La neuropsicología del desarrollo infantil se ha transformado a día de hoy en un campo de estudio con diferentes salidas profesionales, por tal razón se está generando una enorme demanda en los últimos tiempos por una capacitación concreta de Neuropsicología Infantil

En el presente artículo veremos en qué consiste la neuropsicología infantil, aparte de explicar cuáles son sus objetivos y sus diferentes aplicaciones.

¿Qué es la neuropsicología infantil?

A groso modo podemos decir que en el caso de los adultos se trabaja con cerebros ya configurados y desarrollados, al tiempo que en el caso de los pequeños se estudia un cerebro en desarrollo que está expuesto a cambios activos en su organización.

Dicho esto pasemos a plantear una definición más exacta:

La neuropsicología infantil (asimismo famosa por el nombre de neuropsicología pediátrica) es una neurociencia de carácter conductual que estudia la relación entre la conducta y el cerebro en proceso de desarrollo. Se trata de un campo de estudio que se ha ido desarrollando desde las aportaciones de otras disciplinas similares como son la neuropsicología pediátrica, la sicología evolutiva o la fonoaudiología.

No es exactamente lo mismo el cerebro ya formado de un adulto que el cerebro de un pequeño en incesante desarrollo. Las estructuras cerebrales implicadas en diferentes funciones son diferentes y asimismo lo son las lesiones cerebrales que puedan generarse.

En la página Web de Docenzia puedes localizar información relativa a esta capacitación que ofrecen diferentes escuelas.

Por consiguiente, podemos decir que la neuropsicología infantil se centra en el estudio y evaluación tanto de pequeños como de adolescentes que presentan algún género de perturbación cognitiva o relacionada con el campo académico. El propósito final es progresar la capacidad cognitiva.

¿Cuáles son los objetivos esenciales de la neuropsicología pediátrica?

Los principales objetivos de la neuropsicología pediátrica es tratar todos y cada uno de los trastornos de la edad evolutiva y los trastornos del lenguaje y el aprendizaje. Estos trastornos pueden afectar a campos como la escritura, la lectura y el cálculo.

Un neuropsicólogo pediatra puede diagnosticar estos trastornos merced a la utilización de diferentes pruebas y tests que le dejan investigar el estado de cada una de estas habilidades. En dependencia de la edad del sujeto y de la gravedad de cada trastorno, se planteará una senda diferente de rehabilitación.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

Las perturbaciones más frecuentes que trata la neuropsicología infantil son las siguientes:

  • Tumores en el cerebro que afecten a las capacidades cognitivas
  • Epilepsia
  • Nacimientos prematuros
  • Parálisis cerebral
  • Trastornos del lenguaje
  • Autismo

Es esencial indicar el paralelismo que se ha producido en el desarrollo de esta ciencia al lado del apogeo de las nuevas tecnologías. La tomografía computerizada o la resonancia imantada dejan conseguir datos sobre la génesis, funcionamiento y desarrollo de diferentes estructuras cerebrales. Así se puede observar la redistribución neuronal que se genera ante cualquier clase de anomalía ya sea genética o a consecuencia de algún género de traumatismo.

Merced a esta ciencia asimismo ha podido confirmarse la relevancia que juega tanto el medioambiente como la experiencia del individuo en la configuración final del sistema inquieto y de su actividad funcional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here