Toda primera impresión juega un rol esencial, sea en una primera cita, en una asamblea, o en el primero de los días en un área laboral. Ante esto, la relevancia de un buen onboarding para las nuevas incorporaciones es clave para producir valor agregado que motive a los recién llegados desde el primero de los días. Si deseas conocer como es el papel esencial y las ventajas que puede llegar a tener una buena acogida en los primeros días de trabajo de cualquier empleado, ahora, te lo contamos:

1. Integración conveniente

La primordial relevancia de un buen onboarding es que facilita la integración de las nuevas incorporaciones con el resto del equipo, por esa razón es bueno tanto para la compañía para el trabajador. El primero de los días de un trabajador se ha de cuidar para empezar con buen pie la relación. Se ha de lograr dar una buena impresión del puesto y motivar a producir los niveles de productividad deseados.

A lo largo del onboarding se deben destinar todos y cada uno de los recursos posibles para facilitar el proceso de adaptación del nuevo miembro. Sin precisar formalismos a la vieja, una integración perfecta en la que la persona conozca a sus compañeros, las activas básicas y valores de la compañía y empiece a producir vínculos sociales, así se pueden lograr las ventajas aguardados.

El procedimiento de incorporar tecnología para el proceso de onboarding está tomando cada vez mayor popularidad entre las compañías para quitar los complejos procedimientos burocráticos que pueden llegar a implicar la integración en una compañía. Merced a la tecnología, es posible digitalizarlos para una mayor agilidad, eficacia y control de administración para las dos partes.

dos. Fomenta la cultura laboral

Otro de los objetivos del onboarding es la retención del talento que se incorpora a la compañía. Esto se logra a través de la capacitación eficaz y las herramientas de adaptación que transforman a este proceso en uno de retroalimentación.

Un área laboral que haya pasado por un proceso de onboarding va a tener en común un compromiso superior con la organización del trabajo. Esto puede suponer un mayor desempeño tanto individual como colectivo por el valor agregado que produce una comunidad integrada bajo unos valores comunes y claros y los vínculos sociales que se establecen.

tres. Mejora la imagen de la compañía

En el medio y largo plazo, un buen onboarding asimismo se va a ver reflejado en una mejora de la imagen general de la compañía. La cultura empresarial de la organización y la integración de los empleados en ella producirá un buen tiempo laboral que va a mejorar la imagen de la compañía y la transformará en una alternativa atrayente para trabajar entre las integraciones de la compañía.

Pequeños detalles como obsequiar tazas adaptadas con el logotipo de tu empresa, botellas de agua o termos a los empleados producen un branding corporativo a la cabeza de las grandes empresas actualmente.

Crea una bienvenida ideal con un buen onboarding

El primer día en un nuevo puesto es el más esencial y por esa razón desde la compañía se han de cuidar los detalles para dar una buena bienvenida a las nuevas incorporaciones. Se ha de hacer sentir a la persona bien recibida y hacer que se sienta cómoda y a gusto.

Para esto, se puede crear un paquete de bienvenida con detalles y artículos útiles que sean precisos en el día a día del trabajador. Elige obsequios que encajen con tu marca y personalízalos con el logo de tu empresa. En Tazas Publicidad vas a poder localizar una selección de tazas, botellas, termos, vasos con las que asombrar a lo largo de el primero de los días. Un buen onboarding no necesariamente he de ser costoso o complicado de ejecutar a través de estrategias complejas, sencillamente se han de producir las condiciones precisas para lograr un proceso de integración eficaz y amoldado a la realidad de una compañía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí