Los jardines requieren cuidados, no importa el tamaño que tengan, y el más importante es el riego. Si el jardín no se riega con la frecuencia apropiada, las plantas se mueren.

Un sistema de riego para un jardín es una manera fácil y práctica de mantener el nivel de humedad que requieren las plantas, flores, césped o lo que sea que se tenga sembrado, sobre todo si no contamos con el tiempo de hacerlo de manera manual.

Para instalar un sistema de riego estándar, existen en el mercado los materiales y equipos necesarios, de manera que se puedan cubrir las necesidades del jardín.

¿Qué se necesita para instalar un sistema de riego?

Los equipos y el material de riego necesarios van a depender del tamaño del jardín, y también, del punto donde se encuentre la toma de agua y la toma de electricidad. Para determinar la lista de materiales, podemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Calcular la distancia entre la toma de agua y la toma de electricidad. El sistema requiere una unidad de control de riego, la cual debe estar conectada al grifo y a la toma eléctrica. Si las 2 tomas no están cerca, hay que decidir si se mueve el punto de agua o de electricidad.
  • Luego se debe verificar el alcance de los aspersores y compararlo con la geografía del jardín. En este aspecto es conveniente hacer un esquema del jardín a escala y colocar los aspersores de la manera más eficiente posible.
  • En relación con el número de aspersores y su disposición, se puede determinar la cantidad de tuberías, los conectores en T, los conectores en L, etcétera.
  • Además de lo anterior, se necesita un sensor de lluvia, válvula de drenaje, y grava.

Equipos de bombeo para sistemas de riego

Los equipos de bombeo se requieren en los casos en los que el agua para regar el jardín no proviene de una toma de agua a presión, sino que viene de un pozo o un tanque.

Hay varios tipos de bombas para sistemas de riego, por lo que para tomar una decisión en cuanto a cuál instalar, hay que tener en cuenta las necesidades del sistema que se está instalando.

Los tipos de bombas para sistemas de riego son los siguientes:

  • Bomba centrífuga de eje horizontal. Desarrollan una eficiencia mecánica de un 40% aproximadamente.
  • Bomba centrífuga de eje vertical (bomba turbina vertical). Son mucho más eficientes que las horizontales. Pueden llegar a un 80% de eficiencia mecánica.
  • Bomba sumergible. Se puede usar tanto en tanques como en pozos profundos.

¿Cómo instalar un sistema de riego para el jardín?

  • Después de tener bien determinada la posición de los aspersores y teniéndolos marcados en el terreno, se procede a abrir la zanja. Una profundidad de 20 cm es suficiente en la mayoría de los casos.
  • La unidad de control se instala en el grifo, de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Tras tenerlo instalado y acoplado, se comienza a instalar la tubería, desde la unidad de control hacia el terreno, esto se hace con un conector apropiado y luego el tubo.
  • A partir de ahí, se procede de acuerdo al terreno, cortando la tubería con unas tijeras especiales y enroscando los conectores en forma de L o en T, de acuerdo al recorrido.
  • En cada punto que se haya determinado, se coloca un aspersor, conectándolo a la tubería.
  • Dependiendo de la estabilidad del terreno, se coloca grava debajo de cada conector, aspersor o donde se requiera, de manera que la tubería quede bien posicionada y segura.
  • En la parte más baja de la instalación se coloca la válvula de drenaje.
  • Una vez colocadas todas las piezas, se abre el paso de agua para hacer una prueba, donde se comprueba que el agua llega a todos los aspersores y que no hay fugas. Si todo está bien, se procede a tapar la zanja de la manera más estética posible.

Siguiendo todos los pasos, y con los equipos y materiales adecuados, el jardín contará con un sistema de riego que le proveerá el agua necesaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí