Los fallos de los directivos pueden tener consecuencias catastróficas en materia económica para las compañías. Las resoluciones de los altos cargos cada vez son más relevantes, hasta tal punto, que conforme la empresa aseguradora Hiscox, el mayor importe por gastos de defensa en un siniestro de su póliza Hiscox D&O alcanzó los doscientos quince mil euros.

Hiscox desvela los fallos más habituales de administradores y directivos, como el costo económico que han supuesto para las compañías. Estas coberturas están referidas a gastos de representación legal y defensa, gastos de crisis y restitución de la imagen, actos incorrectos en materia de empleo o bien reclamaciones por polución medioambiental. Incurrir en una de estas faltas puede poner en compromiso la integridad de las compañías por paralización de su actividad comercial, mas asimismo de los propios directivos, en tanto que las indemnizaciones y costos legales habitualmente han de ser satisfechas con su patrimonio.

  • Inconvenientes en las inversiones: Una de las resoluciones más usuales que deben tomar los directivos es dónde invertir y una mala administración de los presupuestos puede traducirse en pérdidas económicas para la compañía y en posibles actuaciones legales y solicitud de responsabilidades. En España se han dado casos de gerentes de promotoras que tras una mala resolución de inversión han generado grandes pérdidas a la sociedad, viéndose obligados a abonar hasta trescientos euros de indemnización, costos de defensa aparte. De igual manera, puede darse el en el caso de que una resolución tomada por un directivo o bien administrador sin preguntar, como adquiere de maquinaria para mercados sin demanda, lleve asimismo a reclamaciones, con las consecuentes indemnizaciones y costos legales.
  • Acoso y discriminación: las compañías cada vez son más abiertas y también inclusivas, con políticas activas de igualdad con relación a género y nacionalidad, entre otras muchas. Una demanda por un supuesto acoso laboral, del tipo que sea, puede acarrear procesos y pago de daños morales en término de indemnización caso de que se determine que tal acoso no ha existido. En ciertos casos ha llegado a lograr los cincuenta y cuatro euros.
  • Mala administración de la declaración de concurso de acreedores: las declaraciones de concursos de acreedores siempre y en toda circunstancia incluyen situaciones frágiles que han de ser llevadas acorde a la ley. Una mala administración de una compañía puede desembocar, por servirnos de un ejemplo, en la demanda de los empleados a los gerentes, responsabilizándoles de la situación y la pérdida de sus puestos, con el coherente juicio y gastos en la defensa, que han llegado a lograr en ciertos casos los ciento cincuenta euros.
  • Delito ecológico: la sostenibilidad es un factor que cada vez tienen más en cuenta tanto las compañías como los usuarios. Transgredir las leyes medioambientales puede llevar a demandas, tanto de particulares como de instituciones públicas, que pueden conllevar costosos procesos que pueden lograr cifras superiores a setenta euros.

Los seguros D&O, poco a poco más precisos

Los seguros D&O estaban asociados de forma tradicional a grandes empresas o bien a financieras, y no se contemplaban para pequeñas y medianas empresas, a raíz de sus altos costos y la poca utilidad que se les veía. Con el paso del tiempo, las sensibilidades y objetivos de las compañías asimismo han alterado y con ellas, las responsabilidades de sus directivos, que ahora asimismo implican temas como la sostenibilidad, la igualdad social, la prevención de riesgos y la exposición a las crisis. Fruto de ello han surgido nuevos productos especializados, ceñidos al mercado de las Pymes, que han puesto de relevancia su relevancia y, sobre todo, su necesidad.

«En Hiscox nos dimos cuenta que era posible ofrecer un seguro con garantía a las pequeñas y medianas empresas españolas y, más esencial que eso, que era preciso que existiese. Los seguros D&O son cada días un poco más esenciales y los peligros asociados no comprenden de tamaños de empresa ni del campo al que se dedican. Los seguros no solo asisten a atenuar el impacto de una demanda cuando se genera por un fallo en su administración, sino asimismo asisten a recobrar la normalidad con servicios añadidos como el de administración de crisis de imagen. Es un servicio integral y una protección no solo para las compañías, sino más bien para los propios directivos», apunta David Heras, directivo general de Hiscox Iberia.

Advertencia, desplázate para proseguir leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí