El vacío legal sobre el empleo de los intercomunicadores hace que haya muchas dudas a este respecto en tanto que el Reglamento General de Circulación ni los prohibe ni los autoriza.

Los intercomunicadores son dispositivos electrónicos que dejan comunicarnos con nuestro pasajero o bien otros motoristas, o bien percibir llamadas. Todo esto, en dependencia del modelo y de la marca. Estos sistemas son realmente útiles, en especial para viajar en motocicleta o bien moverte en el cada día.

Ahora bien, ¿me pueden sancionar por llevar un intercomunicador de motocicleta? La ley es equívoca y deja a la interpretación del agente si el intercomunicador debe considerarse auricular o bien no. La Ley solo especifica de manera expresa 2 usos legales de sistemas de comunicación de este estilo para autoescuelas y policía, si bien la DGT lleva años prometiendo su rápida legalización.

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Automóviles a Motor y Seguridad Vial nos dice: «Queda prohibido conducir usando cualquier género de casco de audio o bien auricular conectado a aparatos receptores o bien reproductores de sonido o bien otros dispositivos que reduzcan la atención permanente a la conducción, salvo a lo largo de la realización de las pruebas […]».

Advertencia, desplázate para proseguir leyendo

Esta falta de concreción hace que existan casos de multas, donde agentes de tráfico han considerado que el intercomunicador es ilegal, interpretando que se trata de un auricular, cuando no lo es, y que impide percibir sonidos de fuera.

Por suerte, la justicia ha vuelto a dar la razón al motorista. Las sanciones por llevar intercomunicador en el casco de motocicleta se pueden recurrir y acostumbran a fallar en favor del usuario conforme la consultoría jurídica experta en motocicletas Legal Motocicleta.

La razón es que los intercomunicadores actúan como altífonos y no como auriculares. Al estar integrados en el propio casco marchan como los altífonos de un vehículo, puesto que no limitan ni dismuyen la audición del exterior. En el mercado podemos localizar además de esto , modelos que usan comandos por voz a fin de que el motorista no toque botón alguno. Con lo que sí se puede recurrir la sanción y conseguir que sea cancelada.

Especialistas en favor del empleo como elemento de seguridad activa

Miguel Durán es conduzco profesional y directivo de la escuela de conducción segura Buffos School. Durán es predecesor en España de los cursos de conducción en carretera, un modelo importado de otros países de nuestro ambiente que han logrado reducir drásticamente la siniestralidad de motoristas en carretera.

Desde su apertura en dos mil siete, Buffos School ha capacitado a más de cinco mil estudiantes en España y se ha establecido de manera firme como la escuela líder en el país para la seguridad vial y salvar vidas, una labor a la que contribuido el empleo de intercomunicadores de Cardo Systems en sus formaciones.

Él, usa esta clase de dispositivos para dar sus cursos, y por medio de estos intercomunicadores acrecentar la seguridad de los pupilos. Sostener una angosta comunicación le deja informar de riesgos y prevenir posibles eventualidades en la carretera: «el intercomunicador es una herramienta para asistir a defendernos en el camino».

«Para nosotros, la seguridad vial es lo más importante» sigue Durán, «a medida que se circula, se halla con muchas cosas: aceite, animales y accidentes de tráfico, por nombrar solo ciertos. Cuando se viaja con una unidad de comunicación, el primero en verla puede comunicarla, lo que les da a todos más tiempo para prepararse y reaccionar con anticipación».

La ley prohíbe la utilización a lo largo de la conducción de dispositivos de telefonía móvil, navegadores o bien cualquier otro medio o bien sistema de comunicación, salvo cuando la comunicación tenga sitio sin emplear las manos ni emplear cascos, auriculares o bien instrumentos afines. Algo bien interesante que dejan los intercomunicadores Packtalk de Cardo.

Qué hacer si me ponen una multa

Esta nueva sentencia estimatoria ha cancelado, por carencia de pruebas, la sanción interpuesta a un motorista que circulaba con un dispositivo bluetooth en el casco. Conforme los especialistas de Legal Motocicleta, el Reglamento General de Circulación (RGC) es honestamente equívoco y las posibilidades de recurrir la multa con garantías son altas.

Lo primero para recurrir de forma exitosa la sanción, es contar con especialistas expertos en el tema. Hay otras reclamaciones que no han prosperado pues el intercomunicador no estaba homologado, el motorista lo estaba manipulando o bien el propio recurso no estaba bien fundamentado.

Debemos probar que el intercomunicador no es un auricular o bien afín, sino es un altífono. Y que además de esto, ese intercomunicador se puede emplear sin manipular con las manos, que marcha por comandos por medio de la voz.

Si se trata de un caso afín como al arriba señalado, vamos a deber insistir en la carencia de pruebas: en la multa no se detalla el modelo de intercomunicador, el género de dispositivo, si está homologado, si estaba encendido o bien apagado…

A la espera de tan aguardada reforma por la parte de la DGT, el fallo de esta sentencia, que estima el recurso que se interpuso contra la multa por el empleo del intercomunicador, logra probar que no estamos frente a un auricular, que la multa es incompleta y que podemos eludir, por consiguiente, la sanción pertinente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí