En muchos negocios es indispensable contar con de un vehículo profesional. El interrogante es entonces, ¿por qué modalidad optar? Hoy vamos a examinar las ventajas para las compañías de seleccionar el renting. Un mayor control del gasto, la comodidad, contar con de turismos modernos o reducir el impacto de la inflación son ciertos de las ventajas de decantarse por el alquiler en un medio plazo.

Una de las grandes ventajas del renting para empresas: la comodidad

Cuando tienes un vehículo propio, te debes hacer cargo de muchos aspectos relacionados. Precisas hallar un seguro competitivo y amoldado a tus necesidades. Debes meditar en las revisiones, ocuparte de reparaciones en el caso de avería, abonar los impuestos, pasar la ITV, mudar los neumáticos, y otros aspectos.

Mas, si optas por un renting, te limitas a arrendar el vehículo, y no te debes preocupar por nada. El distribuidor se hace cargo del seguro, de las revisiones, administra las averías, los neumáticos, y todo lo demás. De esa forma, te puedes centrar en lo que es verdaderamente estratégico para tu negocio.

Logras costes competitivos

A pesar de tratarse de una solución completísima, el renting acostumbra a tener un costo muy competitivo, por dos motivos primordiales.

Hay mucha competencia

Si te interesas por los automóviles en alquiler, vas a ver que existen muchas ofertas de renting de vehículos para empresas sencillamente por el hecho de que hay mucha competencia. De esa forma, equiparando puedes lograr una tarifa atractivísima. Ten presente que las diferentes empresas de renting pueden tener estrategias y promociones propias, por lo que puedes lograr un coste diferente, aun por exactamente el mismo modelo.

Las compañías de renting negocian mejor sus costos que tu

¿Quién piensas que tendrá una mejor tarifa de seguro para el vehículo? ¿Tu empresa o una compañía de renting que tiene decenas o cientos y cientos de automóviles en parque? Y lo mismo ocurre con la financiación, las revisiones, los cambios de neumáticos, y todos los otros gastos. Esa capacidad de lograr costos más bajos hace que las compañías puedan ofrecerte un servicio tan completo a un coste muy competitivo.

Con el renting para empresas, sabes precisamente lo que pagarás cada mes

Cuando tienes un turismo propio, los gastos asociados son una mezcla de ruleta rusa y de montaña rusa. Puedes estar unos meses sin abonar más que el comburente, mas entonces llegan impuestos, revisiones, cambios de neumáticos, o, mucho peor, averías y siniestros, cuyo impacto económico puede ser muy notable para una compañía.

No obstante, con el renting la cuota no cambia, ocurra lo que ocurra. En verdad, si tienes una cuota fija, el coste se sostendrá inalterado a lo largo de toda la duración del contrato. Asimismo puedes decantarse por una cuota revisable, que puede cambiar un tanto de un año para otro, mas proseguirás sabiendo precisamente lo que vas a pagar a lo largo de los próximos meses.

Inflación y renting para empresas

Y ya que charlamos de cuota fija, se puede destacar que decantarse por el renting puede ser una buena solución para eludir que la inflación impacte tus costos, por lo menos a lo largo de toda la duración del renting. Con la subida de costos que conocemos ahora, asegurarte tu cuota mensual por múltiples años es una ventaja esencial.

Una enorme solución de financiación

Si decidieses adquirir el vehículo por tu cuenta, deberías financiar su adquiere de un modo u otro, y desembolsarías una cantidad de dinero significativa. Con el renting, la financiación está incluida. La pagas de manera indirecta, en la cuota mensual, sin aportar el valor del vehículo.

Otra de las grandes ventajas del renting: un vehículo nuevo siempre y en todo momento

Arrendar tu vehículo de empresa te deja estar utilizando un vehículo nuevo, o prácticamente nuevo, todo el tiempo. Es bastante frecuente, por servirnos de un ejemplo, firmar un contrato de 3 años. Cuando acaba el plazo, una de las posibilidades que te va a ofrecer la compañía es continuar con el renting, en unas condiciones de coste muy afines, mas con un nuevo turismo. Así, te favorecerás de los cambios tecnológicos.

Suponiendo, por servirnos de un ejemplo, que el vehículo que cojas hoy sea un híbrido, y que tu contrato de renting dure los 3 años citados ya antes, es bastante probable que la próxima vez ya conduzcas un eléctrico.

Flexibilidad para las compañías cuando vence el renting

Charlé inmediatamente antes de la posibilidad de mudar el vehículo al final del contrato por un modelo a estrenar, mas realmente es solo una entre las 4 opciones que te deja el renting.

  1. Si tus necesidades han alterado, o ya no deseas tener turismo de empresa, al final del renting puedes sencillamente devolver el vehículo. Si fuera de tu propiedad, deberías hallar un comprador, tendrías la responsabilidad en el caso de avería a lo largo de unos meses, etc.
  2. Si consideras que el turismo puede dar más de sí, por norma general la compañía de renting te va a ofrecer la posibilidad de ampliar el contrato por unos meses o años más.
  3. ¿Te chifla ese vehículo en particular? Asimismo lo puedes adquirir, a un coste marcado por la compañía de renting, que lo acostumbra a comunicar con tiempo, a fin de que puedas valorar esa alternativa. En este aspecto, es afín al leasing.
  4. Por último, como ya comentamos, puedes iniciar un nuevo renting con un vehículo nuevo.

Ventajas fiscales del renting para las compañías

Las cuotas del renting son deducibles en el IRPF, en el caso de los autónomos, y en el IS para las sociedades. Mas, donde a mi parecer verdaderamente hay una ventaja fiscal del renting sobre la adquisición del vehículo por la parte de la compañía, es con el desembolso del IVA.

De hecho, imagina una compañía que decide adquirir dos turismos de empresa por un valor imponible de cincuenta euros. Deberá pagar diez y quinientos euros de IVA, una cantidad que quizá no pueda compensar velozmente con el IVA de sus facturas de venta, con el consecuente impacto sobre su tesorería. Ahora imagina que esos dos vehículos se arrendaron y se paga una cuota mensual de cuatrocientos euros por cada uno de ellos de ellos. Cada mes, el IVA pertinente va a ser de ciento sesenta y ocho euros únicamente, una cantidad simple de compensar.

Como ves, decantarse por esa modalidad tiene muchas ventajas, y no sorprende que cada vez haya más vehículos de renting en España.

¿Me he olvidado otras ventajas del renting de vehículos para las compañías? Si es así, no vaciles en mentarlas en la sección de comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí