El flujo rosado puede ser uno de los primeros signos de embarazo, siendo considerado algo normal y sin motivo de preocupación. Además de esto, este flujo vaginal asimismo puede estar relacionado con la fase del ciclo menstrual en que la mujer se halla o cuando la mujer cambia de anticonceptivo.

Sin embargo, en algunos casos, la presencia de este flujo rosado puede estar relacionado con otras condiciones más serias, como quistes en los ovarios o una enfermedad inflamatoria pélvica, eminentemente si brotan otros signos y síntomas asociados.

Cuando el flujo rosado es usual y/o se acompaña de síntomas como dolor abdominal, náuseas u fragancia fuerte, se debe asistir al ginecólogo a fin de que realice una evaluación que deje identificar si hay algún inconveniente e indique el tratamiento más conveniente, en caso sea preciso.

Primordiales causas

Ciertas causas que pueden estar produciendo un flujo rosado son:

1. Inicio o final de la regla

Ciertas mujeres que se hallan en los primeros o últimos días de la regla pueden presentar un flujo rosado, que en general, brota a resultas de una mezcla entre las secreciones vaginales y la sangre procedente de la regla.

Qué hacer: tener un flujo rosado al principio o al final de la regla es a la perfección normal, no siendo preciso efectuar ningún tratamiento.

dos. Embarazo

El flujo rosado asimismo puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo. Este flujo se genera después de que el óvulo ya fecundado por el espermatozoide se implanta el pared uterina para empezar a desarrollarse. Conozca qué es el sangrado de implantación y cuántos días dura.

El flujo vaginal de anidación es de color rosa claro y puede ser espeso, semejante a la clara de huevo, con un aspecto aguado o lechoso. Generalmente, acostumbra a aparecer 1 o dos veces y en pequeñas cantidades, pudiendo apreciarse como unas pequeñas máculas rosadas o con ciertos filamentos de sangre en el papel del váter al limpiarse tras mear, en la ropa íntima o en la toalla sanitaria.

Aparte de esto, el flujo rosado puede aparecer unos días ya antes de la data de tu próxima regla, ya que ocurre unos días una vez que se generó la ovulación.

Qué hacer: la aparición del flujo rosado tras la fecundación, si bien no ocurre en todas y cada una de las mujeres, es de forma perfecta normal. No obstante, es esencial mentar que para confirmar si se trata de un embarazo o no, se debe efectuar una prueba de farmacia o de sangre.

Aparte de esto, si la intensidad del sangrado aumenta, se debe asistir al ginecólogo. Vea otros signos y síntomas de embarazo.

tres. Desequilibrio hormonal

Cuando la mujer padece algún desequilibrio hormonal puede presentar flujo rosado. Por norma general, esto sucede cuando el estrógeno, una hormona que se hace cargo de inducir la proliferación celular eminentemente del endometrio, mama y de los ovarios, no se halla en cantidades suficientes para sostener el recubrimiento uterino estable, dejando su descamación, lo que podría causar el surgimiento de flujo vaginal con una coloración rosada.

Qué hacer: el desequilibrio hormonal puede ser ocasionado por diferentes factores como agobio, mala nutrición, exceso de peso o alguna enfermedad asociada. Por esta razón, es esencial asistir al ginecólogo o endocrinólogo para saber qué está ocasionando estas perturbaciones y a fin de que indique el tratamiento más conveniente, de ser preciso.

cuatro. Anticonceptivos

Ciertas mujeres presentan flujo vaginal rosado cuando empiezan o cambian de procedimiento anticonceptivo que contenga hormonas, siendo más habitual en aquellos que tienen bajos niveles de estrógenos o los que poseen solo progestágenos en su composición.

Además, este flujo asimismo se puede presentar cuando la mujer no toma adecuadamente la pastilla anticonceptiva, creando perturbaciones hormonales que a su vez pueden causar este inconveniente.

Qué hacer: el surgimiento de flujo rosado es un posible efecto secundario del uso de anticonceptivos hormonales, y generalmente brota a lo largo del primer mes o a lo largo de los tres meses siguientes de haber empezado el anticonceptivo. Por esta razón, si el flujo rosado se extiende por más tiempo, es esencial que la mujer asista al ginecólogo a fin de que este valore si es preciso o no mudar de anticonceptivo.

cinco. Quistes en los ovarios

Un quiste en el ovario es un saco lleno de líquido que se puede formar en el interior o alrededor del ovario. Este puede ser asintomático o no, pudiendo causar el surgimiento de signos y síntomas como flujo rosado, dolor abdominal, perturbaciones en la regla o complejidad para quedar encinta.

Qué hacer: si presenta ciertos síntomas mentados previamente debe preguntar al ginecólogo, debido a que es preciso la realización de exámenes que dejen valorar las peculiaridades del quiste para poder comenzar el tratamiento más conveniente.

En la mayor parte de los casos, el médico acostumbra a apuntar el uso de pastillas anticonceptivas con estrógenos y progesterona. Sin embargo, en los casos más graves, donde los síntomas son intensísimos y/o el quiste tiene signos de malignidad, podría ser indicada la realización de una cirugía para extraerlo, o aun remover el ovario.

Conozca cuáles son las clases de quistes en los ovarios.

seis. Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección que se empieza en la vagina y va ascendiendo hasta afectar el útero, las trompas y los ovarios, pudiéndose esparcir sobre una enorme área pélvica extensa o aun por el abdomen. Esta enfermedad causa síntomas como flujo rosado, amarillento o verdoso, sangrado a lo largo de las relaciones íntimas y dolor pélvico.

Qué hacer: debe asistir al ginecólogo a fin de que realice exámenes que dejen identificar cuál es el microorganismo responsable de la enfermedad, y de este modo señalar el tratamiento más conveniente, que en general incluye el uso de antibióticos. Conozca más detalles sobre el tratamiento de la EIP.

siete. Aborto espontáneo

El flujo rosado asimismo puede ser un signo de aborto espontáneo, una situación muy habitual que puede suceder a lo largo de las primeras diez semanas de gestación, eminentemente debido a una malformación fetal, consumo en demasía de alcohol o drogas o traumatismo en la zona abdominal.

Generalmente, los signos y síntomas de un aborto espontáneo acostumbran a aparecer de forma repentina, y pueden incluir fiebre, dolor abdominal intenso, cefalea y flujo vaginal rosado, el que puede tornarse progresivamente en un sagrado más intenso con pérdida de coágulos por la vagina.

Qué hacer: en caso que la mujer sospeche que está padeciendo un aborto espontáneo, debe asistir de manera inmediata a la emergencia médica.

ocho. Menopausia

En el momento en que una mujer está en el periodo de transición para la menopausia, atraviesa por determinados desequilibrios hormonales, que da origen a perturbaciones del ciclo menstrual. Como consecuencia, pueden surgir ciertos signos y síntomas como flujo rosado, ondas de calor, complejidad para dormir, sequedad vaginal y perturbaciones del humor.

Vea cuáles son los síntomas de la menopausia y haga nuestra prueba en línea.

Qué hacer: el tratamiento para la menopausia ha de ser efectuado si los síntomas ocasionan molestias y comprometen la calidad de vida de la mujer. En determinados casos, se puede justificar la terapia de remplazo hormonal o el uso de suplementos alimentarios.

Vea en el vídeo ahora de qué forma identificar apropiadamente el flujo de cada color y qué puede ser:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí