El frijol, como otros granos, como los garbanzos, lentejas o soja, son muy flatulentos por el hecho de que tienen grandes cantidades de oligosacáridos, un género de hidrato de carbono  que no es digerido por el organismo, pudiendo producir malestar abdominal y cólicos.

Los oligosacáridos presentes en el frijol, son utilizados como comestibles para las bacterias intestinales, fomentando la fermentación de gases intestinales. No obstante, ciertas estrategias, como dejar remojar y cocinar bien el frijol, asisten a reducir la capacitación de gases en el intestino.

Aparte de eso, ciertas medidas, como hacer masajes en el abdomen, emplear fármacos y consumir tés, por servirnos de un ejemplo, asimismo pueden asistir a suprimir los gases intestinales ya formados. Conozca otros consejos para suprimir los gases.

Los tres consejos a fin de que los frijoles o cualquier legumbre no cause gases son:

1. Dejar el frijol en remojo a lo largo de doce horas

Dejar el frijol en remojo a lo largo de diez a doce horas en agua fría y después, suprimir el agua que se usó. Entonces, lavar los granos en agua corriente y poner agua nueva ya antes de cocinar. Así, se reduce la cantidad de oligosacáridos presentes en los frijoles, ayudando a calmar la capacitación de gases intestinales.

dos. Dejar el frijol cocinarse por bastante tiempo

Dejar el frijol cocinarse a lo largo de treinta minutos en una cacerola de presión, o entre sesenta a noventa minutos en una cacerola común, ayuda a prosperar la digestión de las legumbres, eludiendo la capacitación de gases, cólicos y malestar abdominal.

tres. No comer la cascarilla del frijol

Para comer frijoles sin preocuparse por los gases que pueden ocasionar, se debe eludir comer la cascarilla de los granos, ya que esta parte tiene mayor cantidad de oligosacáridos que la parte interior de las legumbres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí