Los inconvenientes de pareja en vacaciones son más habituales de lo que puedes sospechar. Mas ¿por qué ocurre esto? Cuando pronuncian la palabra “vacaciones” todos nos imaginamos una temporada llena de amor, compartir y aventuras, no obstante en ocasiones las cosas no son lo que imaginamos.

Todos hemos llegado a meditar que unas vacaciones en pareja pueden ser lo más romántico del planeta, e inclusive muchos las utilizan como recurso para intentar solventar sus diferencias.

Sin embargo, en ocasiones la realidad se mofa de la fantasía y llegan los inconvenientes de pareja en vacaciones a poner de manifiesto que eso que considerábamos un salvavidas puede ser el detonante del naufragio.

Teniendo claro que las vacaciones no son las autoras de los inconvenientes, es preciso que la pareja tome la resolución de enfrentar sus contrariedades y para ello la relevancia de la terapia en la pareja es esencial.

¿Por qué razón aumentan los inconvenientes de pareja en vacaciones?

Probablemente vas a conocer el caso de alguna pareja que parecía llevarse maravillosamente y tras unas vacaciones deciden recortar la relación. Esto suena sorprendente, mas es más frecuente de lo que te puedes imaginar, y la razón es fácil, la época de vacaciones alteran las rutinas rutinarias y pone en patentiza los inconvenientes no resueltos.

Hay un fallo bastante extendido y es opinar que las vacaciones van a ser un amorío en donde el romance fluirá y la amedrentad va a ser una cosa excelente, cuando en todo el año las cosas no han funcionado de esa forma. Esta es una de las ilusiones que hacen que se desaten los inconvenientes de pareja en vacaciones y que las personas no sepan de qué manera reaccionar.

¿Las vacaciones son las autoras de las crisis?

La primera cosa que debes saber es que las vacaciones no son en sí las autoras de las crisis de pareja, puesto que solamente hacen es poner en patentiza lo que por adelantado funcionaba mal.

Generalmente las parejas tienen rutinas establecidas en las que en muchas ocasiones, si bien vivan juntos, ya no comparten tiempo de calidad y su conexión se pierde sin que mismos se den cuenta.

El trabajo, el estudio, los hijos, las incesantes ocupaciones de la vida rutinaria hacen que las relaciones de pareja se fracturen poco a poco y cuando la pareja está de nuevo cara a cara, revienta el enfrentamiento.

Hay parejas que a lo largo de todo el año se refugian en el trabajo, los amigos o bien la familia, dejando a un lado su relación de pareja.

Cuando llega la época de vacaciones con el tiempo libre y la ocasión de pasar más tiempo juntos,  todos esos inconvenientes que estaban latentes se vuelven evidentes, y lo que pintaba como un romance se manifiesta como el instante para enfrentar todas y cada una de las problemáticas que llevaban tanto tiempo ignorando.

En esos instantes son comunes los reclamos por cosas reprimidas, las discusiones y las diferencias, pues el contexto hace que fijemos nuestra atención en el otro y de esta forma todas y cada una aquellas actitudes o bien comportamientos que no nos agradan semejan ser cosas inaguantables.

¿De qué manera solventar los inconvenientes de pareja?

La terapia de pareja es una herramienta esencial para encarar las crisis en las relaciones. Estos son espacios seguros en donde las parejas pueden expresarse de forma libre, con el acompañamiento de un terapeuta que marcha como intercesor para asistir a localizar la solución a todas y cada una esas problemáticas que desgastan la relación.

Acá cada uno de ellos se da cuenta del juego de papeles que tienen en la pareja y se hacen siendo conscientes de los aspectos que deben curar para robustecer su vínculo y hacer florecer su relación.

Con lo que, la idea no es aguardar a que se hagan evidentes los inconvenientes de pareja en vacaciones, sino más bien sostener una relación próxima, una comunicación eficaz y buscar ayuda profesional en terapia de pareja en el instante conveniente, para disfrutar de relaciones sanas y plenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here