La frecuencia cardiaca señala la cantidad de veces que el corazón late por minuto y su valor normal en adultos cambia entre sesenta a cien latidos por minuto en reposo. No obstante, puede cambiar conforme a ciertos factores como la edad, nivel de actividad física efectuada o bien la presencia de alguna enfermedad cardiaca.

La frecuencia cardiaca ideal en reposo conforme a la edad es:

  • Hasta dos años de edad: ciento veinte a ciento cuarenta lpm,
  • Entre ocho años hasta diecisiete años: ochenta a cien lpm,
  • El adulto sedentario: setenta a ochenta lpm,
  • Adulto que practica actividad física y adultos mayores (> sesenta y cinco años de edad): cincuenta a sesenta lpm.

El ritmo cardiaco es un indicador esencial del estado de salud. Vea cuál es la frecuencia cardiaca en pequeños conforme la edad.

En caso desee saber si su frecuencia cardiaca está normal, ponga sus datos en la calculadora a continuación:

La próxima tabla muestra la frecuencia cardiaca normal para hombres:

Edad dieciocho – veinticinco años

veinticinco – treinta y cinco años

treinta y seis – cuarenta y cinco años cuarenta y seis – cincuenta y cinco años cincuenta y seis – sesenta y cinco años + sesenta y cinco años
Genial (lat/min) cincuenta y seis a sesenta y uno cincuenta y cinco a sesenta y uno cincuenta y siete a sesenta y dos cincuenta y ocho a sesenta y tres cincuenta y siete a sesenta y uno cincuenta y seis a sesenta y uno
Buena (lat/min) sesenta y dos a sesenta y cinco sesenta y dos a sesenta y cinco sesenta y tres a sesenta y seis sesenta y cuatro a sesenta y siete sesenta y dos a sesenta y siete sesenta y dos a sesenta y cinco
Normal (lat/min) setenta a setenta y tres setenta y uno a setenta y cuatro setenta y uno a setenta y cinco setenta y dos a setenta y seis setenta y dos a setenta y cinco setenta a setenta y tres
Menos buena (lat/min) setenta y cuatro a ochenta y uno setenta y cinco a ochenta y uno setenta y seis a ochenta y dos setenta y siete a ochenta y tres setenta y seis a ochenta y uno setenta y cuatro a setenta y nueve
Mala (lat/min) +82 +82 +83 +84 +82 +80

Esta tabla muestra la frecuencia cardiaca normal para mujeres:

Edad dieciocho – veinticinco años dieciocho – veinticinco años treinta y seis – cuarenta y cinco años cuarenta y seis – cincuenta y cinco años cincuenta y seis – sesenta y cinco años + sesenta y cinco años
Genial (lat/min) sesenta y uno a sesenta y cinco sesenta a sesenta y cuatro sesenta a sesenta y cuatro sesenta y uno a sesenta y cinco sesenta a sesenta y cuatro sesenta a sesenta y cuatro
Buena (lat/min) sesenta y seis a sesenta y nueve sesenta y cinco a sesenta y ocho sesenta y cinco a sesenta y nueve sesenta y seis a sesenta y nueve sesenta y cinco a sesenta y ocho sesenta y cinco a sesenta y ocho
Normal (lat/min) setenta y cuatro a setenta y ocho setenta y tres a setenta y seis setenta y cuatro a setenta y ocho setenta y cuatro a setenta y siete setenta y cuatro a setenta y siete setenta y tres a setenta y seis
Menos buena (lat/min) setenta y nueve a ochenta y cuatro l setenta y siete a ochenta y dos setenta y nueve a ochenta y cuatro setenta y ocho a ochenta y tres setenta y ocho a ochenta y tres setenta y siete a ochenta y cuatro
Mala (lat/min) +85 +83 +85 +84 +84 +84

Si la frecuencia está sobre los valores mostrados en la tabla, se debe practicar ejercicios de manera regular pues esto mejora la capacidad cardiaca y de esta manera el corazón logra bombear exactamente la misma cantidad de sangre, con menos esmero, lo que naturalmente reduce la frecuencia cardiaca en reposo.

Para medir la frecuencia cardiaca puede poner el dedo índice y el medio en la parte lateral del cuello donde se puede sentir los latidos cardiacos y contar cuántas pulsaciones se sienten a lo largo de 1 minuto.

El cálculo asimismo puede efectuarse contando los latidos hasta quince segundos y multiplicar el resultado por cuatro. Otra forma más fiel es emplear un pequeño aparato llamado medidor de frecuencia cardiaca que se pone en el dedo, o bien usar relojes singulares que miden la FC.

Además de esto, otra forma de medir la frecuencia cardiaca es con un pulsómetro, es un dispositivo en forma de pulsera que se pone en la muñeca, siendo empleado primordialmente por atletas. Estos productos pueden comprarse en las tiendas de productos médicos o bien de deporte.

Los primordiales factores que alteran la frecuencia cardiaca están convocados a continuación:

  • Sobre cien lat/min:

No en todos y cada uno de los casos el incremento de los latidos cardiacos es ocasionado por alguna situación alarmante. El corazón puede palpitar más fuerte o bien acelerado en situaciones cada día como:

  • Emociones fuertes;
  • Accesos de pánico o bien de ansiedad;
  • Relación sexual;
  • Fiebre;
  • Práctica de ejercicios;
  • Realización de algún esfuerzo;
  • Empleo de medicamentos;
  • Presión arterial alta. Vea qué hacer cuando la presión está alta;
  • Ingestión de grandes cantidades de alcohol o bien cafeína;
  • Sufrimiento de alguna enfermedad cardiaca como insuficiencia cardiaca o bien enfermedad valvular cardiaca, como de otras enfermedades como aterosclerosis o bien hipertensión.

Cuando la presión está elevada, sobre ciento cuarenta x noventa mmHg, hay taquicardia y si la presión sigue subiendo, existe peligro de infarto. Los síntomas que pueden señalar que la persona tiene o bien puede tener un infarto incluyen dolor en el pecho o bien en el brazo, sensación de mala digestión, mareo y sudor frío. Si la persona presenta estos síntomas se debe ir al centro de atención o bien llamar a una ambulancia. Vea cuáles son los primeros síntomas de infarto.

Si la persona presenta este incremento de la frecuencia cardiaca más de tres veces a la semana, de esta manera sea estando en reposo sin hacer ningún esmero, o bien en ninguna de las situaciones mentadas previamente, lo mejor va a ser preguntar con un cardiólogo a fin de que le efectúen exámenes al corazón y también identificar la causa para comenzar el tratamiento si fuera preciso.

  • Por debajo de sesenta lat/min:

Los latidos cardiacos inferiores a sesenta latidos por minuto pueden acontecer debido a la vetustez o bien ser apenas un efecto secundario de determinados fármacos para el corazón. No obstante, la FC baja asimismo puede apuntar inconvenientes cardiacos como bloqueo cardiaco o bien disfunción del nódulo sinusal eminentemente si va acompañada de mareos, cansancio o bien falta de aire. Por tanto, si la persona tiene el ritmo cardiaco enclenque debe preguntar a un cardiólogo para hacer exámenes al corazón, identificar la causa y también empezar el tratamiento, si es preciso.

Si la frecuencia cardiaca está altísima y la persona siente el corazón muy acelerado, lo que puede procurar hacer para normalizar los latidos del corazón en aquel instante es:

  • Sostenerse de pie y inclinarse un tanto apoyando las manos en las piernas, toser de forma fuerte cinco veces seguidas;
  • Respirar profundo y soltar el aire de forma lenta por la boca, tal y como si estuviese apagando suavemente una vela;
  • Efectuar un recuento recesivo de veinte a 0, tratando de calmarse.

De este modo el ritmo cardiaco va a deber reducir un tanto, mas si observa que esta taquicardia ocurre de forma usual, es preciso ir al médico para contrastar lo que puede estar ocasionando ese incremento y si es preciso hacer algún tratamiento.

Cuando la persona mide su frecuencia cardiaca en reposo y piensa que podría estar más baja, la mejor manera de normalizarla es haciendo actividad física de forma regular. Pueden ser travesías, carreras, clases de hidrogimnasia o bien cualquier otra actividad que lleve al acondicionamiento físico.  Vea cuál es la frecuencia cardiaca para bajar de peso.

La frecuencia cardiaca máxima cambia conforme la edad y el género de actividad que la persona hace a diario, mas puede ser verificada efectuando el próximo cálculo matemático: A doscientos veinte se le debe quitar la edad (en el caso de los hombres) y a doscientos veintiseis se le debe quitar la edad (en el caso de las mujeres).

Un adulto joven puede tener un latido máximo de noventa y un atleta puede tener una frecuencia cardiaca máxima de cincuenta y cinco, esto está relacionado directamente a la condición física de la persona. Lo esencial es saber que la frecuencia cardiaca máxima de una persona puede ser diferente a la de otra y esto no representa ningún problema médico, sino está relacionado a la condición física.

Para adelgazar y al tiempo abrasar grasa, se debe adiestrar en un rango de sesenta a setenta y cinco por ciento de la frecuencia cardiaca máxima, que cambia conforme con el sexo y la edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here