La semana pasada se anunció el pacto entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos para una reforma de las cotizaciones que pagan los trabajadores por cuenta propia. Voy a resumir como cambia el sistema de cuotas, y como van a ser las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social para los autónomos, sin entrar mucho en ciertas novedades que acompañan ese cambio.

Nuevas cotizaciones a la Seguridad Social para autónomos, ultra resumidas:

Desde dos mil veintitres se pone en marcha un sistema progresivo por tramos. Los autónomos, que pagaban más o menos trescientos euros al mes, van a pasar a abonar entre doscientos euros y prácticamente seiscientos euros al mes en función de sus ingresos en dos mil veinticinco.

El sistema se semeja a las cotizaciones que pagan las compañías para los asalariados, que van en función de las retribuciones.

La conocida tarifa plana, que era de sesenta euros al mes a lo largo de un año y asimismo incluía unos descuentos menores en el segundo año, pasa a ser de ochenta euros a lo largo del primer año, extensible a un par de años bajo ciertas condiciones.

¿Deseas saber si vas a pagar aproximadamente en el futuro? Te lo explico ahora.

Ecwid

El nuevo sistema de tramos para las cotizaciones de los autónomos

Ventajas e inconvenientes del sistema precedente

Hasta el momento, tras un par de años con descuentos, los autónomos debían abonar unos trescientos euros de cotización a la Seguridad Social, con independencia de lo que cobraran. Tenían la posibilidad de acrecentar de manera voluntaria la cotización, para producir más derechos a pensiones, mas había que hacerlo mucho ya antes de la jubilación.

El primordial inconveniente era que los autónomos con recursos más bajos pagaban mucha cuota. La primordial ventaja era que los autónomos con ingresos medios y altos podían decidir si preferían ahorrar por su cuenta para la jubilación o si aumentaban su cuota de cotización.

Ventajas e inconvenientes de las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social para autónomos

Así a primer aspecto, la única ventaja que veo es que los autónomos con menores recursos van a poder abonar algo menos de cotización, si bien proseguirá habiendo un mínimo bastante alto de doscientos euros mensuales.

El inconveniente es meridianamente que una mayoría de autónomos terminará pagando considerablemente más cotización que ya antes, y es incierto que eso les sirva en el futuro cuando se jubilen. Recordemos que la motivación primordial del cambio es procurar compensar las cuentas de las pensiones. Mas los desajustes estructurales del sistema hacen meditar que las posibilidades del futuro van a ser más bajas, y las cotizaciones para conseguirlas van a ser más altas. Así que ni tan siquiera se puede argüir que los autónomos pagan más para cobrar más pensiones.

¿De qué manera es el nuevo sistema de tramos?

Se una parte de los rendimientos netos de los autónomos del año precedente, y se determina una nueva cuota. Asimismo he leído que se van a poder hacer previsiones de ingresos y alterar la cuota cada un par de meses si las previsiones no se cumplen.

Así quedaron los tramos, que van a evolucionar entre dos mil veintitres y dos mil veinticinco

nuevos tramos autónomos

Y hay que tener en cuenta que es solo un primer paso, probablemente haya más reformas en el futuro, el propósito es tener un sistema afín a los asalariados en dos mil treinta y uno.

¿De qué manera se calculan los rendimientos netos?

Se cogen los ingresos del autónomo del año, a los que se le quitan los gastos deducibles. Después se agregan las cotizaciones a la Seguridad Social que se pagaron en el año, se resta un siete por ciento de gastos de bastante difícil justificación, y se divide el resultado por 12.

Ejemplo para un caso medio

Un autónomo facturó treinta.000 euros y tuvo unos gastos deducibles de cinco mil euros (en los cuáles comprendo que se incluye la Seguridad Social). Sus rendimientos son de veinticinco euros. Suponiendo que pagó la cuota mínima de trescientos euros (redondeando), habría que eliminar un siete por ciento a veintiocho y seiscientos euros (tres por ciento en el caso de autónomos societarios). Salen veintiseis y quinientos noventa y ocho euros para el año, o dos mil doscientos dieciseis con cinco euros al mes.

Conforme las tablas, ese autónomo pagaría trescientos veinte euros en dos mil veintitres, y, si tiene aproximadamente exactamente los mismos rendimientos, trescientos treinta euros en dos mil veinticuatro y trescientos noventa euros en dos mil veinticinco.

Sí, has leído bien, es una subida de cuota del treinta por ciento para un autónomo con unos ingresos que no se pueden estimar altos.

Ejemplos para autónomos con ingresos bajos y altos

Ahora veamos el caso de un autónomo que facturó diez euros, y tuvo cinco mil euros de gastos deducibles. Con la fórmula, sale unos rendimientos netos de siete.998 euros anuales o seiscientos sesenta y seis con cinco euros mensuales. A ese autónomo la cuota para dos mil veintitres le bajaría a doscientos treinta euros y a doscientos euros en dos mil veinticinco, esto es un treinta y tres por ciento menos. Mas ya ves que charlamos de un nivel de ingresos bajísimo.

Los autónomos con rendimientos netos superiores a cuatro mil euros terminarán pagando quinientos treinta euros de cotización en dos mil veinticinco, esto es un setenta y siete por ciento más. Aquellos con ingresos superiores a seis.000 euros van a pagar quinientos noventa euros, prácticamente un cien por ciento más que ahora.

Conclusión

Normalmente, ese cambio es un mazazo para los autónomos, que tendrán que abonar considerablemente más cuota a la Seguridad Social. Es verdad que viene acompañado de ciertas ventajas específicas, mas que no semejan compensar ese incremento extendido.

La nueva tarifa plana

Hasta el momento era de sesenta euros mensuales, y después un segundo año con unas cotizaciones de ciento cincuenta euros a lo largo de seis meses y de doscientos diez euros a lo largo de los seis siguientes. Ahora se pasa a una tarifa plana de ochenta euros a lo largo de un año, extensible a un par de años si los ingresos no superan el sueldo mínimo.

Se ha encarecido bastante esa tarifa plana (+33 por ciento el primer año), si bien prosigue siendo algo interesante, singularmente si la actividad tarda en arrancar.

Falta ver el detalle de la ley

Lo que sabemos ahora es lo pactado entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos. Hay que aguardar a ver los detalles de la ley para conocer todas y cada una de las implicaciones de los cambios. Como se supone que el cambio va a tener sitio el uno de enero de dos mil veintitres, deberíamos tener información en los próximos meses. Vamos a estar pendientes.

¿Qué piensas de esos cambios? ¿Aportan más ventajas o más inconvenientes? No vaciles en comentar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí