Aunque no parezca algo muy común, la traducción de documentos oficiales en Quito es un servicio muy popular.Los documentos oficiales que son generados o solicitados en otros idiomas pueden ser un dolor de cabeza enorme para muchas personas. Independientemente de si saben el idioma en que se requieren dichos documentos, la normativa del Ecuador, así como la de otros países, requiere que sean documentos certificados y para hacerlo no basta con haber cursado algunos niveles de inglés, sino que se requiere de un profesional que tenga una licencia indicando su capacidad.

Si se preguntan dónde o cuándo se necesitan este tipo de documentos, existen varias instancias. La más común y la primera en lista es la solicitud de visados. En este tipo de trámite se requiere, entre muchas otras cosas, que quien lo solicite presente o demuestre que se encuentra empleado en algún lugar, que posee bienes y cuentas bancarias, que está estudiando en cualquier nivel educativo, entre otro tipo de papeles que, naturalmente, estarán emitidos en español por las respectivas instituciones y deberán ser traducidos al inglés para que puedan ser procesados por los agentes internacionales.

Asimismo, cuando se realizan negocios en un país angloparlante, las empresas de dichos países van a enviar y solicitar la lectura o escritura de contratos. Estos pueden venir cargados de una jerga muy específica al ramo al que correspondan y, por obvias razones, requieren de ser traducidos al idioma inglés de forma correcta y precisa. Así, se evitan problemas como aceptar ceder la mayoría de las acciones o quizás pagar un precio inconveniente o un bien que no lo vale. Las posibilidades son muchas. 

Las traducciones certificadas son la única manera de tener la seguridad de que el negocio o la solicitud de visa van a ser solventadas con éxito.

¿Dónde encuentro un servicio de traducción de documentos oficiales en Quito?

Con lo explicado anteriormente, es casi imposible no pensar en las miles de probabilidades de error que se pueden presentar si no se escoge sabiamente al traductor. Inclusive se puede llegar a pensar que en Quito no existiría un lugar donde se pueda conseguir este tipo de servicio.

Pero, no. En Quito sí existe un lugar donde las traducciones son hechas por profesionales certificados, que comprenden el idioma inglés y saben cómo hacer un paso correcto desde el español. Son estas personas que están en la capacidad de diferenciar un texto legal de uno comercial sin problema y hacer que el negocio no se hunda o se pasen vergüenzas frente a importantes clientes. 

Estos mismos profesionales también tienen claro que los documentos que requieren ser traducidos de forma oficial suelen ser de contenidos sensibles, pues contienen nombres, direcciones, cifras, acuerdos, cláusulas y mucha más información no divulgable. Por eso, a diferencia de traducciones en línea que pueden quedarse con tus datos, un traductor certificado nunca lo haría.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí