea precisa. De allá la relevancia de ofrecer productos que dejen la medición másica de bunkering con la mayor precisión posible. Fabricar y comercializar este género de soluciones es un negocio de nicho, mas teniendo presente el tamaño total de las flotas, tiene un potencial interesante.

La actividad de una naviera

Evidentemente, es la pieza más esencial de todo el ámbito. Concretamente, una naviera es una compañía que se dedica al transporte marítimo de mercaderías o pasajeros, usando navíos propios o arrendados. Actualmente, los dos países con más navíos mercantes son Indonesia (unos nueve mil novecientos) y Panamá (siete mil novecientos), bastante por delante de países como China, el país nipón, o U.S.A..

La naviera es la responsable última del transporte de las mercaderías a bordo de sus navíos, mas a su vez acostumbra a estar contratada por otras compañías, como los transitarios que voy a comentar ahora.

Los transitarios

Empresa contratada por el expedidor o el receptor de un bien que debe emplear múltiples transportes consecutivos. Su misión es organizar la conexión entre los diferentes transportistas y así asegurar la continuidad del transporte. En su rol, acostumbra a confiar a una naviera unas cargas para unos viajes ciertos.

Los consignatarios

Asimismo conocido como agente marítimo, es un mediador independiente que actúa en nombre y por cuenta del operador de un navío (la naviera), para ciertas actividades en los puertos. En particular, se encarga de las fases terrestres del transporte marítimo, entregando y recibiendo la carga.

La naviera le confía la organización de la escala en un puerto. Eso incluye la administración operativa de los navíos a lo largo de la escala marítima, haciendo de link entre el puerto, el navío y la tripulación. Asimismo se hace cargo del seguimiento administrativo de las mercaderías transportadas. Administra los documentos y las declaraciones de aduana.

Importadoras y exportadoras

Es verdad que puede haber empresas de importación y exportación que no empleen servicios de transporte marítimo. Mas, teniendo presente la relevancia del ámbito en el comercio internacional, la mayor parte de esas empresas están muy implicadas en todos y cada uno de los procesos marítimos, y son interlocutores frecuentes de navieras y transitarios.

Administración de puertos

Por norma general encargada a una entidad pública o subcontratada a una destacada empresa especializada, la administración de los puertos es un factor esencial del transporte marítimo. Incluye no solamente la construcción y el mantenimiento de las instalaciones precisas en el puerto, sino más bien la administración de estas, dando servicio a las navieras y a los consignatarios.

Servicios financieros

La financiación de las navieras es un tema interesante para cualquier inversor o entidad de finanzas, mas deseaba charlar de un tema más concreto, el peligro de crédito. El transporte marítimo implica grandes plazos en las entregas de productos. Por eso era preciso hallar una solución para asegurar al usuario final la entrega de sus mercaderías y al vendedor el cobro de sus ventas. Esa solución existe desde hace bastante tiempo, en la manera del crédito documentario. Se trata de un servicio prestado por los bancos, que vincula el pago con la entrega de documentos de transporte.

Software especializado

Obviamente, en un campo como el transporte marítimo, la logística y el seguimiento de las mercaderías tiene una suma importancia. De allá que haya muchas ocasiones para softwares especializados, que dejen un mayor control sobre los procesos.

Mantenimiento de navíos

Comprobar el buen funcionamiento de los navíos y realizar las reparaciones y actualizaciones precisas representa asimismo una enorme ocasión de negocio para empresas especializadas.

Podría proseguir con más ejemplos, mas creo que con lo que he convocado se ve todo el potencial que tiene el ámbito marítimo para los emprendedores. Es verdad que, en muchas ocasiones implica unas inversiones copiosas, mas asimismo hay ocasiones en servicios concretos que no necesariamente deben suponer aportar mucho capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí