El uso de lentillas se ha popularizado en los últimos años, ya que, en muchas ocasiones, ofrecen  muchas ventajas sobre las gafas, sobre todo en verano. Además, el precio de las lentillas es tan asequible que son accesibles a todo el mundo, aunque solo se quieran usar durante las temporadas estivales o para ocasiones concretas. Tiendas online especializadas en lentillas, como Vision Direct, ofrecen una amplia gama de lentillas para todos los gustos y todas las necesidades. 

Ventajas de usar lentillas en verano

Usar lentillas en verano tiene muchas ventajas. Una de ellas es que evitas todos los problemas propios de las gafas y el calor, como roces en la zona de apoyo de las gafas debido al sudor. Además, puedes usar cualquier tipo de gafas de sol y tener todas las que quieras sin preocuparte por graduar los cristales.

Otras de las grandes ventajas de las lentillas frente a las gafas es que no tendrás que preocuparte por que se te empañen con la mascarilla. Aunque hay productos especiales para que no empañen las gafas, lo cierto es que es bastante engorroso. 

Además, las lentillas son muy cómodas para ir a la playa y a la piscina, para salir o para irte de vacaciones. Si te decides por una marca de lentillas baratas podrás usar un par de lentillas nuevo cada día por menos de los que cuesta un café. 

Las lentillas también son perfectas para hacer deporte, sobre todo en verano, ya que con el calor las gafas pueden resultar muy molestas. Además, si haces deporte al aire libre, podrás usar gafas de sol deportivo sin preocuparte por la graduación. 

Precauciones a la hora de usar lentillas en verano

Sin embargo, hay algunas precauciones que tienes que considerar a la hora de usar lentillas, especialmente en verano. Una de ellas tiene que ver con las horas de uso. No hay que perder de vista que los ojos deben descansar cuando se usan lentillas. Por lo general, no suele pasar nada si un día llevas puestas lentillas más horas de las recomendables. Basta con quitárselas un rato y volvérselas a poner para que el ojo descanse.

Además, hay que mantener el ojo bien hidratado. Es conveniente usar lágrimas artificiales, suero o algún producto específico varias veces al día para cuidar el ojo y estar más cómodo con las lentillas. 

También es importante limpiar bien las lentillas después de usarlas, en el caso de usar lentillas quincenales o mensuales. Si usas lentillas diarias, simplemente deséchalas.

Por otra parte, es importante tener mucho cuidado al bañarse en la piscina o en el mar con las lentillas, ya que se pueden perder fácilmente si abres los ojos bajo el agua. Además, es muy molesto que entre agua en los ojos con las lentillas puestas. En estos casos, conviene bañarse con gafas de natación.

Un último consejo: no duermas con las lentillas puestas, ni siquiera una pequeña siesta. Tal vez conozcas a alguien que se haya quedado dormido sin quitarse las lentillas y no le ha pasado nada. Pero quitarse las lentillas después de quedarse dormido es muy difícil y molesto, porque se quedan resecas y muy pegadas al ojo. Puedes romperlas y, lo que es peor, hacerte daño. Si te ocurre, hidrata el ojo primero y luego quítatelas con cuidado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here