El maracuyá es un fruto rico en flavonoides, vitamina liposolubre A y vitamina C, que pueden asistir en situaciones de ansiedad, hiperactividad y inconvenientes de sueño.

Aparte de eso, el maracuyá es rico en minerales, como el potasio y el magnesio, y tiene buenas cantidades de fibras, lo que sirve para regular los niveles de glucosa en la sangre, asistir a bajar de peso y prevenir ciertos inconvenientes, como el envejecimiento prematuro, el colesterol alto y la presión alta.

Existen diferentes géneros de maracuyá, como maracuyá morado, maracuyá dulce y asimismo ácido, que se distinguen en el tono de la cascarilla, en la pulpa y en el sabor. Las hojas, flores y pulpa de este fruto pueden ser utilizados en forma de jugo o té. Con la cascarilla se puede preparar harina para añadir en los comestibles y las flores se emplean para la preparación de suplementos en cápsulas.

No obstante, debido a ciertas contraindicaciones y efectos desfavorables, el consumo de los suplementos de maracuyá han de ser indicados por un médico u otro profesional de la salud.

El maracuyá es rica en fibras, vitamina liposolubre A, vitamina C, potasio, magnesio, flavonoides y carotenoides, los que aporta propiedades antioxidantes, hipoglucemiantes, sedativas, hipotensoras e hipolipemiantes.

Por sus propiedades, el maracuyá tiene distintos beneficios para la salud, que incluyen los siguientes:

1. Reducir la ansiedad y el agobio

El maracuyá reduce los síntomas de ansiedad y agobio, ya que está compuesto por flavonoides, como el kaempferol y la quercetina, que actúan de manera directa en el sistema inquieto, aliviando y fomentando el relajamiento. Conozca otros comestibles que asisten a progresar la ansiedad y el agobio.

dos. Supervisar y prevenir la diabetes

La pulpa y las hojas de maracuyá son ricas en antioxidantes, como vitamina C, betacarotenos, flavonoides y antocianinas, que favorecen la producción de insulina, ayudando en el control de los niveles de glucosa en sangre y en la prevención de la diabetes.

Aparte de esto, la cascarilla de la fruta es rica en fibras como la pectina, que asisten a que se absorba de forma lenta el azúcar ingerido de los comestibles en el organismo, equilibrando así los niveles de glucosa en sangre.

tres. Combatir el insomnio

Las hojas, flores y pulpa del maracuyá tienen propiedades sedativas leves del sistema nervioso, ayudando a combatir el insomnio y fomentando el sueño más sosegado y relajante.

cuatro. Ayuda en el perder peso

Como la cascarilla del maracuyá es rica en fibras, en especial en pectinas, ayuda a reducir la velocidad de la digestión de los comestibles, incrementando la saciedad entre las comidas, favoreciendo en el perder peso. Aparte de esto, el maracuyá tiene un efecto relajante que puede progresar los inconvenientes de compulsión alimenticia.

cinco. Prevenir enfermedades cardiovasculares

Por contener altas cantidades de antioxidantes, como los flavonoides y antocianinas, el maracuyá favorece la salud de las arterias e impide la capacitación de radicales libres, previniendo así enfermedades crónicas, como la aterosclerosis, infarto de miocardio, presión alta y derrame cerebral.

De manera adicional, la pulpa y la cascarilla del maracuyá, asimismo al ser ricas en fibras, fomentan la reducción de absorción de grasas de los comestibles en el intestino, de los que puede prosperar niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

seis. Combatir el estreñimiento

El maracuyá puede combatir el estreñimiento, puesto que tiene inmejorables cantidades de fibras que son esenciales para facilitar la capacitación del bolo fecal y asistir en la supresión de las heces.

Aparte de esto, la pectina de la cascarilla del maracuyá sirve de comestible para las bacterias beneficiosas de la vegetación intestinal, favoreciendo el buen funcionamiento del intestino.

siete. Prevenir la flaccidez y el envejecimiento prematuro

El maracuyá es rico en antioxidantes, como la vitamina liposolubre A y C, y antocianinas, que resguardan las células de la piel contra los radicales libres, previniendo la flaccidez y el envejecimiento precoz. Vea otros comestibles antioxidantes que previenen el envejecimiento.

De forma adicional, la pulpa y la cascarilla de este fruto, contiene perfectas cantidades de fibras que asisten en el control de la glucemia, reduciendo así la capacitación avanzada de los productos de glicación, llamados AGEs, que generan inflamación y flaccidez en la piel.

La próxima tabla muestra la información nutricional de cien g de maracuyá:

Componentes

Cantidad en cien g de maracuyá

Energía

sesenta y ocho con cuatro kcals

Grasas

dos,1 g

Proteínas

dos,0 g

Hidratos de carbono

doce.3 g

Fibras

tres,3 g

Vitamina liposoluble de tipo A

ciento veinticinco mcg

Vitamina C

veintitres mg

Caroteno

setecientos cincuenta mcg

Vitamina B2

cero con dos mcg

Magnesio

veintinueve mg

Potasio

doscientos mg

Fósforo

sesenta y cuatro mg

Magnesio

veintinueve mg

Cinc

cero con ocho mg

Es esencial mentar, que para conseguir las ventajas del maracuyá, ha de ser consumido al lado de una dieta equilibrada y saludable, aparte de efectuar actividad física con regularidad.

El maracuyá puede consumirse naturalmente o en forma de té usando las hojas desmenuzadas, que pueden ser secas o frescas, como asimismo sus flores. Además de esto, este fruto puede ser utilizado en forma de tintura, extracto fluido o en cápsulas.

Por otro lado, el fruto de la planta puede emplearse para preparar jugos naturales, compotas, mermeladas o dulces y la cascarilla desecada puede emplearse como complemento en los comestibles.

Té de maracuyá

El té de maracuyá es una de las formas en la que pueden ser usadas las hojas secas, frescas o desmenuzadas de la planta, pudiendo emplearse para el tratamiento del insomnio, ansiedad o para tratar hiperactividad en pequeños.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas o desmenuzadas de maracuyá o dos cucharaditas de hojas frescas;
  • ciento cincuenta ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

En una taza poner las hojas de maracuyá y incorporar los ciento cincuenta ml de agua hirviendo. Tapar, dejar descansar a lo largo de diez minutos y colar ya antes de tomar.

Para el tratamiento del insomnio y ansiedad, este té ha de ser bebido hasta cuatro veces por día, Para el tratamiento de la hiperactividad en pequeños, las cantidades deben indicadas por el pediatra.

Vea otras alternativas de tés para dormir mejor y combatir el insomnio.

Tintura de maracuyá

La tintura de maracuyá puede ser comprada en determinadas farmacias, mercados o tiendas de productos naturales y debe tomarse tres veces al día, con una ingesta recomendada de dos a cuatro ml de tintura, que equivalen de cuarenta a ochenta gotas diluidas en cincuenta ml de agua, conforme las indicaciones del médico o del fitoterapeuta.

Extracto fluido de maracuyá

El extracto fluido de maracuyá puede comprarse en el mercado, ciertas farmacias y tiendas de productos naturales y ha de ser tomado tres veces al día, así como cincuenta ml de agua, siendo recomendado consumir dos ml, que equivalen a cuarenta gotas, conforme las indicaciones del médico o del fitoterapeuta.

Cápsulas de maracuyá

Las cápsulas de maracuyá pueden comprarse en determinadas farmacias y tiendas de productos naturales, siendo recomendado tomar de 1 a dos cápsulas de doscientos mg, en la mañana y en la noche, conforme las indicaciones del médico o del fitoterapeuta.

Harina de cascarilla de maracuyá

La harina de cascarilla de maracuyá puede encontrarse en determinadas farmacias, en tiendas de productos naturales o en supermercados, pudiéndose sumar 1 cucharada de sopa en el agua, en las ensaladas o en otras preparaciones.

Ciertas opciones de recetas saludables para preparar con maracuyá son las siguientes:

1. Salsa de maracuyá para ensalada

Ingredientes:

  • tres cucharadas de sopa de pulpa de maracuyá;
  • dos cucharadas de sopa de aceite de oliva;
  • 1 cucharada  de sopa de miel;
  • 1 cucharada de sopa de agua de filtro;
  • ¼  de cucharada de café de sal;
  • Pimienta al gusto.

Modo de preparación:

Unir todos y cada uno de los ingredientes y después entremezclar bien con un batidor o con una cuchase hasta conseguir una consistencia bien mantecosa. Sostener en el refrigerador en un frasco cerrado hasta el instante de servir con la ensalada.

dos. Mousse de maracuyá

Ingredientes:

  • 1 sobre de gelatina en polvo sin azúcar;
  • 1/2 taza de jugo natural de maracuyá;
  • 1/2 maracuyá;
  • dos tazas de yogur natural.

Modo de preparación:

En una olla, incorporar el juego de maracuyá y la gelatina y llevar al fuego a temperatura media, batir continuamente hasta el momento en que la gelatina se disuelva por completo. Entonces, retirar del fuego, sumar el youghourt y entremezclar bien. Después, poner la mezcla en un envase y llevar al refrigerador a lo largo de más o menos treinta minutos. Finalmente, poner la pulpa de maracuyá por encima y servir.

tres. Jugo de maracuyá con manga y menta

Ingredientes:

  • Pulpa de 1 maracuyá;
  • 1 mango mediana madura;
  • dos tazas de agua de filtro;
  • tres cubos de hielo;
  • cuatro hojas de menta;
  • 1 cucharada de sopa de miel o edulcorante de estevia.

Modo de preparación:

Lavar el maracuyá y retirar la pulpa. Lavar el mango, retirar la cascarilla y cortarlo en pedazos. Poner las frutas en la licuadora y añadir el agua, el hielo, las hojas de menta y desmenuzar todo. Para finalizar dulcificar con miel o con estevia y servir.

Debido a su acción en el sistema inquieto y a sus propiedades calmantes, el efecto secundario más habitual del maracuyá es la somnolencia, eminentemente si es ingerido en demasía.

Por su efecto calmante, no es recomendable consumir suplementos que contengan maracuyá mientras que se está operando con máquinas o conduciendo un vehículo.

Como el maracuyá puede bajar la presión arterial, el consumo de esta fruta está desaconsejado en personas con presión baja, salvo cuando es indicado por el médico, habiendo de ser consumido conforme a sus orientaciones.

El té, las tinturas y los suplementos de maracuyá tampoco son indicados en mujeres embarazadas o a lo largo de la lactancia y en pequeños menores de doce años, ya que no existen estudios que verifiquen su seguridad en su consumo en estas situaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí