La ivermectina es un antiparasitario de extenso fantasma, capaz de inmovilizar y suprimir múltiples géneros de parásitos intestinales que ocasionan inconvenientes como oncocercosis, elefantiasis, pediculosis, ascaridiasis, escabiosis o bien estrongiloidiasis intestinal, por poner un ejemplo.

Este fármaco se puede dirigir en adultos y pequeños mayores de cinco años, y se puede adquirir en farmacias bajo el nombre comercial de Ivexterm, Stromectol, Veridex, entre otros muchos, siendo esencial preguntar al médico para su prescripción adecuada, puesto que la dosis puede cambiar conforme al agente infeccioso a tratar y el peso de la persona perjudicada.

La ivermectina es un fármaco antiparasitario indicado para el tratamiento de distintas enfermedades, como por ejemplo:

  • Estrongiloidiasis intestinal;
  • Filariasis, conocido como elefantiasis;
  • Escabiosis, asimismo llamada sarna;
  • Ascaridiasis, que es la infestación por lombrices;
  • Pediculosis, que es la infestación por piojos;
  • Oncocercosis, conocida popularmente como ceguera de los ríos.

Es esencial que el empleo de la ivermectina se realice conforme a la orientación del médico, puesto que de este modo es posible prevenir el surgimiento de efectos desfavorables como diarrea, cansancio, dolor de barriga, pérdida de peso, estreñimiento y vómito. En algunos casos asimismo pueden surgir mareos, somnolencia, vértigo, temblores y urticaria en la piel.

El empleo de la ivermectina ha de ser efectuado conforme con las indicaciones médicas, siendo generalmente recomendado tomar el fármaco en ayunas, una hora ya antes de la primera comida del día. La ivermectina acostumbra a emplearse en dosis únicas y la cantidad de tabletas puede cambiar conforme el peso de la persona y la enfermedad que se quiera tratar.

Solo una dosis del fármaco es capaz de suprimir los parásitos; sin embargo, es esencial que sean efectuados exámenes de heces o bien de sangre dos semanas después del comienzo del tratamiento, puesto que de este modo el médico puede valorar la necesidad de repetirlo.

De forma general, los antiparasitarios pueden emplearse una vez cada seis meses, puesto que el empleo usual de este género de fármaco, eminentemente cuando es en intervalos cortos, puede acrecentar el peligro de efectos secundarios y desarrollo de hepatitis medicamentosa, por servirnos de un ejemplo.

1. Estrongiloidiasis, filariosis, piojos y sarna

Para tratar la estrongiloidiasis, filariosis, infestación por piojos o bien sarna, la dosis recomendada ha de ser ceñida al peso, de la próxima forma:

Peso (en Kg)

N.º de tabletas (seis mg)

quince a veinticuatro

½ tableta

veinticinco a treinta y cinco

1 tableta

treinta y seis a cincuenta

1 ½ tableta

cincuenta y uno a sesenta y cinco

dos tabletas

sesenta y seis a setenta y nueve

dos ½ tabletas

más de ochenta

doscientos mcg por Kg

dos. Oncocercosis

Para tratar la oncocercosis, la dosis recomendada, dependiendo del peso es la siguientes:

Peso (en Kg)

N.º de tabletas (seis mg)

quince a veinticinco

½ tableta

veintiseis a cuarenta y cuatro

1 tableta

cuarenta y cinco a sesenta y cuatro

1 ½ tableta

sesenta y cinco a ochenta y cuatro

dos tabletas

más de ochenta y cinco

ciento cincuenta mcg por Kg

Ciertos efectos secundarios más habituales que pueden suceder a lo largo del tratamiento con ivermectina son diarrea, náuseas, vómitos, debilidad y falta de energía extendida, dolor abdominal, pérdida del hambre o bien estreñimiento. Por norma general, estas reacciones son leves y transitorias.

Además de esto, asimismo puede haber reacciones alérgicas, singularmente cuando se toma ivermectina para oncocercosis, como dolor abdominal, fiebre, comezón en el cuerpo, máculas rojas en la piel, hinchazón en los ojos o bien en los párpados. En el caso de que estos síntomas broten se recomienda interrumpir el empleo de este fármaco y preguntar al médico inmediatamente o bien asistir al servicio de emergencias más próximo.

¿La Ivermectina puede ocasionar hepatitis medicamentosa?

Si bien el prospecto del fármaco no refiera efectos secundarios graves relacionados a inconvenientes en el hígado, como en el caso de la hepatitis medicamentosa, se sabe que este fármaco puede acrecentar la presencia de enzimas hepáticas en exámenes de sangre.

Además de esto, este fármaco está indicado en casos agudos para el tratamiento en un corto plazo, no habiendo estudios sobre sus efectos en el cuerpo a dosis superiores a las recomendadas o bien por periodos largos.

De este modo, posiblemente el empleo prolongado, usual o bien en dosis superiores a las indicadas, pueda crear problemas en el hígado, incluyendo la hepatitis medicamentosa. Lo idóneo es siempre y en todo momento hacer empleo de la Ivermectina bajo la orientación médica.

Este fármaco está desaconsejado en mujeres embarazadas, mujeres lactantes, pequeños menores de cinco años o bien con menos de quince Kg y pacientes con meningitis o bien asma. Además de esto, no ha de ser utilizado en personas con hipersensibilidad a la ivermectina o bien a cualquier otro de los componentes de la fórmula.

El empleo de la ivermectina contra el COVID-diecinueve ha sido extensamente discutido en la comunidad científica, debido a que este antiparasitario tiene acción antiviral contra el virus responsable de la fiebre amarilla, Zika y dengue, con lo que podría tener efecto contra el SARS-CoV-dos.

En el tratamiento del COVID-diecinueve

Si bien determinados estudios efectuados en laboratorios hayan probados que, de hecho, la ivermectina tiene acción antiviral contra el virus SARS-CoV-dos, responsable por el COVID-diecinueve, la OMS y otros órganos de salud como la FDA, la ANVISA y la EMA, no aconsejan el empleo del fármaco para el tratamiento de la infección.

Esto debido a que, en los estudios efectuados en laboratorios, las concentraciones precisas para conseguir el efecto antiviral contra el COVID-diecinueve fueron consideradas muy elevadas, excediendo los límites definidos hoy día como seguros para el empleo en humanos. Además, los estudios clínicos efectuados con pacientes inficionados asimismo probaron resultados con poca patentiza, de manera especial pues fueron empleadas dosis muy diferentes entre cada estudio y, en muchas ocasiones, la ivermectina fue empleada en conjunto con otros fármacos.

De esta forma, las indicaciones de la OMS apuntan que la ivermectina todavía debe emplearse solamente para la realización de nuevos ensayos clínicos que asistan a revisar los efectos y la seguridad del fármaco, no debiendo emplearse en el tratamiento del COVID-diecinueve.

Conozca más sobre los fármacos para tratar la infección por el nuevo coronavirus.

En la prevención del COVID-diecinueve

El empleo de fármacos para la prevención de una infección o bien enfermedad siempre y en toda circunstancia ha de ser realmente bien estudiado, puesto que la administración prolongada de cualquier clase de substancia puede provocar efectos graves para la salud, aun si es usada en bajas dosis.

Por esta razón, la OMS desaconseja el empleo de ivermectina o bien de cualquier otro fármaco en la prevención del COVID-diecinueve, y también señala que las únicas formas comprobadas y seguras de impedir la infección son la vacunación y la adopción de medidas precautorias, como el distanciamiento social, el lavado de las manos y la utilización de mascarillas de protección individual. Conozca de qué manera marchan las vacunas contra el COVID-diecinueve y vea de qué manera resguardarse del coronavirus.

También, otros órganos de salud, como la FDA, además de los efectos graves para la salud, asimismo apuntan que el empleo prolongado de ivermectina puede dañar el efecto de otros fármacos que estén siendo empleados en el tratamiento de otros problemas médicos, de forma especial los anticoagulantes, aparte de existir peligro de sobredosis en un largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here